Política

Por qué el Gobierno se resiste a pagar a las comunidades autónomas: incumpliría el objetivo de déficit de Bruselas

En julio, el endeudamiento del Estado alcanzó los 16.336 millones. De abonar los 6.600 que exigen las regiones, se sobrepasaría el techo del 1,8% del PIB

María Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones.
photo_cameraMaría Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones.

El Gobierno ha decidido cerrarse en banda. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero se ha armado de argumentos, a través del informe encargado a la Abogacía del Estado, para no realizar las entregas a cuenta reclamadas por las comunidades autónomas, y que alcanzan la cifra exacta de 6.674 millones de euros.

Una vez conocido el escrito de la Abogacía del Estado, que señala que un Gobierno en funciones no puede realizar esos pagos, la ministra ha anunciado que “buscará fórmulas” para cumplir con la financiación autonómica, pero sin especificar ni el cómo ni el cuándo.

La realidad, según explican al Confidencial Digital fuentes que tienen interlocución directa con el Ministerio, es que, a día de hoy, el Gobierno “prefiere retrasar el pago” para no incumplir el objetivo de déficit al que se comprometió con Bruselas hace apenas un año.

“Ya estamos al 1,3%”

En ese sentido, recuerdan que en julio de 2018, y apenas unas semanas después de la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, la ministra de Economía, Nadia Calviño, anunció por sorpresa los cambios de los objetivos de déficit España, tanto para ese curso como para 2019.

En concreto, la ministra comunicó que los nuevos objetivos serían medio punto superiores a los pactados anteriormente con Bruselas, pasando del 2,2% del PIB al 2,7% para 2018; y del 1,3% al 1,8% para 2019.

Pues bien. Un año después de ese acuerdo con la Comisión Europea, el Gobierno cifró, a finales de julio, el déficit en los seis primeros meses del curso en 16.336 millones de euros, que supone el 1,3% del Producto Interior Bruto.

Teniendo en cuenta los gastos ya previstos para los cuatro meses del año restantes, el Gobierno no estaría en condiciones de garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit en septiembre si aborda el pago de los 6.674 millones de euros a las comunidades autónomas.

De llegar a realizar ese abono, el déficit sobrepasaría los 22.000 millones de euros que, unidos a otros gastos, harían imposible el cumplimiento del objetivo. Desde la Comisión, por su parte, ya estiman que España cerrará el año con un déficit del 2,3%, pero en Moncloa y Hacienda luchan para no sobrepasar esos cálculos.

Recortes o más déficit en las CCAA

Así las cosas, y de confirmarse el no abono de los pagos a cuenta a las comunidades autónomas, a los gobiernos regionales no le quedarán más que dos salidas: “O nos endeudamos más nosotros, para cubrir servicios esenciales, o hacemos unos recortes salvajes”.

Así lo asegura un alto cargo de un ejecutivo autonómico al que el Estado debe una “cantidad sustancial” de dinero, y que insiste en la “gravedad” de la situación: “No tenemos dinero para Sanidad, Educación, o ayudas a la dependencia, y de ahí es difícil recortar”.

La única vía, asegura, es que “las comunidades recurramos a créditos y nos endeudemos más”. Una situación que “el Estado debería evitar aunque eso provocara tener problemas con Bruselas”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?