Política

Estrategia de Vox en la moción de censura: Abascal anunciará que no busca ser presidente sino convocar elecciones

El primer discurso arremeterá con dureza contra Sánchez, pero la intervención del líder se centrará en lanzar propuestas y explicar su proyecto de país. Dos equipos distintos han aportado ideas

Pedro Sánchez y Santiago Abascal, en el Congreso de los Diputados.
photo_camera Pedro Sánchez y Santiago Abascal, en el Congreso de los Diputados.

El Pleno del Congreso acogerá este miércoles el debate de la moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez. Santiago Abascal ultima su puesta de escena en la tribuna con un discurso en el que anunciará que no busca ser presidente sino convocar elecciones de inmediato.

La iniciativa de Vox no tiene visos de salir adelante, ya que a priori solo cuenta con el apoyo garantizado de sus 52 diputados. El PP no ha aclarado si dará su apoyo y todavía está en el aire si votará en contra o se decantará por la abstención.

Se han formado dos equipos distintos

Fuentes conocedoras de la estrategia de Vox, que se lleva estos días con la máxima discreción, revelan a Confidencial Digital que Santiago Abascal ha formado en los últimos días dos equipos distintos para la elaboración de los discursos.

En esos grupos de trabajo han aportado ideas la mayoría de los asesores parlamentarios de Vox en el Congreso, pesos pesados de la formación como Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. Explican además que se ha consultado “a personas de fuera del partido”.

Garriga asumirá el discurso más agresivo

Así las cosas, el debate del miércoles se iniciará con la defensa de la moción de censura que efectuará el diputado Ignacio Garriga, quien encabezó la lista de Vox por Barcelona en las últimas generales.

Las fuentes del partido consultadas por ECD explican que el discurso de Garriga se centrará en argumentar, “en un tono destructivo y agresivo”, por qué Vox cree que “hay que echar a Pedro Sánchez de La Moncloa”.

Su intervención no tendrá límite de tiempo, pero el Gobierno podrá intervenir cuando considere oportuno replicar.

Anticipan que la defensa de la moción incluirá entre sus motivaciones un listado de duras acusaciones contra el “Gobierno social-comunista” de Sánchez, a quien atribuirá “aspiraciones de convertirse en jefe del Estado”, y le acusará también de propiciar un “cambio de régimen que aproxima a España al modelo chavista venezolano”.

En la cúpula de Vox reconocen que Santiago Abascal quiere potenciar la figura de Ignacio Garriga porque será su candidato a las elecciones catalanas, previstas para el próximo mes de febrero. El debate de la moción de censura puede convertirse en su plataforma para darle a conocer entre el electorado catalán.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

Abascal sorprenderá adoptando un tono constructivo

Tras el turno de Garriga, Santiago Abascal, en su papel de candidato, protagonizará un papel menos agresivo y más constructivo, aunque incluirá también algún ataque a Sánchez. Se centrará en “lanzar propuestas y explicar su proyecto de país”.

Fuentes de Vox explican a ECD que el líder del partido pronunciará, a diferencia de lo que es habitual en sus comparecencias parlamentarias, un discurso “no partidista”.

“Habrá sorpresas en el discurso de Abascal, va a ser muy completo”, ha avanzado este lunes el número tres de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Las fuentes consultadas revelan que Santiago Abascal no planteará su alternativa al actual Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, sino que anunciará solemnemente desde la tribuna del Congreso que él “no busca ser presidente del Gobierno”.

Promesa de convocar elecciones

Por lo tanto, afirman que el único punto de su programa será la promesa de convocar elecciones para dar la palabra a los ciudadanos de cara a la gestión futura de la crisis económica por el coronavirus

Hasta ahora, Vox no ha aclarado si, en el caso improbable de que prospere la moción de censura, Abascal convocaría de inmediato elecciones, como ha dicho en algunas ocasiones. Tampoco se recoge esa intención en el texto de la moción de censura. Sin embargo, así lo hará.

Sánchez no cumplió su promesa

Hay que recordar que Pedro Sánchez presentó la moción de censura que le llevó a La Moncloa asegurando que su Gobierno convocaría elecciones “cuanto antes”. Sus principales colaboradores, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, también lo manifestaron públicamente.

“Tras la moción de censura del PSOE contra Rajoy, las elecciones serán lo antes posible”, llegó a decir el secretario de Organización del PSOE y ahora también ministro de Transportes.

Pero una vez alcanzado el poder, el compromiso del PSOE y del propio presidente del Gobierno se fue demorando. Primero se fue modulando, y luego se convirtió definitivamente en una promesa incumplida. Sánchez no convocó elecciones hasta casi un año después, obligado por la incapacidad de sacar adelante unos Presupuestos.

Vox dará la batalla por el aforo

La limitación de aforo impuesta en el Congreso como medida de protección frente al coronavirus impactará de lleno en el desarrollo de la sesión plenaria de la moción de censura de Vox.

Fuentes del partido de Abascal confirman a ECD que han presentado un recurso contra la decisión de la Mesa del Congreso de permitir el voto telemático para la votación de la moción de censura. Asumen que los grupos pactaron mantener un aforo total del 50% de diputados en el hemiciclo durante todas las sesiones parlamentarias.

Pero el Reglamento establece, al igual que para la sesión de investidura, que la votación de la moción de censura sea pública y por llamamiento. Los diputados son llamados por los secretarios de la Mesa, se ponen de pie en el escaño y dicen en voz alta: si, no o abstención.

En el Congreso recuerdan, no obstante, que existen excepciones a esta norma: la propia ministra de Igualdad, Irene Montero, votó telemáticamente durante la moción de censura impulsada por Pedro Sánchez en 2018.

Este miércoles por tanto habrá menor presencia de diputados en el hemiciclo, los periodistas no podrán acceder a los dirigentes políticos -por estar sometidos a severas restricciones de movilidad en la Cámara-.

En caso de votación telemática masiva por la prohibición de llenar todos los escaños por la pandemia, serán los secretarios de la Mesa los que informen del sentido del voto emitido desde el exterior.

Sin embargo, fuentes de Vox afirman que pretenden que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, eleve el aforo permitido en el hemiciclo para que “haya más ambiente”. Admiten en privado la importancia de que “puedan asistir cuántos más diputados de Vox mejor, por el tema de los aplausos”.

Desde el partido señalan que la situación podría solventarse estableciendo turnos o tandas de votación, y confirman que sus 52 diputados acudirán a votar presencialmente. Consideran injusto que el PSOE se saltase la norma en un pleno ordinario, y que ellos deban acatarlas durante una moción de censura.

Recuerdan que, cuando Pedro Sánchez regresó de Bruselas con los 140.000 millones para España del plan de recuperación europeo, “Batet no puso objeción a que se llenase entonces la bancada socialista para ovacionar al presidente”. Aseguran que darán la batalla sobre esta cuestión hasta el último minuto en la Mesa del Congreso.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?