Política

Las fluctuantes cifras sobre el coste de la corrupción que maneja Podemos

El programa electoral de 2016 lo cuantificaba en 48.000 millones de euros. Tres años después lo elevan a 90.000 millones

Pablo Iglesias, en la plaza del Reina Sofía.
photo_cameraPablo Iglesias, en la plaza del Reina Sofía.

“Un régimen corrupto sin regeneración posible”: así definió el manifiesto fundacional de Podemos, en enero de 2014, el sistema político al que pretendía hacer llegar “la voz y las demandas de esa mayoría social que ya no se reconoce” en las instituciones políticas.

La indignación contra la corrupción política, en medio de un escenario de crisis económica y de recortes del gasto público, fue uno de los ingredientes principales del ascenso fulgurante de Podemos.

Casi seis años después de su fundación, el partido de Pablo Iglesias continúa haciendo del impacto de la corrupción un argumento político.

90.000 millones en 2019

Recientemente, la cuenta oficial del partido reaccionó a las encuestas que le dan una nueva caída en las elecciones generales con un tuit en el que contraatacaba a las malas perspectivas:

“Esta es #LaEncuestaQueVale, la que no verás en los medios de comunicación: la corrupción supone un 300% respecto a las ayudas a la dependencia. Un dinero que sale de tu bolsillo”.

Iba acompañado de una imagen con un gráfico en el que se indicaba que “la corrupción nos cuesta 90.000 millones al año, tres veces más de lo que se invierte en ayudas a la dependencia”.

 

Ya entonces algunos tuiteros indicaron que ese mensaje de Podemos daba una cifra mucho mayor a otra que el mismo partido había utilizado años atrás.

Efectivamente, tal y como ha podido comprobar Confidencial Digital, hace tres años la formación morada manejaba una cifra mucho menor a los 90.000 millones de euros en lo que respecta al “coste de la corrupción en España”.

48.000 millones en 2015 y 2016

Para las elecciones generales del 26 de junio de 2016, Podemos (ya con Izquierda Unida en Unidos Podemos) elaboró su famoso programa electoral en formato catálogo de Ikea.

En ese programa, Podemos ponía en contraste dos datos, que trataba de relacionar de forma causal: “La corrupción y el sobrecoste en la contratación pública suponen 48.000 millones de euros en España”, y “Los recortes desde 2009 hasta 2014 han supuesto 50.000 millones de euros”.

Es decir, que evitando la corrupción prácticamente no hubiera sido necesario llevar a cabo recortes en el presupuesto público, que afectó a servicios sociales (sanidad, educación), prestaciones por desempleo, pensiones, sueldos de funcionarios...

Cabe añadir además que ya antes de las generales de junio de 2016, en la campaña electoral de diciembre de 2015, dirigentes de Podemos como Ione Belarra y Ainhoa Aznárez (de Navarra) destacaron ese dato: “La corrupción nos cuesta al año 48.000 millones de euros”, “el coste de la corrupción en contrataciones públicas se eleva a 48.000 millones de euros al año, lo que equivale al 4,5% del PIB, casi el presupuesto del Estado en educación”.

Informe de la CNMC

¿A qué se debe esta disparidad de cifras? ¿Por qué Podemos hablaba en 2015 y 2016 de 48.000 millones de euros al año como coste de la corrupción, y ahora en 2019 la cifra que utiliza es 90.000 millones?

En el programa electoral de 2016, Podemos citaba como fuente de los 48.000 millones un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) con el título “Análisis de la contratación pública en España”.

Ese informe, efectivamente, fue publicado por la CNMC en 2015, y ni siquiera daba la cifra de 48.000 millones. En un punto de dicho informe se decía que “se estima que en ausencia de presión concurrencial se pueden originar desviaciones medias, al alza, del 25%10 del presupuesto de la contratación pública. En España, a nivel agregado, esto podría implicar hasta un 4,6% del PIB anual, aproximadamente 47.500 millones de euros/año”, citando un estudio de Transparencia Internacional.

Además, en todo caso la CNMC no hablaba del coste de la corrupción, sino del sobrecoste que provocaban cada año las deficiencias en la contratación de todas las administraciones públicas.

Entre esas deficiencias se citaba la corrupción, pero también toda una serie de prácticas que limitan la libre competencia en España, así como actuaciones ineficientes por parte de las administraciones que llevan a malgastar y despilfarrar miles de millones de euros de las arcas públicas.

Durante los años 2015 y 2016 Podemos utilizó esta cifra de 48.000 millones, pero más recientemente salió a la luz otro informe distinto al de la CNMC, y empezó a recurrir a sus datos.

Los Verdes europeos

“Un golpe al PIB de más de 90.000 millones de euros se pierde cada año en España por la corrupción”: es una frase sacada del informe que elaboró en 2018 el grupo Los Verdes / Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo, en el que están los eurodiputados españoles de ERC e Iniciativa per Catalunya (de Unidas Podemos).

Pero dicho informe no cuantifica de forma concreta el coste de la corrupción en nuestro país (y en otros estados europeos),  sino que llega a la cifra de 90.000 millones de euros al constatar que España no alcanza la máxima puntuación en lucha contra la corrupción en la UE. Es, por tanto, un cálculo sobre un escenario, que en función de los indicadores de referencia puede bajar a 35.000 millones, o incluso 1.000 millones de euros.

Por contrastar, una investigación de los periodistas Joaquín Vidal y Eva Díaz Arévalo, y el escritor Francisco J. Castañón, ‘Diccionario de la corrupción’, dio la cifra de 7.500 millones de euros por la corrupción en España, pero no cada año sino en total entre 1978 y 2015.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?