Política

Botín, Pallete, Galán, Florentino… Feijóo tiene ya concertadas reuniones con los principales empresarios

Desea escuchar propuestas para redactar su programa económico y los grandes del Ibex comienzan a verle como “una alternativa real a Pedro Sánchez”

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, preside la primera reunión del comité de dirección del PP, tras ser elegido líder del partido.
photo_camera El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, preside la primera reunión del comité de dirección del PP, tras ser elegido líder del partido.

Alberto Núñez Feijóo se ha puesto en marcha con determinación. Tras verse con el rey y el presidente del Gobierno, el líder del PP va a iniciar inmediatamente una ronda de contactos con los agentes sociales, a quienes trasladará sus propuestas para “recortar gasto burocrático, bajar impuestos y agilizar los fondos europeos”. Varios grandes del Íbex han ya aceptado la invitación para una entrevista.

En su primer discurso como líder nacional, Feijóo dejó ver algunas diferencias políticas relevantes respecto a las líneas que mantuvo su antecesor, Pablo Casado. Pero las distancias con la dirección anterior no son solo políticas.

Su desembarco en Génova ha abierto una nueva etapa en las relaciones entre el PP y el empresariado, empezando por CEOE. En su entorno remarcan que Feijóo quiere hacer de la economía la columna vertebral de su proyecto al frente del partido.

Para empezar, ha puesto fin a la ‘guerra fría’ que durante meses protagonizó Génova con la patronal. La sintonía que históricamente había existido entre la clase empresarial y el primer partido del centro derecha se vio truncada, y Casado no pudo enmendar una fractura alimentada por un conflicto de intereses.

Garamendi, aliado

La renovación del liderazgo del PP ha sido recibida con agrado en la clase empresarial, y Núñez Feijóo, a su vez, ha recuperado a Antonio Garamendi como aliado del partido tras las fricciones con la anterior dirección.

El primer gesto de ese acercamiento se escenificó en el propio congreso de Sevilla. El presidente de los empresarios volvió a asistir a un acto del PP, después de que declinase la invitación de Pablo Casado de estar presente en la Convención Nacional que se celebró el pasado mes de octubre, en Valencia.

El jefe de la patronal no acudió solo al congreso de Sevilla, porque Feijóo llenó de empresarios su puesta de largo. A la cita acudieron también Miguel Garrido, presidente de CEIM; el líder de ATA, Lorenzo Amor; el de ASAJA, Pedro Barato, y representantes andaluces como Miguel Rus, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, y Francisco Herrero, de la Cámara de Comercio de Sevilla.

Falta de respaldo

En el PP destacan que una de las debilidades del liderazgo de Casado ha sido la falta de respaldo de los grandes empresarios. No sólo por el silencio que han venido guardando los grandes del Íbex -e incluso la CEOE, en algunos casos ante las propuestas del PP, sino también por sus recelos a aparecer junto con el entonces líder de los populares.

En algún caso, las reticencias rozaban el ninguneo, mientras que Pedro Sánchez se ha rodeado en varias ocasiones de la plana mayor del poder empresarial. Por ejemplo, en los peores momentos de la pandemia.

 

Con grandes del Íbex

Confidencial Digital ha podido confirmar que Alberto Núñez Feijóo, consciente de ese flanco débil de su partido, ha preparado para los próximos días una agenda de reuniones privadas con los grandes empresarios y con las principales organizaciones.

Ya han comenzado los contactos con algunos de los primeros espadas del Íbex, tanto a través de personas interpuestas como de forma directa.

Incluso, al líder del PP le han pedido audiencia algunos empresarios de primer nivel, según fuentes conocedoras de las gestiones discretas que se están llevando a cabo.

Hasta el momento, ha cerrado encuentros con representantes de la élite empresarial como Ana Botín (Banco Santander), José María Álvarez-Pallete (Telefónica), José Manuel Entrecanales (Acciona), Florentino Pérez (ACS), Isidro Fainé (Fundación La Caixa), José Ignacio Goirigolzarri (CaixaBank), Antonio Brufau (Repsol), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y Carlos Torres (BBVA).

Respaldo público de los empresarios

Feijóo es consciente de que la escenificación de un respaldo público de los empresarios contribuiría a apuntalar su nuevo liderazgo en el PP. Y su plan en esos encuentros con primeros ejecutivos del Íbex es también enriquecer el ideario del partido, para configurar un programa de Gobierno alternativo a Pedro Sánchez de cara a las próximas elecciones generales.

En el PP recuerdan que el poder económico respaldó las recetas de José María Aznar en su camino a La Moncloa y, después, las que prometió como candidato Mariano Rajoy. Ahora, Núñez Feijóo asume que debe reforzar las relaciones con CEOE, a lo que le ayudará la ex ministra Fátima Báñez, presidenta de la fundación de la patronal y uno de los apoyos en la sombra del líder gallego.

