Política

Feijóo encabeza un motín de barones para que Casado deje a Ayuso presidir el PP de Madrid

Junto a Juanma Moreno, Fernández-Mañueco y López Miras, han pactado apoyar a la presidenta recordando al líder del PP que “ella es la que le está impulsando hacia La Moncloa”

photo_camera El presidente la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (i.), junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La guerra Casado-Ayuso ha provocado una fractura de los barones con la dirección del PP, hasta el punto de que se han organizado para plantarse ante Génova con el fin de poner fin al conflicto por la vía de permitir a la presidenta madrileña que controle la organización a nivel regional, basados en el argumento de que “ella es la que está impulsando al partido hacia La Moncloa”.

La pelea sobre cuándo convocar el congreso del PP de Madrid, y la lucha por quién liderará el partido a nivel regional, ha movilizado a los barones del partido, que consideran que se trata de un enfrentamiento interno en el peor momento, cuando las previsiones electorales van al alza.

Los sondeos pronostican una victoria en las próximas generales y la posibilidad cierta de formar Gobierno en alianza con Vox.

Lo que está en discusión es quién presidirá el partido a nivel regional, con la ofensiva de Isabel Díaz Ayuso para convertirse en líder madrileña, y la resistencia del aparato de Génova, y al final del propio Pablo Casado, a concederle esa privilegiada posición.

Feijóo abandona la neutralidad

En medio de la guerra, el barón por antonomasia del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha abandonado su neutral equidistancia en el conflicto entre Casado y Díaz Ayuso, comentando en las últimas horas que sería “muy sorprendente” que la presidenta regional no quisiera liderar el partido en Madrid.

Es habitual en el PP que el jefe del Ejecutivo autonómico sea también quien lidere la formación a nivel regional. Le ocurre a él, a Juanma Moreno en Andalucía, a Alfonso Fernández Mañeco en Castilla y León, y a Fernando López Miras en Murcia.

Rebelión de barones

El apoyo del presidente de la Xunta a Isabel Díaz Ayuso ha sorprendido en ámbitos del partido, porque se sabe que no son amigos y comparten pocas cosas.

Sin embargo, la iniciativa de Feijóo no es un hecho aislado ni individual. Según ha podido saber ECD de varias fuentes regionales del PP, el presidente gallego se ha erigido en cabecilla de un motín contra Pablo Casado protagonizado por el resto de líderes autonómicos que gobiernan en Andalucía, Castilla y León y Murcia.

Juanma Moreno, Alfonso Fernández Mañueco y Fernando López Miras también rechazan que la dirección nacional haya lanzado el mensaje de que puede haber bicefalias en la organización regional del partido.

 

En el entorno del resto de barones aseguran que, pese a que ellos no han visibilizado públicamente su desacuerdo con Casado, comparten el parecer del líder gallego.

Que Casado deje presidir a Ayuso

Entre los presidentes autonómicos del PP no han gustado las “formas” con que Génova ha administrado el conflicto.

No comprenden que Pablo Casado haya abierto un frente interno, interviniendo en el territorio de Ayuso, en un momento en que podía recuperar cierta imagen de líder de Estado, garante de estabilidad políticas tras el pacto con el PSOE para la renovación de varios órganos constitucionales, y de unidad frente a las disputas internas en el Gobierno por las diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos en torno a la reforma laboral.

“El poder territorial te lo dan los votos”

Pese a las escasas simpatías que despierta la presidenta madrileña en el resto de barones del PP, a Feijóo, Moreno Bonilla, Mañueco y López Miras les resulta “difícil de entender” que Génova le esté complicando tanto la posibilidad de liderar el partido en una región en la que acaba de obtener unos resultados electorales “abrumadores”.

“El poder territorial real en un partido te lo dan los votos. En el PP siempre ha sido así, y no tiene sentido cuestionar el modelo y plantear ahora bicefalias. Impedir que quien ha sacado más de un millón y medio de votos en Madrid presida el partido en esa comunidad, va contra natura”, destacan.

Destacan además que Feijóo y Ayuso son los únicos presidentes autonómicos del PP que pueden presumir de haber sumado en sus respectivos territorios más apoyos en las urnas que los cosechados conjuntamente por las siguientes tres formaciones más votadas.

“Casado no debe olvidar que es ella la que le está impulsando hacia La Moncloa”, afirman.

La lucha por las listas electorales

Aparte de un problema de protagonismos personales, y al margen de que pueda estar en juego el liderazgo nacional del PP a medio plazo (una posible sustitución de Pablo Casado por Isabel Díaz Ayuso), lo que a corto plazo se esconde detrás de la lucha por controlar el PP de Madrid son las listas electorales.

Quien presida el partido a nivel regional tendrá casi todos los poderes para decidir candidaturas (quiénes las encabezan y quiénes forman parte de ellas) para el Ayuntamiento de la capital, los restantes municipios, la Comunidad, e incluso la lista a las elecciones generales por Madrid. Hay, por tanto, mucho poder en juego.

Génova quiere controlar el PP de Madrid

La dirección nacional ha dado muestras suficientes y variadas de que no quiere que la presidenta de la Comunidad acumule más poder, y ha alentado una posible candidatura de José Luis Martínez Almeida.

El alcalde de Madrid, al no descartar que le deja vía libre, facilita al equipo de Pablo Casado la apuesta por la “tercera vía”. Que una tercera persona, sin un cargo de relevancia, encabece la organización, de forma que ellos dos puedan seguir centrados en el la Comunidad y la Alcaldía.

El líder nacional del PP asume que ‘necesita’ controlar el partido en Madrid, precisamente por su relevancia en la confección de listas electorales.

Necesita en el cargo a alguien de su máxima confianza, al que poder dar instrucciones, y que, desde luego, no utilice la presidencia regional precisamente para hacer oposición interna al presidente nacional e incluso fundamentar su propia candidatura a dirigir el partido a nivel nacional.

Unas condiciones que considera que no se dan en Isabel Díaz Ayuso. Y que sí podría cumplir el alcalde, José Luis Martínez Almeida, o una tercera opción de perfil aún más bajo, como la actual secretaria general de la gestora del PP de Madrid, Ana Camins.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?