Política

Feijóo solo optará a la presidencia del PP si es el único candidato

Exige garantías de que no se presentarán Casado, Ayuso, Almeida, Juanma Moreno… Dio un paso adelante cuando el presidente solo convocó al Comité de Dirección y no a la Junta Directiva para afrontar la crisis

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (), interviene en la Junta Directiva Provincial del PP de A Coruña, un acto en el que también participan el presidente del PP de Galicia y Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (), y el presidente del PP de A Coruña, Diego Calvo ()
17/12/2021
Foto: M. Dylan / Europa Press
photo_camera El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, interviene en la Junta Directiva Provincial del PP de A Coruña, un acto en el que también participan el presidente del PP de Galicia y Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del PP de A Coruña, Diego Calvo.

Alberto Núñez Feijóo ha impuesto condiciones para presidir el PP. Ha reclamado ser el único candidato de cara a un eventual congreso extraordinario. Está exigiendo garantías en las últimas horas de que Pablo Casado, José Luis Martínez Almeida, Juanma Moreno ni cualquier otro optará a liderar el partido, una vez que Isabel Díaz Ayuso ha afirmado que “se queda en Madrid”.

La guerra en el PP, desatada la semana pasada por las acusaciones cruzadas entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, vive horas clave tras de un fin de semana en el que miles de personas se manifestaron ante la sede de la calle Génova para exigir la renuncia del líder del partido.

Feijóo lanzó este lunes un mensaje contundente apuntando directamente a Casado, al que advirtió que debe “zanjar” la crisis asumiendo una “última responsabilidad” y tomando una “última decisión”. 

Hacen falta “decisiones urgentes”, insistió. “No serán fáciles”, pero resultan “imprescindibles”.

Díaz Ayuso se ha descartado

El presidente de la Xunta ha evitado revelar por ahora en público si él dará un paso adelante ante un eventual congreso extraordinario del partido, después de que Isabel Díaz Ayuso sí lo haya descartado públicamente. 

“Mi sitio es Madrid”, destacó la presidenta madrileña, en una comparecencia en la que también reclamó, en línea con el dirigente gallego y otros barones, una solución urgente para una situación en el partido que ve “insostenible”.

Personas muy próximas a Núñez Feijóo explican a Confidencial Digital que el líder gallego se está dejando querer e intenta calmar las aguas, pero no ha confirmado a ningún dirigente con peso en el partido que tenga la intención de disputar el liderazgo a Casado, bien en un congreso extraordinario, o en el ordinario previsto para julio.

No obstante, el presidente de la Xunta se ha situado en las expectativas de quienes buscan desesperadamente poner fin de inmediato al espanto y el pánico de una semana aterradora para el PP.

Solo optará si es el único candidato

Las fuentes del PP gallego consultadas por ECD insisten en que Feijóo es muy prudente y maneja los tiempos con calma y temple

Los que le conocen apuntan que está preparado para imponer en el partido una especie de “golpe de estado blando”, sin derramamiento de sangre, de aquí a unos días. Pero ha exigido tiempo y sosiego. Nada de escandaleras ni apresuramientos. 

Quiere una candidatura por aclamación y con mayoría absoluta. Una entronización sin rivales ni oponentes, con el mínimo rozamiento. Ha transmitido, alto y claro, que solo está dispuesto a liderar el partido sin resistencia interna. No pasa por alto que Casado tiene la legitimidad de la militancia, y que él tendrá que buscarla. 

 

En la última reunión del Comité Ejecutivo, donde Feijóo pidió a Pablo Casado que presidiera de verdad el PP y no sólo de nombre, el secretario general, Teodoro García Egea, ya advirtió de que los presidentes autonómicos están al servicio de la dirección para alcanzar el Gobierno de España, que es la verdadera misión del partido.

Recuerdan también que Casado y García Egea han renovado las direcciones de muchas provincias y comunidades con personas de su confianza en los últimos cuatro años. “Feijóo tiene la autoridad moral, pero no le será tan fácil remover a la dirección si Casado se atrinchera”, asumen.

Los rivales: Casado, Almeida, Juanma Moreno…

Alberto Núñez Feijóo ha cruzado llamadas en las últimas horas con el resto de barones del PP para tratar de consensuar el paso siguiente. 

Después de estos contactos de urgencia, y tras hablar con Díaz Ayuso, la líder madrileña se ha descartado públicamente de la carrera por la presidencia.


Ese movimiento es significativo, por cuanto cualquier opción de que Alberto Núñez Feijóo opte a liderar el partido pasa por que “nadie le haga sombra”. “No es un hombre al que le guste correr riesgos”, admiten en su entorno.

Ayuso no es la única en liza, aunque, descartado Pablo Casado, sí la rival más fuerte a la que se puede enfrentar en primarias. Por eso, según fuentes próximas al presidente gallego, Feijóo ha exigido garantías de que el propio Casado, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, o el presidente andaluz, Juanma Moreno, no optarán a liderar el partido. Y ningún otro dirigente.

Pablo Casado no era el candidato lógico

Pablo Casado fue elegido en 2018, en unas primarias a doble vuelta tras la desolación en el PP provocada por la moción de censura contra Rajoy y la salida traumática de La Moncloa. 

Veteranos del partido recuerdan ahora que el actual líder “no era el candidato lógico para sustituir a Mariano Rajoy. No estaba en los planes de nadie. El líder que buena parte del PP deseaba entonces ya era Alberto Núñez Feijóo”.

Pero el presidente de la Xunta no quiso correr riesgos. No aceptó desplazarse a Madrid, y la guerra entre María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría propició la elección del candidato inesperado. 

Feijóo considera ahora que sí está en condiciones de dar ese paso adelante porque “Galicia sí está asegurada”. Destaca que la amenaza de Vox en el territorio apenas existe, y que “solo necesita unas semanas para cerrar su sucesión en la Xunta”.

Feijóo perdió la paciencia con Casado

Fuentes conocedoras de los contactos que se han producido en las últimas horas relatan a ECD que Alberto Núñez Feijóo perdió la paciencia con Casado cuando el líder del partido decidió convocar para este lunes al Comité de Dirección, en el que únicamente se sienta su círculo más cercano, pero no a los dirigentes territoriales, que vienen presionando para que haya un nuevo liderazgo. 

“El comité de dirección es un decorado”, exclamó el presidente gallego a su entorno más cercano. “No se puede afrontar esta crisis hablando solo con los tuyos para que encima te aplaudan. Hay cosas que se han hecho mal”, se indignó. 

La decisión de Pablo Casado precipitó las presiones de Feijóo para “forzarle a echarse a un lado”.

Esperaba que convocara a la Junta Directiva

En el entorno de Núñez Feijóo asumen que la única manera de desbancar a la actual dirección de Génova es lograr apoyos para que la Junta Directiva Nacional convoque un congreso extraordinario como el que eligió a Casado, y que el líder gallego se presente para ser el presidente. 

La Junta Directiva Nacional es el máximo órgano entre congresos. Forman parte de ella más de 300 miembros. La controlaba Casado, pero los ‘casadistas’ han comenzado a consensuar que, si no ha llegado el fin de su líder, cuando menos, son necesarias dimisiones de calado. 

Los dirigentes afines a Pablo Casado saben que su situación es difícil de reconducir, y también miran ya hacia Galicia. Así lo verbaliza uno de los más cercanos a la dirección nacional: “Feijóo es la clave”.

Casado medirá sus fuerzas con los barones

La reunión del comité de dirección, que se alargó este lunes durante ocho horas, transcurrió en medio de la agitación y la presión interna para que el líder popular adoptase una solución “urgente” que apuntara a su salida. 

Pero Pablo Casado se niega a dimitir y ha convocado una junta directiva el próximo lunes, donde medir sus fuerzas con los barones que han pedido en las últimas horas abiertamente su dimisión, liderados por Alberto Núñez Feijóo.

Por lo pronto, la intención del actual líder del PP es continuar en el cargo hasta el congreso ordinario que está previsto para julio, mientras que dirigentes territoriales han reclamado un congreso extraordinario en abril, en el que ceda el timón al barón gallego.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes