Política

El Gobierno aparca la “ocurrencia” de Marlaska de aislar a asintomáticos del coronavirus

Pedro Sánchez ha reconocido a las autonomías que han encontrado “problemas legales” incluso para recomendar encerrarse voluntariamente en hoteles, polideportivos, cuarteles…

Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska.
photo_camera Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska.

El Gobierno ha aparcado uno de los proyectos que barajaba de cara a la desescalada frente al coronavirus. El plan de aislamiento de personas con el virus pero asintomáticos ha quedado suspendido, y se limitará, como máximo, a ofrecer espacios acondicionados a aquellos que se encuentren en esa circunstancia y quieran desplazarse voluntariamente a estos lugares.

El plan para esta segunda fase, de “desescalada”, que coincidiría con los primeros levantamientos de medidas de confinamiento, debía impulsarlo el Ministerio de Sanidad.

Pedro Sánchez llegó a pedir a los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas que facilitasen al Gobierno un listado con los edificios y espacios en sus regiones que podrían ceder para ubicar estos alojamientos donde aislar a los portadores del Covid-19 asintomáticos.

Eso incluía palacios de congresos (como es IFEMA, en Madrid), polideportivos (la pista de atletismo de Sabadell, donde el Ejército ayudó a instalar un hospital de campaña), hoteles, albergues... El listado de lugares disponibles debía ser enviado al Ejecutivo antes del 10 de abril.

No ha vuelto a tratarse con las autonomías

Sin embargo, fuentes de distintas consejerías de Sanidad, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, explican que la medida, que sugirieron algunos miembros del Gobierno hace varias semanas, no ha vuelto a abordarse en las reuniones celebradas en estos días. Tampoco en las últimas Conferencias de Presidentes autonómicos.

El anuncio levantó las críticas de muchos juristas, que albergaban dudas sobre su legalidad y hasta constitucionalidad. Advirtieron de que un confinamiento obligatorio podría ser una “detención forzosa” de ciudadanos sin una orden judicial.

“La libertad de elegir domicilio está regulada en el artículo 19 de la Constitución. Llevarte en contra de tu voluntad no es posible; es como una detención”, reconocen ahora a ECD fuentes del Ejecutivo.

En el actual estado de alarma, el único que puede decretar esta situación es un juez, a través de una orden judicial. Caso diferente sería si el Gobierno declarase el estado de excepción o de sitio.

Para una suspensión de derechos, se necesita algo más que el estado de alarma, según declara el artículo 55 de la Constitución.

 

Moncloa habla de “ocurrencia de Marlaska”

Fuentes con acceso a La Moncloa explican a ECD que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había planteado desde el principio, al comité de gestión de la crisis, sus dudas sobre desplegar la medida en el marco de un estado de alarma, en que no se permite una suspensión de derechos sino una limitación. “Esto es no es China”, aseguran que llegó a advertir el jefe del Ejecutivo a algunos de sus ministros.

En Presidencia recuerdan que la medida se conoció a través de un anuncio del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, después de que Sánchez reclamara a las autonomías un listado de hoteles e infraestructuras públicas y privadas donde poder alojar a los asintomáticos.

“Marlaska se anticipó a un escenario de la desescalada que, aunque se había hablado, no se había cerrado todavía. Y su salida quedó como una ocurrencia, una improvisación más, una medida vaga sin trabajar…”, admiten ahora altos cargos de Moncloa.

Hay que recordar que, según aseguró entonces el ministro del Interior, se analizarían “todas las opciones legales” en caso de que un ciudadano se negase a ello: “Porque el principio fundamental es mantener la salud pública”, añadió al referirse a un camino que todavía estaba por explorar por parte del Ejecutivo.

No descartó incluso que los internamientos pudieran llegar a ser obligatorios: “Con exquisito respeto de los derechos fundamentales”.

El Ministerio del Interior implicó también en la búsqueda de espacios públicos y privados a los delegados y subdelegados del Gobierno en todas las comunidades y provincias, quienes empezaron días después a solicitar datos de las capacidades que se podrían poner a disposición del plan en cada uno de los territorios.

Ofrecer únicamente “espacios voluntarios”

Con todo, las fuentes consultadas por ECD afirman que, sobre este plan, la única idea que continúa sobre la mesa es que las comunidades autónomas ofrezcan “espacios voluntarios” para los que quieran un aislamiento supervisado porque no puedan hacerlo efectivo en su domicilio.

No obstante, se deberá “trazar y poner en cuarentena” a todos los contactos de cada caso positivo, como se venía haciendo antes de la declaración del estado de alarma. Las autonomías tendrán que realizar un “diagnóstico de asintomáticos en residencias geriátricas mediante PCR semanal de residentes y personal”.

En muchos lugares, como Madrid, existen desde el inicio del estado de alarma espacios para que los pacientes leves puedan estar aislados sin contagiar a sus familiares. Se realizó ante las recomendaciones de los expertos y se ofrecían a quien lo requiera o desee por sus circunstancias particulares.

En la capital, funcionan una decena de hoteles medicalizados. Los médicos derivan allí a enfermos de menor gravedad para liberar camas en los hospitales.

Resistencia en los cuarteles militares

Hay que recordar que, entre los lugares que el Ejecutivo planeaba utilizar para confinar a portadores del virus, Confidencial Digital pudo saber que se encontraban incluso bases militares, acuartelamientos y otras instalaciones del Ejército que el Ministerio de Defensa tiene repartidos por todo el territorio nacional.

Fuentes militares con conocimiento del despliegue territorial de las Fuerzas Armadas señalaron que, ante esta petición de información por parte de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, habían surgido reticencias entre los mandos de las bases, porque quedaría en evidencia el estado deficiente de algunos acuartelamientos y por el riesgo de que aumentasen los contagios entre militares.

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable