Política

La financiación de grupos municipales de Podemos en Andalucía, investigada por la Fiscalía

Indaga si concejales de varias marcas blancas, como Torremolinos, retrasaron su paso a la situación de no adscritos para no perder subvenciones

Costa del Sol Sí Se Puede.
photo_cameraCosta del Sol Sí Se Puede.

La pugna de Podemos con algunas de las marcas locales con las que se presentó a las elecciones municipales de 2015 se ha repetido por distintos puntos de España en los meses anteriores a los nuevos comicios del próximo domingo 26 de mayo.

El caso más sonado es el de Madrid: tras la alianza Manuela Carmena-Íñigo Errejón, Podemos no apoya Más Madrid, e IU presenta su propia candidatura, por lo que Ahora Madrid morirá tras cuatro años gobernando la capital de España.

Esa compleja relación entre Podemos y las candidaturas municipalistas tras las que escondió sus siglas en 2015 ha acabado, en algunos casos, con investigaciones en la Fiscalía. Así lo explican a Confidencial Digital fuentes cercanas al partido morado en Andalucía.

Expulsados que no pasan a ser “no adscritos”

Por ejemplo, el Ministerio Público ha abierto diligencias de investigación tras recibir una denuncia contra los tres concejales de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos, presentada por Ahora Sí Torremolinos.

En abril de 2018, los tres ediles de Costa del Sol Sí Puede en Torremolinos anunciaron que en las siguientes elecciones municipales se presentarían en la candidatura local de Podemos (Adelante Torremolinos, con IU y Equo). Ante ese hecho, fueron expulsados de Costa del Sol Sí Puede, que hizo lo mismo en otros dos municipios de Málaga, como son Marbella y Benalmádena; allí también sus concejales decidieron presentarse con Podemos, como tal, y no con Costa del Sol Sí Puede.

El asunto denunciado es que dichos concejales, pese a haber sido expulsados del partido por el que se presentaron y consiguieron el acto en 2015, no sólo no dimitieron, sino que tampoco pasaron a la situación de no adscritos, como hacen concejales tránsfugas y ediles expulsados de sus partidos.

De acuerdo con la denuncia que investiga la Fiscalía, los concejales expulsados de Costa del Sol Sí Puede retrasaron el paso a la situación de no adscritos. De esa forma, consiguieron mantener las subvenciones que reciben los grupos municipales de los ayuntamientos, y que los concejales no adscritos dejan de percibir.

Las fuentes consultadas por ECD explican que dichos ediles continuaron cobrando como concejales de Costa del Sol Sí Puede, pese a que esta formación política notificó al Ayuntamiento de Torremolinos que dichos ediles habían dejado de representarle en dicho consistorio.

La misma advertencia llegó al Ayuntamiento de Benalmádena, y además ese hecho, ser expulsados pero seguir como grupo municipal Costa del Sol Sí Puede, también se ha producido en Marbella.

Ahora, la Fiscalía investiga el caso de Torremolinos, en el que los denunciantes apuntan la posibilidad de que se hayan producido los delitos de prevaricación y de menoscabo en las arcas públicas.

Apuntan, por ejemplo, que también concejales de Ciudadanos pasaron de su grupo a los no adscritos, y lo hicieron en mucho menos tiempo. Lo ponen como ejemplo de lo que no ocurrió con los ediles de Costa del Sol Sí Puede en los tres municipios citados.

Los problemas judiciales no se quedan ahí. Los concejales que se marcharon de Costa del Sol Sí Puede llegaron a denunciar en los tribunales a Costa del Sol Sí Puede para que en la coalición de las municipales de este 26 de mayo de 2019 no pudieran incluir en su nombre la denominación “Podemos 15M”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable