Política

El Gobierno de Sánchez no se hace responsable de la actuación policial en Cataluña del Ejecutivo de Rajoy

Responde sistemáticamente con evasivas a las preguntas sobre cargas durante el 1-O y operaciones contra los CDR

Disturbios en una intervención de la Policía Nacional el 1-O.
photo_cameraDisturbios en una intervención de la Policía Nacional el 1-O.

El cambio de Gobierno por la moción de censura de Pedro Sánchez dejó un buen número de preguntas parlamentarias, presentadas por diputados del Congreso durante la etapa de Mariano Rajoy, pendientes de responder. Muchas de ellas han sido contestadas por los respectivos ministerios, con datos más o menos actualizados.

Sin embargo, hay una serie de cuestiones a las que el actual Ejecutivo socialista ha decidido responder con evasivas, evitando “mojarse” sobre cuestiones de la anterior etapa de Gobierno.

Batería de preguntas sobre el 1-O

Hace meses varios diputados del PDeCAT en el Congreso registraron una batería de cuestiones acerca de las actuaciones de las Fuerzas de Seguridad frente al independentismo: principalmente, por las cargas realizadas en los puntos de votación del referéndum del 1 de octubre, pero también sobre otras cuestiones relacionadas.

La respuesta sistemática proporcionada por el Gobierno de Pedro Sánchez a estas cuestiones es que “no valora actuaciones del Gobierno anterior”.

Los diputados de la antigua Convergència había registrado preguntas relativas a :

-- “Confirmación de las manifestaciones del Delegado del Gobierno en Cataluña de que no hubo cargas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra los ciudadanos que estaban en los colegios electorales el 1 de octubre”.

-- “Sobre desalojo de los colegios electorales el 1 de octubre”.

-- “Confirmación de la existencia de violencia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que según las manifestaciones del Delegado del Gobierno en Cataluña técnicamente no hubo cargas” (de nuevo).

-- “Explicación del hecho de que la violencia desatada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el 1 de octubre para dar cumplimiento a la orden judicial de desalojar, incumpliese el propio mandato judicial de hacerlo «sin afectar la normal convivencia ciudadana»”.

-- “Sobre forma en la que se produjeron los más de mil heridos, certificado por los servicios sanitarios y el Colegio de Médicos de Cataluña, si no hubo cargas policiales”.

-- “Sobre consciencia que tiene el Gobierno de que el día 1 de octubre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no respetaron el mandato judicial de respetar la «convivencia ciudadana» durante la jornada del referéndum y alteraron gravemente la paz pública”.

-- “Sobre motivos por los que el coordinador del operativo policial del 1-O, no atendió a la petición de ayuda de los Mossos de Esquadra cursada a las 09:11 de la mañana del 1 de octubre, así como autoría de la decisión de estimar que no era necesario enviar los refuerzos solicitados por dicha fuerza policial para determinados centros de votación”.

También registraron preguntas escritas sobre otras actuaciones de las Fuerzas de Seguridad referidas a Cataluña:

-- “Sobre operativo Minerva, activado el 04/04/2018”, el despliegue especial de los Mossos para proteger de los CDR las sedes de los partidos políticos, instituciones del Estado...

-- “Consciencia que tiene el Gobierno de estar vulnerando la libertad de expresión y el derecho a la privacidad de las personas, en el momento que sus Fuerzas de Seguridad acosan, identifican y retienen a personas que defienden posiciones ideológicas diferentes a las suyas”.

-- “Motivos para retener e identificar a personas que por cuestiones ideológicas o de amistad se dirigían a Madrid para dar apoyo a Tamara Carrasco antes de declarar ante la Audiencia Nacional”, detenida bajo la acusación de ser una de las cabecillas de las acciones violentas de los Comités de Defensa de la República.

-- “Sobre nota informativa recibida por los trabajadores del Departament d’Interior el día 20/04/2018 donde les pedían que no utilizaran los espacios para expresar posicionamientos de cualquier orden o sensibilidad”, una orden dada durante la aplicación del artículo 155 en la administración de la Generalitat.

Una respuesta repetida

A lo largo del mes de julio, el Ejecutivo (ya del PSOE) remitió respuestas a estas preguntas. En todas ellas se repite la contestación de que “el Gobierno actual no valora las actuaciones realizadas por el Gobierno anterior”, o “el actual Gobierno no entra a valorar situaciones que tuvieron lugar durante el mandato del anterior ejecutivo”.

Cabe señalar que no sólo en preguntas por escrito el gabinete de Pedro Sánchez se escuda en no comentar actuaciones del Gobierno anterior. También este miércoles 13 de septiembre algunos ministros, como la vicepresidenta Carmen Calvo, han recurrido a ese argumento en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, llama la atención que frente a ese invariable “el Gobierno actual no valora actuaciones del Gobierno anterior” a varias cuestiones relacionadas con la respuesta del Estado frente al proceso independentista en Cataluña, a una pregunta también del PDeCAT fue muy taxativo, pese a también haberse realizado antes de la llegada del PSOE a La Moncloa.

“¿Algún organismo del Estado español espía a diputados electos en otro país?”, había preguntado Feliu-Joan Guillaumes a cuenta de la noticia de que dos hombres hacían fotos desde una furgoneta a los diputados de Junts per Catalunya desplazados a Waterloo (Bruselas) para reunirse con Carles Puigdemont.

Ante esta pregunta, el Gobierno de Pedro Sánchez no respondió que “no valora actuaciones del Gobierno anterior”, sino una contestación directa: “En el Ministerio del Interior no se realizan labores de espionaje”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo