Política

La familia Franco confía ahora en el Supremo tras el cambio de ponente sobre la exhumación

Pablo Lucas Murillo de la Cueva ha asumido el nuevo recurso en lugar de Celsa Pico, amiga de Margarita Robles

Tumba de Franco.
photo_cameraTumba de Franco.

Cambio en la batalla judicial por la exhumación de Franco. La familia del dictador se muestra confiada en que el Tribunal Supremo suspenda la salida de los restos prevista para el 10 de junio y en que la sentencia termine dándole la razón.

Así lo ha podido saber Confidencial Digital de fuentes cercanas a los parientes del general, ya que el segundo recurso que presentaron ante la Sala de lo Contencioso del TS no ha sido asumido por la ponente prevista, Celsa Pico, sino por otro magistrado, Pablo Lucas Murillo de la Cueva.

Se trata de un escrito que presentaron ante el Alto Tribunal tras el Consejo de Ministros del 15 de febrero en el que se aprobó que la tumba de Franco saldrá del Valle de los Caídos el próximo 10 de junio y será trasladada al cementerio del Pardo.

Pues bien. La ponencia de dicho recurso no ha recaído, como era previsible, en Celsa Pico, la magistrada que debe pronunciarse sobre el primer escrito presentado por la familia Franco, sino en Lucas Murillo de la Cueva.

Pese a que se trata de un magistrado cercano al PNV, las fuentes consultadas por ECD explican que los parientes del dictador tienen “confianza plena” en que ordenará la suspensión de la exhumación y que lo hará “antes del 10 de junio”, porque si lo hace después, “habrá ganado el Gobierno”.

Esta confianza nace de que los familiares de Franco consideran que Lucas Murillo de la Cueva tiene un perfil “muy profesional” y alejado de “veleidades políticas”.

No así Pico, que es amiga personal de Margarita Robles, miembro de la asociación progresista Jueces y Juezas para la Democracia y defensora del lenguaje inclusivo en los escritos jurídicos.

De hecho, protagonizó una polémica en 2014, cuando Carlos Lesmes envió una carta de presentación a los magistrados del Supremo nada más ser elegido presidente del mismo y se dirigió a ellos en masculino plural.

“O sólo se dirige a los hombres o no tiene en cuenta la ley de Igualdad”, fue el reproche que le lanzó Pico. A esta iniciativa se le unieron, precisamente, Margarita Robles e Isabel Perelló, magistradas de la Sala Tercera del Supremo.

Formó parte del tribunal del caso Banca Catalana y votó a favor de la exoneración del entonces president de la Generalitat, Jordi Pujol, imputado por apropiación indebida, falsedad en documento mercantil y maquinación para alterar el precio de las cosas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?