Política

El frío de las ministras, las confidencias de Batet y Cayetana y el periodista Teodoro

Los detalles menos conocidos del pleno de constitución del Congreso: la presidenta ya sabía de antemano lo que iba a responder a Casado, Abascal y Arrimadas

La bancada del PSOE: Mertixel Batet, presidenta del Congreso de los Diputados
photo_cameraLa bancada del PSOE: Mertixel Batet, presidenta del Congreso de los Diputados

El pleno de constitución del Congreso dejó una nueva Mesa de la Cámara con clara mayoría para un hipotético gobierno PSOE-Podemos, con tres representantes de cada grupo.

La división en los partidos de derecha provocó que Vox obtuviera un segundo asiento ni que entrara Ciudadanos.

Esa circunstancia provocó todo tipo de reproches cruzados entre PP, Ciudadanos y Vox. Los populares trataron de culpar al PSOE de la vicepresidencia para Vox, al afirmar, con razón, que los socialistas habían priorizado blindar la vicepresidencia primera para Gómez de Celis antes de ceder parte de sus votos a Ciudadanos.

Ese discurso, sin embargo, se le puso en contra al PP después de la votación para las secretarías, cuando prefirió dividir su voto en favor de Cs, y no para votar al candidato de Vox, y al final consiguió que tres de los cuatro asientos fueran para el posible gobierno de coalición PSOE-Podemos y el restante para Adolfo Suárez Illana.

Más allá de los resultados de las votaciones, y la fractura que parece abrirse en los partidos del centro-derecha, la sesión constitutiva del Congreso dejó grandes anécdotas, que enumeramos a continuación.

Codazos entre Cs y Vox por los asientos

A diferencia de la anterior constitución del Congreso, Vox descartó sentarse en los escaños que tradicionalmente ocupan los diputados socialistas.

En esta ocasión, prefirieron situarse en los asientos que hace apenas unas semanas pertenecían a los representantes de Ciudadanos. Una estrategia que provocó tensión y encontronazos entre los integrantes de ambos grupos parlamentarios.

El momento más tenso fue el incidente protagonizado por Marcos de Quinto de Ciudadanos, y Luis Gestoso, de Vox, quien acabó en el suelo tras varios empujones.

Los escaños de Batet y Errejón

Al poder situarse en su bancada habitual, el Grupo Socialista pudo situar, esta vez, a Meritxell Batet en un lugar de honor.

La candidata a presidir el Congreso se situó en primera fila, junto a la portavoz del PSOE, Adriana Lastra. Delante, solo tenía los asientos reservados para el Gobierno.

Íñigo Errejón, y también los diputados independentistas, tuvieron que conformarse con sentarse en el gallinero. Los dos representantes de la CUP, eso sí, lograron sentarse delante de los de Bildu.

El líder de Más País no se mostró especialmente sonriente durante la sesión. Estuvo más pendiente de su teléfono móvil que de la sesión.

La primera sonrisa de Errejón se produjo gracias al presidente de la Mesa de edad del Congreso. Zamarrón le saludó con un apretón de manos cuando éste se ha acercado a entregar su papeleta en la primera ronda de votos para el presidente de la Mesa.

Zamarrón, de nuevo protagonista

Agustín Javier Zamarón, presidente de la Mesa de edad del Congreso, volvió a ofrecer, como en la anterior constitución de las Cortes, discursos y reflexiones que no pasaron desapercibidas para la Cámara.

Comenzó la sesión pidiendo perdón por no haber cumplido el mandato solemne de formar Gobierno. Después, llamó al orden a la diputada de ERC, Marta Rosique, que citó a Oriol Junqueras y el resto de políticos presos al recitar el nombre de los 350 diputados. Además, recomendó a los presentes “olvidar las nubes pasajeras” del pasado.

Marta Rosique, además de convertir en diputados a los condenados por el 1-O, compareció en la tribuna del Congreso con una camiseta negra en la que podía leerse, en letras pintadas con las banderas de País Vasco, Cataluña y Galicia, la palabra “independencia”.

La mala pata de Lastra y el periodista Teodoro

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, se torció el tobillo al levantarse de su escaño para ir a votar la presidencia del Congreso. Se cayó al suelto y fue rápidamente socorrida por Pedro Sánchez y Carmen Calvo.

