Política

Un grupo de autónomos demandará a Carmena por los gastos ocasionados con los cambios de calles franquistas

Alegan que han perdido “decenas de miles de euros” modificando los domicilios sociales y el material de marketing

Placa de la calle Capitán Haya.
photo_camera Placa de la calle Capitán Haya.

La primera sentencia llegó el 10 de abril. El juzgado de lo contencioso número 8 de Madrid obligó al ayuntamiento a devolver el nombre a la calle de los Caídos de la División Azul.

En los meses sucesivos, distintos juzgados fallaron otras cinco veces en el mismo sentido: con las calles de El Algabeño, los hermanos García Noblejas, del general Asensio Cabanillas, del general Millán Astray y, según la sentencia del 18 de enero, del capitán Haya.

El consistorio madrileño, dirigido por Manuela Carmena, se acogió a la ley de Memoria Histórica para justificar el cambio de nomenclatura del callejero, pero la Justicia le ha dado sendos varapalos en cada sentencia.

Los jueces han argumentado en todos los casos que estos personajes históricos no tomaron parte en la guerra civil, con lo que no se puede apelar a dicha ley para justificar su salida del mapa de la capital.

Movilización de autónomos

Pues bien. Confidencial Digital ha podido saber que, a raíz de la última sentencia, la que obliga al ayuntamiento a devolver el nombre a la calle capitán Haya, varios trabajadores autónomos se han movilizado para tomar medidas judiciales.

En concreto, según ha sabido ECD, acudirán a los tribunales para presentar demandas contra Carmena reclamando indemnizaciones por los “daños y perjuicios” económicos causados con el cambio de nombres de las calles.

Domicilios social y fiscal

Según explican a este confidencial, estos autónomos, que por el momento prefieren permanecer en el anonimato, han gastado “decenas de miles de euros” cuando el consistorio decidió cambiar las calles.

En concreto, tuvieron que desembolsar varias cantidades de dinero para sufragar el cambio de domicilio social y fiscal, ya que la normativa obliga a emitir facturas con los datos precisos, acordes al nombre de la calle establecido por el ayuntamiento.

En este sentido, los autónomos han tenido que modificar estos domicilios para que en lugar de, por ejemplo, capitán Haya, la calle presente en la factura o en el registro fuera poeta Joan Maragall, que es como se ha denominado durante casi tres años.

 

Material de marketing

Además, las mismas fuentes aseguran a este confidencial que también han tenido que renovar el material de marketing: tarjetas, folletos informativos, carteles, vallas publicitarias, etc.

ECD se ha puesto en contacto con la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), desde donde aseguran que ningún socio o afectado les ha transmitido este mensaje, con lo que desconocían la iniciativa de demandar a Carmena.

Fuentes jurídicas afirman a este medio que estas demandas tienen “pocos visos de prosperar”, ya que los ayuntamientos son competentes para cambiar el nombre de las calles del municipio.

De hecho, Carmena ha manifestado su intención de volver a cambiar el callejero acogiéndose a esta competencia, sin basarse en la ley de Memoria Histórica.

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?