Política

Así fracasó la investidura: Iglesias advirtió a Sánchez de que votaría “no” si pactaba con Rivera

El aviso desbarató la anunciada reunión con el líder de la formación naranja. El mensaje: “Podemos no puede permitirse una abstención junto a Ciudadanos”

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados
photo_cameraPedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados

No hubo acuerdo sobre la bocina. Pablo Iglesias mantuvo la exigencia de una coalición para apoyar la investidura de Pedro Sánchez y el PSOE paralizó la reunión con Albert Rivera, pese a la última propuesta del líder de Ciudadanos y el anuncio de José Luis Ábalos de la “disposición” del partido a sentarse a negociar.

El secretario de Organización socialista, y ministro de Fomento en funciones fue entrevistado a primera hora de la mañana en Radio Nacional. Y, preguntado acerca de la petición de reunión de Rivera, afirmó que “el presidente siempre ha estado dispuesto, y si es una cuestión sincera, no hay ningún problema en abordarlo”.

El PSOE, por tanto, contemplaba el encuentro Sánchez-Rivera como una posibilidad real. No obstante, apenas dos horas después de ese anuncio por parte de Ábalos, desde Moncloa y Ferraz se cambió radicalmente de mensaje: el presidente en funciones no se reuniría con nadie, pero sí llamaría a los líderes de PP, Podemos y Ciudadanos.

El aviso de Pablo Iglesias

Pues bien. Según reconocen al Confidencial Digital altos cargos del PSOE, ese cambio de guión se produjo después de que importantes integrantes de Podemos advirtieran a los socialistas de un cambio en el sentido del voto de los morados si había un pacto con Albert Rivera.

En concreto, las fuentes consultadas explican que el mensaje recibido por el PSOE fue el siguiente: “Podemos no puede permitirse dar el Gobierno a Sánchez a través de una abstención conjunta con Ciudadanos”.

A partir de ese momento, los acontecimientos se precipitaron, y Sánchez realizó la primera llamada prevista de la mañana: a Pablo Iglesias.

El líder de Podemos confirmó lo que cargos de su propio partido habían trasladado al PSOE: si negociaba y llegaba a un acuerdo con Albert Rivera, la abstención inicial de Unidas Podemos, en caso de no acordarse un gobierno de coalición, podía convertirse en un “no”.

La carta a Rivera, único guiño

Teniendo clara la postura de Pablo Iglesias y de Podemos, en el PSOE decidieron cambiar de estrategia. Adriana Lastra, en un corrillo con periodistas, aseguró, en referencia a la oferta de Rivera y a su petición de reunión con Sánchez, que los socialistas están “cansados de golpes de efecto”, dejando a las claras que el guión había cambiado.

Apenas unos minutos después, Ferraz hizo pública la carta enviada por Pedro Sánchez a Rivera, en la que daba por cumplidas las tres condiciones planteadas por Ciudadanos para la abstención en la investidura: romper con Bildu en Navarra, estudiar la aplicación del artículo 155 en Cataluña, y no aplicar nuevos impuestos a los españoles.

La misiva, explican a ECD fuentes socialistas, ha sido, y va a ser, el “único guiño” de Sánchez y del PSOE a Rivera, ya que “dar algún paso más descarta a Podemos de la ecuación… e incluso al PNV, por lo que no habría mayoría posible”.

La “trampa” de Ciudadanos

Desde el PSOE, una vez conocidas las intenciones de Iglesias, han empezado a calificar la propuesta in extremis de Albert Rivera como una “trampa” para Sánchez, ya que “hiciera lo que hiciera, no habría investidura y saldríamos perjudicados”.

Un rechazo frontal a la oferta de Ciudadanos hubiese servido al resto de partidos para asegurar que lo único que quería el presidente era ir a elecciones. Por contra, un estudio y una negociación en profundidad de la oferta naranja habría dado argumentos a Podemos para asegurar, como ya hizo Iglesias ayer, que el PSOE “prefiere a la derecha” y boicotear la investidura.

Desde Ferraz recuerdan que esto no es la primera vez que sucede: “eso ya pasó en 2016” y el PSOE lo padeció en las urnas con la repetición electoral. Ahora, sin embargo, “no hemos dado argumentos ni a Ciudadanos, ni a Podemos”.

Ambos partidos (morados y naranjas), concluyen las fuentes consultadas, son “los que más pierden” con unas nuevas elecciones y, por ese motivo, “han tratado hasta el final de lograr un golpe de efecto para salvarse, pero a costa de la gobernabilidad y del ganador de las elecciones”. Ante esa estrategia, lo mejor es “cubrirse las espaldas”, aseguran en el PSOE.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?