Política

El fichaje militar que prepara Vox: el almirante José María Treviño

Es asesor en el proyecto de los submarinos S-80. Santiago Abascal le propuso en 2014 ser vicepresidente del partido. Firmó el manifiesto a favor de Franco

José María Treviño.
photo_cameraJosé María Treviño.

Una de las prioridades de Santiago Abascal, de cara a los desafíos electorales de abril y mayo, es incorporar a Vox a miembros del Ejército. Se quiere transmitir el mensaje de que el partido busca personas que pongan a España por delante de su propia vida. Con ese objetivo en mente, el líder de la formación se ha propuesto repescar a José María Treviño, al que ya reclutó en 2014.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos de Vox, el almirante Treviño ya estuvo vinculado, hace cinco años, al partido de Santiago Abascal, con el que guarda una excelente relación. Le situó como número dos de su candidatura al Comité Ejecutivo Nacional en el primer congreso del partido, del que el propio Abascal salió elegido presidente.

No obstante, las “presiones externas” que padeció el militar “por parte del Ejército” impidieron que se integrara, de forma estable, en la formación. Ahora, no obstante, y con un proyecto más consolidado y totalmente en alza, Vox aspira a que Treviño pueda –esta vez sí- entrar a formar parte del proyecto e, incluso, ser candidato a las elecciones del 28 de abril o el 26 de mayo.

Una carrera ligada al Ejército

Nacido en Granada en 1948, el almirante José María Treviño ingresó en la Escuela Naval Militar en 1965, obteniendo el despacho de alférez de navío en 1970 con premio extraordinario de fin de carrera.

Sus especialidades son Submarinos y Comunicaciones, y posee varios cursos nacionales e internacionales incluyendo el curso de Estado Mayor en la Escuela de Guerra Naval en Madrid, donde obtuvo el número uno de su promoción, el de EEMM Conjuntos en el CESEDEN y el del NATO Defence College en Roma.

También es analista de inteligencia por la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EEUU (DIA), por la OTAN y por el EMACON. Es buceador de combate y Técnico Desactivador de Artefactos Explosivos (TEDAX), por la Academia de Artillería del Ejército de Tierra.

Ha servido como oficial a bordo de varios barcos de superficie y submarinos, tales como el destructor Temerario (D-37), el buque de salvamento Poseidón (AS-01), los submarinos Narciso Monturiol (S-35), Cosme García (S-34) y Delfín (S-61), sirviendo durante dos años como Segundo Comandante del Tonina (S-62).

Durante los años 1978 y 1979 navegó a bordo del Buque-Escuela Juan Sebastián de Elcano, en su quinta vuelta al mundo como oficial de Comunicaciones y profesor de inglés.

Implicado en el proyecto del S-80

Como vicealmirante fue Jefe del Estado Mayor Conjunto del Cuartel General Operacional de la OTAN en Lisboa, coordinando la única activación de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en apoyo a Pakistán. El 22 de septiembre de 2006, fue ascendido a almirante y nombrado Representante Militar de España ante los comités Militares de la OTAN y la Unión Europea.

El 1 de septiembre de 2009 pasó a desempeñar el destino de asesor del AJEMA. Año y medio después, el 6 de abril de 2011, pasó a la reserva al llevar diez años de oficial general. Actualmente es Asesor de Defensa de Técnicas Reunidas, trabajando en el desarrollo de sistemas de propulsión independiente del aire (AIP) para submarinos.

En este trabajo de asesoría ha estado implicado en el proyecto de los submarinos S-80, por lo que su papel, para el Ministerio de Defensa, ha sido determinante. Con todo, los de Santiago Abascal esperan poder incorporarlo a las filas de Vox para reforzarse de cara a los próximos desafíos electorales de abril y mayo.

Firmó el manifiesto a favor de Franco

Pese a haber estado al margen de la política por su labor como asesor de Defensa, el almirante Treviño decidió manifestarse, el pasado verano, en contra de la exhumación de Francisco Franco.

El pasado 31 de julio, la Asociación de Militares Españoles (AME), difundió una “declaración de respeto y desagravio” al general, en la que se defendía la imagen militar de Franco, “claramente definida en su Hoja de Servicios”.

Días después, Confidencial Digital publicó la lista de los más de mil militares que firmaban ese manifiesto. Destacaba la presencia de más de 70 generales y almirantes, entre los que se encontraba, junto a los tenientes generales Luis Alejandre y Emilio Pérez Alamás, el almirante José María Treviño.

La búsqueda del “JEMAD de Vox”

El fichaje de Treviño, que podría confirmarse en las próximas semanas, supondría un buen golpe de efecto para Vox que, además de buscar militares de todas las escalas, lleva semanas tratando de fichar militares con perfil ‘mediático’ que hayan ocupado puestos de alta o muy alta responsabilidad en las Fuerzas Armadas.

Tal y como publicó la semana pasada ECD, este proceso de búsqueda está siendo conducido “con absoluta discreción” y liderado por el propio Santiago Abascal y su entorno más próximo. Quieren que el anuncio del elegido cause un buen impacto mediático, como en su día ocurrió con José Julio Rodríguez en Podemos.

Dentro del partido, de hecho, aseguran que el perfil del almirante Treviño se ajusta a lo que busca el presidente de Vox, que consideró prioritaria la incorporación de un militar de alto rango para que “Vox tuviera su propio JEMAD”.

Cabe recordar, en este sentido, que antes de esta incorporación, Santiago Abascal trató de traerse a Madrid a Fulgencio Coll, ex Jefe del Estado Mayor del Ejército. No obstante, la negativa de éste a trasladarse a la capital forzó al partido a buscarle acomodo como cabeza de lista de Vox a las municipales en Palma de Mallorca.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable