Política

La filtración del borrador de la ley del aborto, una operación de Moncloa para tapar los espionajes con Pegasus

A pesar de que la norma está sin acabar, Irene Montero ha hecho el favor a Pedro Sánchez, utilizando a El País y la Cadena SER, pero también para ocultar el fracaso de su ‘Ley Trans’

Isabel Rodríguez e Irene Montero.
photo_camera Isabel Rodríguez e Irene Montero.

Tapar cuanto antes el escándalo de los espionajes con Pegasus. Es el objetivo que se ha propuesto Moncloa tras el cese de la directora del CNI, con el que pretendía cerrar la crisis. Se ha apoyado para ello en el Ministerio de Igualdad, a quien ha ordenado filtrar a los medios del grupo Prisa el borrador de la ley del aborto.

Las jóvenes a partir de los 16 años podrán abortar sin permiso de sus padres, las reglas dolorosas y las interrupciones voluntarias del embarazo tendrán bajas laborales de tres días ampliables a cinco, habrá un permiso preparto remunerado desde la semana 36 y los centros educativos tendrán que ofrecer, de forma gratuita, los productos necesarios para la menstruación.

Estas son algunas de las cuestiones que incluye el borrador de la ley para la protección de los derechos sexuales y reproductivos y la garantía de la interrupción voluntaria del embarazo que maneja el Gobierno, y que el Ministerio de Igualdad ha anunciado este miércoles que irá el próximo martes al Consejo de Ministros.

Orden a Igualdad de filtrar el borrador

Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes socialistas de alto nivel, la filtración del borrador de la ley del aborto es una operación de Moncloa para tapar el caso Pegasus, que lleva más de tres semanas monopolizando el debate político y social en España.

Admiten que el texto del proyecto de ley, cuyos puntos principales adelantó la mañana de este miércoles la Cadena SER, y al que también tuvo acceso después El País, “no es definitivo, ni está acabado”.

Pese a ello, Presidencia dio orden de “colocar el tema” en los medios del grupo Prisa para distraer la atención a un tema que polariza mucho a la sociedad española y rebajar así la presión sobre el Gobierno, y especialmente sobre el presidente, por los espionajes. Una propuesta que el equipo de Pedro Sánchez recibió de varios asesores en imagen y comunicación política y mediática para tratar de “cambiar por completo la agenda”.

Fuentes gubernamentales confirman además que la norma no ha sido consensuada dentro del Ejecutivo, por lo que está todavía sujeta a cambios de calado. Y ponen en duda incluso que el texto pueda estar listo para ser debatido en el próximo Consejo de Ministros, con un puente festivo entre medias en Madrid. No se va a llegar a tiempo.

Un favor de Irene Montero a Moncloa

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Irene Montero “se ha prestado a hacer este favor a Pedro Sánchez. Y ahora el presidente le debe una”. El equipo del jefe del Ejecutivo pidió a la titular de Igualdad que filtrase a El País y a la Cadena SER un borrador “pese a que aún está muy verde”.

No se pasa por alto que la periodista que firma la información es la corresponsal de género de El País. Antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y es autora de ‘Violadas o muertas’, sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista.

 

Ocultar el fracaso de la ‘Ley Trans’

En el entorno de Irene Montero no ocultan otro dato importante: la petición de Moncloa para devolver la ley del aborto al primer plano de la actualidad permite ahora a Igualdad visibilizar con fuerza el trabajo que está desarrollando en los últimos dos años en favor de las mujeres.

Otras fuentes aseguran que la ministra pretende aprovechar la oportunidad para ocultar su fracaso con la ‘Ley Trans’. Hace unos días, volvió a prometer que este proyecto de ley llegará al Congreso antes del verano, en este periodo de sesiones, y se mostró convencida de que se conseguirá una “mayoría feminista” en las dos cámaras para aprobarla.

Ahora bien, pese a las presiones de Montero para sacarla adelante, la titular de Igualdad asume las grandes dificultades para completar el proceso. Continúan las discrepancias en el Gobierno y en el movimiento feminista, lo que mantiene aparcada de forma indefinida una ley que permitirá cambiar de sexo en el registro sin necesidad de informe médico ni psicológico.

El recurso del PP en el Constitucional

Fuentes políticas explican también a ECD que la posibilidad de que el nuevo proyecto de ley del aborto pueda desactivar el recurso del PP en el Constitucional es “remota”.

Primero, porque el actual Tribunal se ha comprometido a resolver en los próximos meses un recurso que está pendiente desde hace 12 años y el proyecto de ley que prepara el Gobierno ni siquiera ha empezado a tramitarse en el Congreso de los Diputados.

Si la sentencia del Constitucional rechazara el recurso del PP y avalara la ley de plazos de 2010, la nueva iniciativa legislativa del Gobierno tendrá un camino libre en el Congreso.

Pero si el fallo considera inconstitucional la ley de 2010 por considerar que no se protege el derecho a la vida del no nacido (argumento empleado por los recurrentes del PP) entonces tampoco se podrá tramitar la nueva norma, que mantiene la interrupción libre del embarazo en las 14 primeras semanas. Antes de aprobarse esa iniciativa ya sería inconstitucional.

Por otra parte, en el supuesto de que el Tribunal Constitucional dejara sin resolver el recurso (sabiendo que hay una nueva ley en camino), tendrá que mojarse cuando esté aprobado el nuevo texto, porque quien recurrirá de nuevo la iniciativa será Vox. En ese caso, el tribunal contará para su veredicto con una mayoría de siete magistrados progresistas frente a cinco conservadores.

Ozark -Temporada 4 - Parte 2 Netflix

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable