Política

Sanidad se abre a permitir los test de antígenos a los turistas para entrar en España tras las presiones de Industria

El ministerio de Reyes Maroto considera que aceptar únicamente las PCR encarece los desplazamientos y ahuyenta a los viajeros. Europa acaba de recomendar la utilización de las pruebas rápidas

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres
photo_camera La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres

La recuperación del turismo es uno de los grandes retos de los que el Gobierno de Pedro Sánchez se debe hacer cargo en los próximos meses.  La paralización de la actividad económica durante el confinamiento y posterior crisis economía derivada de la pandemia amenaza con hundir uno de los pilares de la economía española.

A partir del próximo lunes 23 de noviembre todos los viajeros que lleguen a España por mar y aire deberán traer consigo una prueba PCR negativa y “no se admitirán otras pruebas diagnósticas tales como test rápidos de anticuerpos, pruebas rápidas de detección de antígeno o serologías de alto rendimiento (ELISA, CLIA, ECLIA)” así lo apuntaba el Real Decreto publicado el pasado 12 de noviembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Desde Sanidad fue Salvador Illa quien, tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 11 de noviembre, aseguró que cualquier turista que llegará a España sin la prueba “correctamente realizada” se podría enfrentar a sanciones que oscilarán entre los 3.000 y 6.000 euros.  Además, apuntó Illa “eventualmente, se les denegaría el acceso si son ciudadanos provenientes de terceros países, por no cumplir con los requisitos que exigimos para entrar en nuestro país”. 

Una norma que ahora está en liza y es que desde el Ministerio de Sanidad aseguran estar estudiando la modificación de la medida a raíz de las presiones recibidas desde la cartera de Industria, Comercio y Turismo.  Desde el departamento de Reyes Maroto, según ha podido confirmar Confidencial Digital, no veían con buenos ojos permitir “únicamente” la entrada con PCR y tildaban de insuficiente”.

Con todo y con ello Sanidad ya predijo en el Real Decreto la posibilidad de cambiar la legislación en el caso de que la Unión Europea aceptara la implantación de otro tipo de test mas allá de las PCR como "test rápidos de anticuerpos, pruebas rápidas de detección de antígeno o serológicas de alto rendimiento".  Una puerta que ahora, una vez Bruselas ha dado vía libre, parecen estar dispuestos a abrir desde el departamento de Illa.

Una PCR es una prueba cara, en Alemania o Reino Unidos, principales mercados emisores de turistas a España, puede llegar a alcanzar los 500 euros.  Además, el tiempo de espera desde que una persona se la realiza hasta que recibe el diagnóstico se erige como otro de los elementos que, según los empresarios, frenarán a los turistas que quieran volver a España.

Bruselas se pronuncia 

Desde la Comisión Europea (CE) se emitía este miércoles una recomendación en la que se instaban a los 27 países miembros del bloque comunitario a utilizar los test de antígenos con la misma fiabilidad que una PCR con el objetivo de “facilitar el rastreo y el control transfronterizo”.

La CE valoró que las PCR como el "estándar de oro", pero asegura comprender que los test de antígenos, más rápidos y baratos, pueden ser útiles cuando exista una saturación en los laboratorios o en aquellas áreas donde la proporción de casos positivos sea alta o muy alta, es decir, cercana al 10% de la población.

"Los test de antígenos ofrecen ventajas en términos de simplicidad del equipo, menor demanda de operadores altamente calificados, precio y puntualidad y ayudan a aliviar la presión de los sistemas sanitarios” apuntaron desde Bruselas.  Asimismo,  la CE no descarta el uso de test de antígenos en los aeropuertos.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

El sector turístico se rebela 

Las patronales del sector turístico además de los gobiernos autonómicos de Baleares y Canarias, tal y como adelantó ECD, han estado tratando de negociar con el Gobierno para que diera luz verde a las pruebas rápidas de antígenos. 

En la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) señalan que “las PCR son inaccesibles en muchos países de la UE” e instan a valorar las pruebas de antígenos como métodos de detección del virus “fiables, accesibles y rápidas”.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró la pasada semana que desde su ejecutivo regional están trabajando para que la normativa nacional considere válidos los test rápidos de antígenos con resultado negativo como medida para el control sanitario: “Tenemos que buscar mecanismos que no hagan más difícil que vengan los turistas”, ha apuntado Torres, quien ha defendido que "el test de antígenos da idéntica seguridad que las PCR”.

Las aerolíneas apoyan los antígenos

La Asociación de Líneas Aéreas firma de manera similar a la Comisión Europea y piden también que se usen los tés rápidos de antígenos, además de las PCR, para permitir que los viajeros extranjeros aterricen en España.

Los profesionales del sector aéreo aseguran que, si bien no puede ser posible una utilización de estas pruebas rápidas a nivel global, se pueda permitir su uso dentro de la Unión Europea. Las aerolíneas apuestan por unas pruebas rápidas, fáciles y asequibles tanto para los viajeros en origen como en destino

Las empresas confían en que este nuevo sistema permita a los viajeros recuperar la confianza en el transporte aéreo y devuelva el tráfico y la conectividad entre los países en el menor tiempo posible.

Según Aena en el acumulado del año el tráfico aéreo ha caído un 71% hasta dejar la cifra de pasajeros en apenas los 69 millones de pasajeros, lejos de los 275 millones que transitaron por España en 2019, marcando un hito histórico en el turismo español.

La importancia del turismo

El turismo, en muchas regiones como los archipiélagos canario y balear, es la única fuente de ingresos.  Dinero que este 2020 no está llegando a las familias y negocios y que ha puesto en jaque a millones de españoles.

Según los últimos datos de World Travel & Tourism Council la aportación del turismo a la economía española supone el 14,6 % del PIB. En un 2019 que fue el año récord de turistas que visitaron España, 83,7 millones acorde a las estadísticas del INE, el turismo generó más casi 3 millones de puestos de trabajo, un 13% del total del país.

Unas cifras que ponen negro sobre blanco la importancia del tercer sector en la economía española y de las que se han valido los empresarios del turismo para forzar al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a considerar las pruebas de antígenos como una posible vía de entrada a España de los extranjeros, contraviniendo el parecer del Departamento de Salvador Illa.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?