Política

El Gobierno depende de un solo diputado para aprobar los decretos de los viernes

La Diputación Permanente se acaba de constituir y el bloque de la moción de censura tienen 33 de los 65 parlamentarios que decidirán sobre la ampliación del permiso de paternidad, el subsidio para mayores de 52 años...

Pedro Sánchez y Carmen Calvo.
photo_cameraPedro Sánchez y Carmen Calvo.

Nueve días después de la disolución de las Cortes, este jueves quedó constituida la Diputación Permanente. Pedro Sánchez anunció con antelación la convocatoria de elecciones para ganar tiempo en la negociación de la composición del organismo, que deberá aprobar los “decretos sociales” de estos viernes. Ahora, con todos los diputados confirmados, el Gobierno tiene una “mayoría mínima”.

Según explican al Confidencial Digital fuentes parlamentarias, el jefe del Ejecutivo ha situado, en la Diputación Permanente, a los diputados socialistas de su máxima confianza, y también ha transmitido, a los partidos que apoyaron la moción de censura, que situaran en este órgano a representantes con “voluntad de diálogo”, para poder aprobar los últimos decretos de la legislatura.

Las votaciones dependerán de un diputado

Todo ello porque las medidas que está anunciando el Gobierno en los llamados “viernes sociales” de los Consejos de Ministros deberán ser ratificadas por dicha Diputación Permanente. Un órgano que, con sus 65 representantes, mantiene la representación proporcional de cada partido en el pleno del Congreso, aunque ahora los márgenes son mucho más ajustados.

En ese sentido, desde la Cámara recuerdan que Pedro Sánchez fue investido presidente después de que su moción de censura contra Rajoy prosperara con 180 votos a favor, 169 votos en contra y una abstención de los 350 diputados. Ahora, sin embargo, los decretos deberán ser votados por tan solo 65 diputados, y la ventaja “será mínima”.

Concretamente, confirman las mismas fuentes, de solo un diputado, ya que los partidos que votaron en contra de la moción -PP, Ciudadanos y UPN- suman 32 escaños, mientras que los que la respaldaron -PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís y Bildu- alcanzan la cifra de 33.

Esta circunstancia es posible por el reparto de escaños correspondiente para cada formación en la Diputación Permanente: 25 para el PP, 14 para PSOE, 12 para Unidos Podemos, 6 para Ciudadanos, 2 para ERC, y uno para PNV, UPN, Compromís, PDeCAT y Bildu (estos cuatro últimos pertenecientes al Grupo Mixto).

100% de negociación y 0% de absentismo

Así las cosas, el Gobierno ha transmitido a la dirección del Grupo Socialista en el Congreso que, en las próximas semanas, los diputados socialistas con escaño en la Diputación Permanente se deben dejar la piel para blindar el apoyo de los grupos que respaldaron la moción de censura.

Entre otras cosas, porque aún faltan por refrendarse en la Cámara importantes decretos anunciados por el Ejecutivo estos últimos viernes, como la ampliación a 8 semanas del permiso de paternidad, el subsidio para mayores de 52 años, la reforma del alquiler, etc.

Las fuentes consultadas explican, en ese sentido, que los diputados socialistas están mentalizados para “negociar al 100 por cien” y convencer al resto de fuerzas que apoyaron la moción que no pueden faltar a una sola sesión, ya que los decretos podrían no ser aprobados en la Diputación Permanente.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable