Política

Fiasco de Pedro Sánchez el 10-N: pierde diputados, aúpa a Vox y fortalece al nacionalismo

El PSOE cede la mayoría en el Senado y necesitará pactar con Podemos para gobernar. La debacle de C’s coloca a Rivera al borde del cese y a su partido de la disolución

Pedro Sánchez en el discurso de investidura
photo_cameraPedro Sánchez en el discurso de investidura

La operación de Pedro Sánchez de evitar la investidura y forzar unas elecciones con objeto de salir fortalecido parlamentariamente ha terminado en fracaso, a la vista del resultado de los comicios del 10-N: el PSOE ha perdido diputados, la izquierda retrocede, la derecha radical de Vox logra un espectacular ascenso, y el independentismo sale reforzado.

Si el triunfador de las elecciones de ayer ha sido Vox, con 52 diputados, 28 más de los que tenía, convirtiéndose en la tercera fuerza política del país, el gran perdedor ha sido Ciudadanos, que se ha quedado en 10 diputados, perdiendo 47. Un fracaso que ha colocado a su líder, Albert Rivera, en la tesitura de una dimisión, y a su partido incluso al borde de la disolución.

Al borde del bloqueo

Las elecciones no han despejado el gran problema que afectaba al país y que teóricamente tenían que resolver estos comicios: el bloqueo político, causante de dos repeticiones electorales.

Los dos bloques siguen sin reunir mayoría suficiente para formar Gobierno. El bloque de la izquierda suma 168 escaños y el bloque de derechas se queda en 151, lo que, a la hora de las mayoría, volverá a dejar la decisión en manos de partidos nacionalistas, como hasta aquí. Singularmente de Esquerra.

Una muestra más de la fragmentación del voto son los escaños conseguidos por formaciones como Teruel Existe. 

Mal para el PSOE

Con 120 diputados, Pedro Sánchez no solo no ha mejorado posiciones sin que ha perdido tres escaños. Y su partido se ha quedado sin la mayoría absoluta que tenía en el Senado, necesaria para la aplicación del artículo 155.

Para poder gobernar necesitará volver a negociar con un Podemos que, a pesar de perder siete escaños, mantiene posiciones y va a resultar imprescindible para formar una mayoría de izquierdas.

Con estos resultados, a Pedro Sánchez le va a corresponder intentar formar Gobierno en un Congreso de los Diputados en peor situación de fragmentación que antes y con mayorías más cortas. Y Podemos puede ponerle un precio muy alto.

El PP sube pero poco

El Partido Popular, que sube, se ha quedado en 88 diputados (22 más), con lo que ha visto frustrado su objetivo de llegar a los 100 escaños, frenado por el aumento espectacular de Vox más a su derecha.

Además, se ha vuelto a quedar sin representación en el País Vasco, aunque Cayetana Álvarez de Toledo ha logrado un segundo escaño en Cataluña. En Andalucía, donde gobierna, ha conseguido mantenerse como segunda fuerza, por delante de Vox.

Vox acudirá al TC

Vox ha conseguido un espectacular resultado, al pasar de 24 a 52 diputados, con un incremento de 28 puestos. Convertido en la tercera fuerza del país, ha sido partido más votado en Murcia y segundo en Andalucía. Como dato significativo, en las primeras horas Santiago Abascal recibió un mensaje de felicitación de Marine Le Pen.

Una de las consecuencias de esos datos es que el partido de Santiago Abascal, al haber rebasado la cota de los 50 diputados, está en condiciones de plantear recursos de inconstitucionalidad contra todas las leyes que considere inaceptables. Y ya ha anunciado que lo piensa hacer.

Ciudadanos, duro castigo

Ciudadanos ha sufrido un fortísimo castigo, al quedarse en 10 escaños y perder por tanto 47, situándose como sexto partido, por detrás de Esquerra. Ha desaparecido electoralmente en Murcia, donde gobierna en coalición, y en Castilla y León ha pasado de ocho diputados a cero. En Andalucía, donde también gobierna, ha pasado de 11 a 3.

Varios de sus más importantes dirigentes, como el número dos, José Manuel Villegas, y Juan Carlos Girauta, se han quedado sin escaño, además de Edmundo Val y otros nombres conocidos.

Suben los nacionalistas

Otra consecuencia de la repetición de elecciones forzadas por Pedro Sánchez es el avance del nacionalismo, tanto en País Vasco como en Cataluña, pero incluso también en Galicia, donde el BNG ha conseguido un escaño.

En el País Vasco, el PNV ha ganado un diputado, pasando de 6 a 7, y EH Bildu ha llegado a los 5 (más uno), lo que le da opciones, por vez primera, de contar con grupo parlamentario propio en el Congreso.

Esquerra ha perdido dos diputados, pero sigue siendo la fuerza más votada en Cataluña, y esos dos escaños los han conseguido los radicales de la CUP, mientras que JxCat también sale beneficiada al hacerse con un puesto más, de 7 a 8.

Paz en Cataluña

Un dato relevante de la jornada de ayer ha sido la normalidad en Cataluña, donde los radicales habían anunciado que impedirían la votación.

El enorme despliegue policial, con agentes en prácticamente todos los colegios y efectivos móviles patrullando, pero sobre todo el dato de que impedir unas elecciones constituye un delito grave, con pena de cárcel de hasta tres años, han disuadido a los violentos.

Batacazo de Tezanos

Otro gran derrotado de las elecciones ha sido el CIS y su presidente, José Félix Tezanos, cuya encuesta del pasado 30 de octubre ha quedado rotundamente desmentida por la realidad.

El CIS otorgaba 133-150 diputados al PSOE y ha conseguido 120. Atribuyó 74-81 al Partido Popular y ha alcanzado 87. Daba 14-21 a Vox y ha llegado a 52. A Ciudadanos le otorgaba 27-35 escaños y se ha quedado en 10. A Esquerra adjudicó 16-18 y han quedado en 13, y 4-6 a JxCat que ha pasado a 8.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes