Política

Guardias civiles de Navarra pedirán la ‘pasarela’ para incorporarse a la Policía Foral

Acaban de perder la competencia de Tráfico y van a reclamar esta salida en un pleno extraordinario del Consejo del cuerpo

guardia civil de tráfico
photo_cameraguardia civil de tráfico

La situación actual de la Guardia Civil en Navarra es una incógnita. La preocupación entre los agentes que ejercen las labores de tráfico en la Comunidad Foral es muy alta, según explican a Confidencial Digital. No saben aún qué va a ser de ellos en los próximos meses, dado que ningún mando superior se lo ha comunicado.

Los agentes denuncian que se han enterado de que la competencia iba a ser absorbida por la Policía Foral mediante la prensa, exactamente igual que pasara hace unas semanas cuando se hizo público el acuerdo entre el PSOE y el PNV, por el cual la competencia de tráfico pasaría a estar gestionada por el Gobierno de Navarra en vez de por el nacional.

Las asociaciones profesionales del cuerpo han pedido conjuntamente que se celebre un Pleno Extraordinario al amparo del Consejo de la Guardia Civil, cuya presidencia encarna el Ministro del Interior en funciones Grande-Marlaska. En este Pleno las asociaciones pedirán explicaciones a sus superiores acerca de cómo se va a proceder.

Además, según ha podido saber ECD, la Asociación Unificada de la Guardia Civil, la más numerosa, va a pedir la 'pasarela' para todos los compañeros de tráfico. 175 agentes para los cuales se pedirá la inclusión dentro de la Policía Foral. Sin embargo, no están seguros en el cuerpo de las condiciones que les exigirán para la incorporación, puesto que no creen que el Gobierno Foral quiera a los guardias civiles tampoco dentro de la policía autonómica.

En cambio, no todas las asociaciones de la Guardia Civil les acompañarán en esa petición. La Asociación APROGC cree que "defender la 'pasarela' es asumir la expulsión de los guardias civiles de Navarra". Su postura apuesta por que la Benemérita siga ejerciendo su labor en la Comunidad Foral así como en el resto del territorio nacional.

El sentir de los guardias civiles en Navarra es de un malestar profundo para con sus superiores. Se sienten traicionados por el abandono del director general de la Guardia Civil, Félix Vicente Azón, y también por el Ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, quien, meses antes, en una visita a la comandancia de Navarra, les había asegurado que “ningún Guardia Civil va a salir de Navarra”.

También existe el caso de agentes que habían pedido el traslado a la Comunidad Foral, algunos de los cuales se iban a materializar en el mes de febrero y que, a raíz de esta situación, se encuentran en una situación de interrogante total. Algunos de estos traslados se habían pedido con objeto de que los guardias civiles pudieran estar más cerca de sus familias, y ahora desconocen qué va ocurrir con ellos en el futuro.

No obstante, esta situación no es la primera vez que se sucede en nuestro país. Ya antes, País Vasco y Cataluña adquirieron, en 1982 y 1997 respectivamente, la competencia de tráfico. Y al igual que está pasando en Navarra, también se suprimió la tarea de la vigilancia de las carretera por parte de la Guardia Civil en pro de las policías autonómicas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?