Política

Iñigo Arcauz, la baza de Casado para que el PP resucite en el País Vasco

Le ha encargado que se recorra Euskadi pueblo a pueblo y recupere las agrupaciones locales. Se enfrentará a Borja Corominas

Iñigo Arcauz junto a Beatriz Fanjul
photo_cameraIñigo Arcauz junto a Beatriz Fanjul

La marcha de Borja Sémper, presidente del PP en Guipúzcoa, se ha convertido en la oportunidad perfecta para Pablo Casado de comenzar una nueva etapa en el País Vasco.

Génova considera que la organización regional necesita un cambio de aires, pero, sobre todo, ve imprescindible resucitar al partido.

Para esto, Casado cuenta con Íñigo Arcauz. Ya en las elecciones del pasado mes de abril, el presidente del Partido Popular demostró sus preferencias y le sugirió como cabeza de lista por Guipúzcoa. Un candidato con el que Sémper no ha mantenido nunca muy buena relación.

Fuentes del entorno de Arcauz aseguran a Confidencial Digital que el vasco cuenta con el visto bueno de Casado, quien le ha encargado que recorra todos los pueblos de Euskadi y que recupere las agrupaciones locales.

“El partido ha estado muy abandonado estos años. A día de hoy, el PP en el País Vasco no tiene apenas músculo. Hay que trabajar muy duro: hay que patearse todos los pueblos y recuperar el espíritu del PP para que tengamos representación en todas las juntas locales”, sostienen fuentes del entorno de Arcauz.

Fuentes del PP de Guipúzcoa sostienen que Génova quiere que sea Arcauz quien lidere el partido porque le consideran una persona “de confianza y afin a los ideales y a la línea de trabajo de Casado”.

Y es que el plan del presidente del PP no pasa solo por renovar el partido en Euskadi, sino de asemejarlo con el ritmo que mantienen en la formación a nivel nacional.

Ante esta situación, fuentes del entorno de Arcauz confiesan que el vasco asegura que está “preparado para ayudar en todo lo que pueda a Casado”.

Corominas no forma parte del plan

Tras la marcha de Borja Sémper y hasta que el PP de Guipúzcoa celebre su congreso, será Borja Corominas quien lidere el partido. Un congreso que se celebrará, en principio, tras las elecciones autonómicas previstas para este mismo año.

Corominas cuenta con el respaldo de la Junta Directiva y con el apoyo del saliente Sémper, pero no con la aprobación de Casado.

Fuentes del PP de Guipúzcoa aseguran a Confidencial Digital que Corominas “ni cuenta con la confianza de Génova ni forma parte del plan de Casado” ya que consideran que forma parte de la escuela de Sémper.

Además, no son pocos los populares vascos que no terminan de ver con buenos ojos a Corominas. Critican que el catalán, “recién llegado de Madrid”, ni domina el euskera “ni sabe dónde están todos los pueblos”.

El ejemplo de Alejandro Fernández

El elegido de Casado, Íñigo Arcauz, además de ejecutar los planes del presidente del Partido Popular, tiene un claro ejemplo a seguir.

Fuentes del entorno de Arcauz aseguran a ECD que el popular tratará de seguir los pasos del presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández.

Sostienen que, de la mano de Fernández, el PP ha recuperado posiciones en Cataluña y que tiene “una buena línea de trabajo que combate el nacionalismo”. Dos objetivos que Arcauz tiene en mente poner en práctica para su formación.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes