Política

Así justifica la Casa Blanca por qué Biden no llama a Sánchez: en España siempre hay elecciones

La Administración norteamericana ha trasladado a Moncloa que tiene por norma no contactar con líderes que tengan en marcha procesos electorales en su país

Pedro Sánchez, en una cumbre de la OTAN.
photo_camera Pedro Sánchez, en una cumbre de la OTAN.

Más de dos meses después de llegar a la Casa Blanca, Joe Biden y Pedro Sánchez aún no han hablado. Esta circunstancia ha comenzado a inquietar en La Moncloa, a pesar de que el mensaje recibido es que el presidente de Estados Unidos no descolgará el teléfono mientras no haya estabilidad política en España.

El 20 de enero, Joe Biden se convertía en el 46 presidente de Estados Unidos, y en buena parte del mundo, sobre todo en Europa, se respiraba con alivio tras cuatro años de mandato tormentoso de Donald Trump

También el Gobierno español, con su presidente Pedro Sánchez a la cabeza, expresó su esperanza en que la llegada del demócrata abriera una nueva era en las relaciones.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Sin embargo, más dos meses después, la protocolaria llamada telefónica entre el nuevo presidente estadounidense y Sánchez sigue sin haberse producido, tal y como destacaba este domingo el diario ABC. Tampoco hablaron en las semanas que siguieron a la victoria de Biden en las elecciones del 3 de noviembre, como sí hicieron otros líderes mundiales.

Dos contactos de segundo nivel

El único contacto destacado hasta la fecha ha sido el mantenido por la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, con el secretario de Estado, Antony Blinken, el pasado 16 de febrero. 

La llamada se produjo después de que el jefe de la diplomacia estadounidense ya hubiera hablado con una treintena de ministros del mundo entero.

Previamente, el primer contacto oficial entre EEUU y España se produjo el 2 de febrero entre funcionarios de segunda línea, cuando el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan charló por teléfono con Emma Aparici, asesora de Exteriores del presidente Sánchez. 

Sullivan le trasladó el compromiso de la Administración Biden de estrechar la relación entre ambos países. Ambos acordaron trabajar juntos en políticas diplomáticas, incluyendo China, Latinoamérica y el Sahel.

No influir en procesos electorales

Pues bien. Según ha podido saber ECD por fuentes diplomáticas conocedoras de las conversaciones, la Administración norteamericana ha comunicado a Moncloa y a Exteriores que tiene por norma no contactar con líderes mundiales que tengan en marcha procesos electorales en el país.

Washington suele mantener un perfil bajo con terceros países cuando hay unos comicios de por medio, con el fin de evitar acusaciones de parcialidad en el proceso electoral. 

Desde la toma de posesión de Biden, España no ha salido de la convocatoria continua de elecciones. Primero, las catalanas del pasado 14 de febrero, y ahora las autonómicas madrileñas del próximo 4 de mayo, lo que apenas ha dejado una ventana de oportunidad a la Casa Blanca para cerrar una cita con Sánchez.

Pese a ello, Joe Biden ha invitado a 40 líderes mundiales a la cumbre sobre cambio climático que tendrá lugar el próximo 22 de abril a través de videoconferencia. Entre los convocados también se encuentra Pedro Sánchez.

Cambio de Gobierno en Italia

En el listado, además del presidente español, resulta igualmente destacado que Biden tampoco haya telefoneado por ahora al primer ministro de Italia, a pesar de ser su socio en el G7

Al igual que España, la ausencia de comunicación también se relaciona en este caso con la inestabilidad política en el país. Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD recuerdan que, en estos dos últimos meses, se ha producido un cambio en el Gobierno transalpino y que Mario Draghi llegó al cargo el pasado 13 de febrero.

Primera toma de contacto

El nuevo inquilino de la Casa Blanca ha tenido ya una primera toma de contacto con los principales aliados de Estados Unidos en los cinco continentes.

Biden ha conectado con un buen número de mandatarios en estos meses. Pero el ritmo al que lo ha realizado ha sido más lento que el de sus predecesores, ya que se ha volcado principalmente en la gestión de la pandemia y sus consecuencias económicas, dado que EEUU es uno de los países más castigados por el Covid.

En 2017, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el primer contacto formal con el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se produjo el 7 de febrero. No obstante, ambos ya habían hablado previamente en diciembre de 2016, después de que el republicano ganara las elecciones.

Felicitaciones tras la victoria

Biden habló con varios líderes internacionales, aunque no con Sánchez, tras conocerse su victoria en las elecciones del 3 de noviembre. Así, el 10 de noviembre conversó con Angela Merkel, Emmanuel Macron y Boris Johnson, a quienes siguieron, en días sucesivos, el primer ministro de Australia, el japonés y el presidente surcoreano.

Después le tocó el turno al Papa Francisco, y posteriormente al entonces primer ministro italiano, Giuseppe Conte, el día 13. El presidente electo tuvo también ocasión de hablar con la presidenta de la Comisión Europea y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el 23 de noviembre.

Sánchez no felicitó a Biden

Fuentes diplomáticas consultadas por ECD no pasan por alto ahora que tampoco hubo llamada de cortesía por parte de Sánchez tras la victoria de Biden en las presidenciales de noviembre, cuando los presidentes de Argentina, Chile o Costa Rica, por ejemplo, sí descolgaron el teléfono para felicitar al ganador.

En cambio, Sánchez optó por un mensaje en su cuenta de Twitter deseando “suerte” y mostrándose preparado para cooperar con EEUU y hacer frente a los grandes retos globales.

Los ataques del Gobierno a la prensa 

Por si fuera poco, un principio de crispación política ha sido el último informe sobre los derechos humanos en el mundo que elabora anualmente Estados Unidos y que repasa la situación de cada país. 

El documento, correspondiente al ejercicio 2020 y hecho público la semana pasada, cita en el capítulo de España las “múltiples informaciones sobre miembros del Gobierno atacando a ciertos medios de comunicación y periodistas concretos” y menciona declaraciones del presidente Pedro Sánchez; del ex vicepresidente Pablo Iglesias; y de Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?