Una alternativa real a Pedro Sánchez

En varias compañías del Íbex 35 explican que el objetivo de los empresarios es mantener reuniones privadas -y sin publicidad- para transmitir al nuevo presidente del PP la necesidad de que articule una oposición responsable: que apueste por los pactos de Estado y que defienda la estabilidad económica ante las arremetidas del sector del Gobierno representado por Unidas Podemos.

Existe la convicción de que Feijóo puede ser una alternativa real al Gobierno de Pedro Sánchez, y por ello muestran un enorme interés en conocer el proyecto del nuevo líder, en especial sus objetivos en el plano económico y empresarial.

La gran empresa no suele significarse con ningún partido político, pero consideran que esta vez -y a diferencia de Pablo Casado- existen motivos para pensar en una alternancia en La Moncloa, por lo que consideran importante establecer contactos con el nuevo equipo del PP.

Feijóo ya ha anticipado la creación de una estructura interna con perfiles técnicos para canalizar propuestas de personas ajenas a la política, como presidentes y directivos del Íbex 35, dirigentes sindicales y representantes de grandes empresas internacionales.

Cambio de estrategia de los empresarios

En varias grandes compañías reconocen que se encuentran, por tanto, ante un cambio de estrategia importante. Las últimas decisiones del Gobierno, el retraso en el reparto de los fondos europeos, su mala gestión en la crisis de la energía y de la inflación, y los bandazos de la presentación de su plan económico contra la guerra, han terminado de romper el idilio con Pedro Sánchez, que ha durado más de dos años.

Los grandes empresarios admiten que no es ya no confíen en Sánchez, pero consideran que tener una oposición fuerte podrá repercutir en medidas económicas más centradas con una recuperación sólida en un contexto de crisis mundial.

Los actos de Sánchez con los empresarios

Desde que estalló la crisis del coronavirus, los principales ejecutivos del selectivo español cerraron filas con el Gobierno, conscientes de la situación de emergencia que vivía el país y de la necesidad de sumar fuerzas para encauzar la recuperación. Más que por convicciones ideológicas, y pese a que Sánchez muchas veces impulsó leyes contrarias a la gran empresa, se le apoyó para sacar adelante la crisis.

A su vez, el presidente ha intentado mantener una buena relación con las grandes empresas, y ha recurrido a los primeros ejecutivos del Íbex en varios actos públicos multitudinarios con el fin de enviar mensajes de unidad.

Plan de Recuperación y Resiliencia

El primer gran acto se produjo en septiembre de 2020, con la presentación del “Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia”. Acudieron la presidenta del Banco Santander, Ana Botín; el consejero delegado de Inditex, Pablo Isla; los presidentes de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y BBVA, Carlos Torres; Isidre Fainé, presidente de la fundación laCaixa, Ignacio Sánchez Galán, de Iberdrola, José Bogas, consejero delegado de Endesa, Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Florentino Pérez, de ACS.

En mayo de 2021 la convocatoria se redujo ostensiblemente en la presentación del “Plan España 2050”, donde el equipo de prospectiva liderado en ese momento por Iván Redondo realizó las propuestas para modernizar el país en las próximas tres décadas. De los grandes del Íbex solo acudieron entonces Ignacio Sánchez Galán, Carlos Torres, José María Álvarez Pallete y el presidente del Sabadell, Josep Oliú.

En agosto de 2021 se produjo la tercera gran convocatoria, para presentar “España Puede”, una especie de hoja de ruta sobre la recuperación económica y las perspectivas de crecimiento de la mano de la ejecución de los fondos europeos. La representación fue similar a la de mayo de ese mismo año.

Moncloa ha ‘pinchado’ con el plan anticrisis

Sin embargo, el último acto empresarial ha registrado la menor asistencia de todos los que ha convocado Pedro Sánchez.

Moncloa buscaba el pasado 29 de marzo la foto del presidente con los grandes del Íbex para que dieran su respaldo al plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania, tras la euforia en el Gobierno por la “excepción ibérica” que Sánchez había arrancado al Consejo Europeo en la cumbre en Bruselas. Pese a ello, hubo algunas ausencias, sobre todo de los máximos ejecutivos del sector energético.

No acudió el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que el fin de semana estuvo en Qatar y que envió en su lugar al presidente de Iberdrola España, Armando Martínez. Tampoco acudió el primer ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ni el de Repsol, Antonio Brufau.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, también excusó su asistencia y delegó la invitación en el máximo responsable de Santander España, Luis Isasi.

En cambio, sí acudieron a la llamada de Moncloa el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; el de ACS, Florentino Pérez; la de FCC, Esther Alcocer Koplowitz; el consejero delegado de Endesa, José Bogas, y el presidente de Enagás, Antonio Llardén.

No faltaron tampoco los presidentes de las empresas públicas, como la de Red Eléctrica Española, la ex ministra socialista Beatriz Corredor; el de Aena, Maurici Lucena; y el de Indra; Marc Murtra.

Unai Sordo de CCOO: "rechazamos bajar el IVA a los alimentos"

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?