Política

Pedro Sánchez ya sabe cómo indultar a los presos del procés (sin ponerse colorado)

El PSOE ha encontrado la solución para retirar su propia reforma de la ley del indulto: declararla inconstitucional

Quim Torra y Pedro Sánchez, en La Moncloa.
photo_cameraQuim Torra y Pedro Sánchez, en La Moncloa.

Cuando el PSOE presentó, antes de la moción de censura, una proposición de ley para limitar los indultos, no pensó que, apenas medio año después, y con Pedro Sánchez en La Moncloa, tendría que hacer todo lo posible para que esa iniciativa no saliera adelante. Ahora quiere mantener abierta la opción de excarcelar a los independentistas presos y acaba de encontrar una vía para conseguirlo.

Tal y como se viene contando en estas páginas, el PSOE presentó, durante el Gobierno de Mariano Rajoy, una proposición de ley cuyo objetivo era limitar al máximo los indultos concedidos por el Consejo de Ministros. En concreto, los socialistas querían prohibir estas medidas de gracia para delitos relacionados con la corrupción.

Ese criterio, no obstante, cambió radicalmente tras triunfar la moción de censura contra Mariano Rajoy y la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa.

El jefe del Ejecutivo es consciente de que la reforma de la ley del indulto impulsada por los socialistas pone en peligro la excarcelación de los presos del procés, una de las condiciones que pondrán PDeCAT y ERC para volver a investirle tras unas nuevas generales. Por ese motivo, su prioridad ahora es hacer caer esa proposición.

Maniobras para aplazar la votación

El reto del Gobierno y del PSOE era encontrar una fórmula para justificar que, apenas seis meses después de presentar esa reforma legislativa, el Grupo Socialista vaya a votar en contra de su propia iniciativa parlamentaria y evitar que salga adelante. Un desafío para el que, al menos hasta la fecha, no se hallaba solución.

Los movimientos de la oposición, especialmente del PP, no han ayudado a Moncloa y a Ferraz a la hora de argumentar un cambio de criterio de esta magnitud. Los populares, basándose en el texto presentado por los socialistas, presentaron enmiendas para determinar que nadie condenado por secesión y rebelión pueda ser indultado. Una maniobra que aumentó la presión sobre el Gobierno.

La respuesta del Ejecutivo a esa ofensiva de los populares, respaldada por Ciudadanos, fue utilizar tácticas dilatorias: durante semanas ha estado posponiendo la votación de la ponencia creada para abordar esta reforma legislativa.

Primero, anunció la creación de un comité de sabios que analizara los pros y los contras de limitar los indultos. Al no conseguir conformar un equipo de juristas que se presentara el pasado martes en el Congreso, pactó con Podemos y los partidos independentistas que cada partido llevara, el próximo 20 de noviembre, a dos expertos capaces de analizar la proposición de ley.

La Constitución ‘indultará’ a los presos del procés

Tal y como se explicó ayer miércoles, esta última maniobra permitirá al Gobierno no tener que volver a preocuparse de la ley del indulto hasta febrero de 2019. Será entonces cuando los expertos de cada partido hablen y los diferentes grupos parlamentarios voten en consecuencia.

Pues bien. Según ha podido confirmar Confidencial Digital, el Ejecutivo ya ha encontrado la vía perfecta, respaldada además por varios expertos consultados en fechas recientes, para que el PSOE pueda votar en contra de su propia proposición. Los socialistas, y todos sus socios en la moción de censura, ‘descubrirán’ que la reforma no es aplicable por ser “inconstitucional”.

En concreto, los expertos que presentarán el PSOE, Podemos y PNV afirmarán que establecer límites a los indultos, aceptándolos para algunos delitos pero vetándolos para otros, atenta contra el principio de igualdad recogido en el artículo 14 de la Carta Magna y, por tanto, vulnera un derecho fundamental de cualquier ciudadano español. Un argumento que también respaldarán PDeCAT y ERC.

Las fuentes consultadas por ECD afirman que ni el Gobierno, ni el PSOE, encontraban argumentos de peso para votar en contra de una proposición impulsada por ellos mismos… hasta que el portavoz del PNV, Mikel Legarda, advirtió que el texto podía tener difícil encaje constitucional: “Fue oír eso, y los socialistas empezaron a ver la luz”.

Según afirman a este diario algunos integrantes de la ponencia, se podría dar la paradójica circunstancia de que la Constitución vaya a salvar de la cárcel a unos cargos políticos que están siendo procesados, precisamente, por saltársela.

Conscientes de esa peculiaridad, los socialistas, a través de los expertos que presentarán en el Congreso, también advertirán de otros posibles peligros de reformar la ley: “Hasta la fecha, venían diciendo que podía existir también conflicto con la retroactividad. Es un argumento menor, pero que también usarán para justificar, todavía más, su voto en contra a una medida que era suya”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?