Política

La familia Franco acusa al Gobierno de tener “secuestrada” la tumba del dictador

Para poder visitarla tienen que pedir permiso al menos veinticuatro horas antes. El Gobierno lo justifica en que se trata de un bien patrimonial propiedad del Estado

El Panteón de Mingorrubio
photo_cameraEl Panteón de Mingorrubio

El dictador Francisco Franco se encuentra en la cripta del cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, desde el 24 de octubre. Y la familia Franco no puede acudir a visitar la tumba sin antes pedir permiso al Ejecutivo.

Los familiares denuncian lo que califican de “secuestro” del féretro, y el Gobierno explica que como “bien patrimonial” del Estado, el panteón les corresponde administrarlo a ellos. 

No tienen la llave

“La familia no tiene la llave del panteón, que está controlado por el Gobierno, y por tanto mis clientes no pueden acudir libremente”, explica a Confidencial Digital Luis Felipe Utrera, abogado de la familia Franco.

Para tener acceso a la cripta, los Franco deben avisar al Ejecutivo con al menos 24 o 48 horas de antelación. Además, solo pueden visitarlo miembros de la familia. Ninguna otra persona está autorizada para acceder al interior del panteón para visitar los restos del dictador. 

Propiedad del Estado

El panteón ubicado en el cementerio de Mingorrubio, en el que también reposa Carmen Polo, la esposa de Franco, es propiedad de Patrimonio del Estado, que en su día lo adquirió a la familia.

Fuentes del Ejecutivo, consultadas por Confidencial Digital explican que los bienes patrimoniales, por su propia naturaleza, no están afectados al uso general o al servicio público, como ocurre con los bienes y derechos de dominio público.

“Cuestión diferente es que, por las peculiares características de este inmueble (unidad de enterramiento) se considere totalmente razonable y adecuado el acceso al interior del panteón de los familiares más directos de las personas allí enterradas”, concluyen dichas fuentes. 

La legalidad

El Tribunal Supremo levantó en su día todos los obstáculos que impedían al Gobierno exhumar a Franco, y dio luz verde al proyecto de sacarlo del Valle de los Caídos y llevarlo al cementerio de El Pardo-Mingorrubio. 

Sin embargo, para la familia Franco, y para sus abogados, la nueva situación incumple el derecho de una familia a decidir dónde deben reposar los restos de uno de sus integrantes, y por eso confirma que están trabajando en medidas legales. 

La familia Franco ha acudido, al menos en una ocasión, a visitar la tumba del dictador desde que se produjera el traslado, según fuentes cercanas a la familia. El Gobierno, por su parte, nunca se ha negado a autorizarles el acceso. 

La seguridad del panteón

Esta semana se conoció que la Dirección General de Patrimonio, que depende del Ministerio de Hacienda, ha licitado por 17.424 euros el servicio de seguridad del panteón y el cementerio de Mingorrubio.

La licitación fue resuelta el 16 de enero, en favor de Ariete Seguridad, Vigilancia y Protección S.A. entre las cuatro empresas que se presentaron al proceso. 

Desde que se produjo la exhumación del dictador del Valle de los Caídos el pasado 24 de enero, la Policía Nacional se encargaba de la seguridad del cementerio. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?