Lastra tuvo que ir hasta la puerta del hemiciclo, ayudada por los ujieres, para ser tratada por los servicios médicos. Una vez concluida la votación, se le acercó la urna para que pudiera introducir su papeleta. Durante el recuento, volvió a la bancada socialista, sentada en silla de ruedas, y con un vendaje en el tobillo.

La bancada del PP estuvo tranquila y serena. Pablo Casado no se levantó de su asiento y estuvo acompañado en todo momento por Cayetana Álvarez de Toledo. Los populares han estado intercambiado pareceres a lo largo de toda la jornada.

Por el contrario, Teodoro García Egea se ha mostrado más inquieto. Egea ha aprovechado cada momento para levantarse de su asiento y conversar con los diputados del PP.

Tanto así, que ha abandonado la cámara para acudir a la Tribuna de Prensa para conversar con algunos periodistas. Tras pedir permiso al ujier para poder entrar en la tribuna, Egea se ha sentado junto a María Pelayo y otras compañeras.

El frío de las ministras, los selfies de Vox…

La jornada, en todo caso, se le hizo larga a los 349 diputados presentes –Jaume Alonso-Cuevillas, de JxCAT, no pudo acudir por causas médicas- y cada uno intentó entretenerse como pudo:

--Charla entre Dolores Delegado y Pablo Echenique durante la votación: La buena sintonía entre PSOE y Podemos, después de un verano de intercambio constante de reproches entre ambos partidos, se pudo comprobar a lo largo de la jornada. Durante la votación por la presidencia del Congreso, la ministra de Justicia y el ex número 3 de Podemos charlaron amigablemente.

-- Magdalena Valerio y Reyes Maroto pasaron frío. Ambas compartieron abrigo, que se pusieron a modo de manta durante al acatamiento de los cargos. Cuando les tocó a ellas prometer el cargo, se lo retiraron para poder levantarse sin problemas.

-- Mireia Vehí, diputada de la CUP, tuvo que acercarse a la Mesa porque no le habían nombrado. Zamarrón le pidió perdón y añadió: “No sabe más el diablo por viejo, sabe menos (...) Póngalo en mi debe, yo ya me ocuparé de poner algo en mi haber”.

--Algunos diputados de Vox han aprovechado las votaciones para hacerse selfies y también fotos grupales. No les han andado a la zaga los representantes de EH Bildu. Mertxe Aizpurua y sus compañeras de banca también se han sacado un par de fotos durante una de las votaciones.

--El abrazo entre Iglesias y Yolanda Díaz: También durante una de las votaciones, Pablo Iglesias y Yolanda Díaz se encontraron, frente a frente, en el pasillo del hemiciclo. Amigos, compañeros de grupo, y también esperando a ser compañeros de Gobierno, ambos se fundieron en un emotivo abrazo.

Batet llevaba la respuesta preparada

Uno de los momentos más polémicos vividos ayer en la sesión plenaria se vivió en la promesa o acatamiento de los diputados. Como era de esperar, los parlamentarios de Vox, los independentistas y los nacionalistas emplearon una formulación particular, saliéndose del habitual “Sí, prometo”.

Los que renunciaron a versionar su promesa, sin embargo, fueron los principales representantes de Unidas Podemos, pese a que en sesiones constitutivas anteriores sí habían elaborado un discurso propio.

Así, Pablo Iglesias, Alberto Garzón y Pablo Echenique, entre otros, se limitaron a prometer el cargo, sin ningún mensaje extra.

La formulación empleada por los independentistas provocó que tanto Pablo Casado, como Santiago Abascal e Inés Arrimadas pidieran explicaciones a Meritxell Batet.

La presidenta del Congreso respondió citando, textualmente, sentencias del Tribunal Constitucional que avalaban la “flexibilización” de la promesa o el juramento del cargo. Unas sentencias que se traía preparadas desde su escaño y que tenía guardadas en una carpeta amarilla.

Los argumentos de Batet, sin embargo, no convencieron a Cayetana Álvarez de Toledo, que una vez acabada la sesión plenaria se acercó a hablar con la presidenta del Congreso.

Ambas protagonizaron un intercambio de impresiones y confidencias mientras todos los diputados abandonaban el hemiciclo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?