Política

El Gobierno busca a la desesperada expertos que avalen los indultos

El objetivo es beneficiar a los imputados por el 1-O y a Baltasar Garzón. Pretende reunir un ‘comité de sabios’ para enmendar la reforma del PSOE que pedía limitar esta medida de gracia

Carmen Calvo y Dolores Delgado, tras un Consejo de Ministros.
photo_cameraCarmen Calvo y Dolores Delgado, tras un Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez lleva días jugando al despiste sobre la posibilidad de que el Gobierno indulte a los cargos del Govern procesados por el 1-O. Pero lo cierto es que es un objetivo real y, desde el Ejecutivo, ya se trabaja para conseguirlo. No obstante, una reforma de la ley de indultos, impulsada por el PSOE antes de la moción de censura, pone en peligro esos planes.

Tal y como se informó en estas páginas el pasado mes de octubre, en poco más de un año el PSOE ha cambiado de criterio con respecto a los indultos. Durante el Gobierno de Mariano Rajoy, los socialistas presentaron una proposición de ley cuyo objetivo era limitar al máximo estas medidas de gracia. Se buscaba castigar a los líderes ‘populares’ condenados por tramas corruptas. Ahora quieren recular.

El PP, sin embargo, apoyó la creación de una ponencia para evitar que los líderes independentistas puedan ser perdonados. Los populares, de hecho, aprovecharon el texto impulsado por los socialistas antes de la moción de censura, en el que se pedía vetar los indultos para condenados por corrupción, para “acotar más” los delitos a los que no aplicar el indulto, incluyendo la secesión y la rebelión.

La ponencia quedó constituida el 9 octubre y el siguiente paso era votar las diferentes propuestas de resolución presentadas por los partidos el pasado día 23. No obstante, el PSOE, a instancias del Gobierno, pidió aplazar cualquier decisión hasta el próximo martes, y una vez escuchados unos expertos que el Ejecutivo pretende llevar al Congreso.

Objetivo: enmendar la reforma...

Según explican al Confidencial Digital algunos ponentes para la reforma de la actual ley de indultos, el objetivo del Gobierno, y del propio PSOE, es “echar atrás” el texto que los propios socialistas presentaron contra esta medida de gracia antes de la moción de censura.

En el texto presentado por el PSOE, se habla de forma explícita, como ya se ha apuntado, de acabar con los indultos a políticos corruptos. Una afirmación que ahora se considera “peligrosa” por parte de Moncloa, ya que la malversación de caudales públicos, de la que se acusa a los miembros del Govern imputados, se considera corrupción.

El objetivo del Gobierno es “enmendar” el texto presentado por el PSOE antes de verano apelando a la opinión del comité de sabios que pretende llevar al Congreso la semana que viene: “Está buscando juristas expertos que avalen el indulto, para luego justificar un cambio de criterio del Grupo Socialista”, afirman desde la Comisión de Justicia de la Cámara Baja.

El problema, añaden estas mismas fuentes, es que “aún no han encontrado a nadie” que defienda “volver a la legislación de los 90”, cuando no existía ningún tipo de acotación a los delitos que podrían ser objeto de indulto y cuáles no.

Hasta ahora el Ejecutivo no ha informado sobre los integrantes de ese comité de sabios, a pesar de las peticiones de la oposición: “O todavía no los tienen, o quieren esconderlos hasta el martes”, afirman.

… para indultar a los imputados del 1-O

Si finalmente el Gobierno consigue que la semana que viene comparezca en el Congreso un grupo de expertos que avale la continuidad de los indultos, el PSOE ya estará “legitimado” para hacer caer su propia reforma legislativa, lo que allanaría el camino para excarcelar a los políticos catalanes presos una vez que éstos sean condenados.

De esta forma, Pedro Sánchez y su partido volverán a protagonizar un importante cambio de opinión en otro tema relacionado con el referéndum independentista del 1 de octubre y el juicio contra los ex consejeros del Govern.

El presidente, que afirmó hace unos meses que veía claro el delito de rebelión contra Junqueras y el resto de políticos presos, aseguró recientemente que él no lo incluiría en la causa contra ellos, tal y como finalmente ha hecho la Abogacía del Estado.

Ahora, y con el objetivo de indultar a los impulsores del 1-O, el PSOE, a instancias del Gobierno, se va a ver obligado a echar por tierra su propia reforma legislativa.

Baltasar Garzón, otro beneficiario

El perdón para Junqueras, los Jordis y el resto de ex consejeros imputados no es el único objetivo del Gobierno con el frenazo a la reforma de la ley de indultos. Según las fuentes consultadas por ECD, hay otros “beneficiarios potenciales” que también están en la agenda de los que mandan tanto en Moncloa como en Ferraz.

Desde la oposición no se tienen dudas de que el Ejecutivo quiere guardarse la “baza de los indultos” para utilizarla con Manuel Chaves y José Antonio Griñán, en el caso de que ambos sean condenados en el juicio de los ERE. Pero hay más receptores potenciales de esta medida de gracia que quiere conservar el Gobierno.

Baltasar Garzón, explican fuentes parlamentarias, es otro. El ex magistrado de la Audiencia Nacional continúa inhabilitado para ejercer la judicatura y en el PSOE “están como locos por indultarle”. Un indulto que, además, llevaría la rúbrica de su amiga personal, la ministra de Justicia Dolores Delgado.

Eso sí. La difusión de las grabaciones de Villarejo en las que ambos aparecen grabados puede alejar el perdón por parte del Gobierno, del mismo modo que se ha descartado la candidatura del propio Garzón a la alcaldía de Madrid encabezando la lista del PSOE: “La conversación con Villarejo le ha perjudicado, pero lo cierto es que el Gobierno quería indultarle”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo