Política

Irene Montero ha logrado el apoyo de ERC y Bildu para reventar la ‘operación Yolanda Díaz’

La vicepresidenta les había convencido de que, sin renunciar a sus siglas y a presentar listas propias, trabajaran para que ‘Sumar’ tuviera el liderazgo a nivel nacional

Irene Montero.
photo_camera Irene Montero.

Irene Montero lidera una ofensiva, desde su posición en el Gobierno, para reventar la ‘operación Yolanda Díaz’. Ha mantenido contactos con los principales dirigentes de ERC y Bildu, a espaldas de Pedro Sánchez y de la vicepresidenta, para que los socios catalanes y vascos no trabajen a favor de la unidad de la izquierda en torno a ‘Sumar’. 

Montero, acosada desde todos los flancos por los efectos nocivos que está provocando su ley de “sólo sí es sí”, y que de momento el Gobierno se resiste a rectificar, protagonizó este miércoles una nueva polémica en el Congreso, al acusar al PP de “promover la cultura de la violación”.

Entre tanto, el conflicto entre Podemos y el sector de Yolanda Díaz se recrudece. En los últimos días, el partido morado ha podido respirar con alivio por el ataque de Vox en el Congreso a Montero, que ha permitido a la ministra de Igualdad recuperar algo de fuelle en la semana más dura desde su llegada al Gobierno.

Reventar la ‘operación Yolanda Díaz’

Un balón de oxígeno que, según revelan a Confidencial Digital fuentes conocedoras de los contactos, Irene Montero ha aprovechado para mantener contactos reservados con dirigentes de ERC y de Bildu en los últimos días, con un objetivo claro: reventar la ‘operación Yolanda Díaz’.

La ministra de Igualdad ha entablado conversaciones, de forma discreta, con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. También con diputados de Bildu en Madrid. 

Las mismas fuentes confirman que en la ofensiva también participa en la sombra el ex vicepresidente y ex líder de Podemos, Pablo Iglesias.

En el entorno de Montero admiten estas maniobras, después de que la vicepresidenta hubiera convencido a los socios catalanes y vascos de que, sin renunciar a sus siglas y a presentar listas propias, trabajaran para que la plataforma ‘Sumar’, en la que Díaz pretende aglutinar a toda la izquierda del país, tuviera liderazgo a nivel nacional.

Ha logrado el apoyo de ERC y Bildu

En esa operación para cargarse el proyecto de Yolanda Díaz, donde solo le quedaría ‘sumar’ con Mas País y Compromís, Irene Montero y Pablo Iglesias han convencido a los interlocutores de ERC y Bildu de que voten en contra de cualquier iniciativa parlamentaria que lidere la ministra de Trabajo en lo que queda de legislatura.

El motivo de que se sumen a esta estrategia es la constatación en Esquerra Republicana de que la alianza de Yolanda Díaz con Ada Colau ya les está quitando votos en Cataluña. En estos momentos, el gran rival ya no es solo el PSC, sino también los Comunes. Eso dicen los sondeos internos que maneja la Generalitat. 

Una amenaza similar ha comenzado a vislumbrarse en el País Vasco, si Díaz como candidata se acaba llevando parte de los votos de Bildu en las elecciones generales, o en unas autonómicas en Euskadi, al ámbito de Podemos.

Máxima inquietud en Moncloa y en el PSOE

Los movimientos de Montero, centrados exclusivamente en las fuerzas independentistas catalanas y vascas, se ven en el equipo de máxima confianza de Pedro Sánchez, y en el de la vicepresidenta, como “un serio riesgo para consolidar el espacio de Yolanda Díaz y las opciones de reeditar el Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos tras las generales”.

 

Irene Montero está poniendo zancadillas y añadiendo más presión a Yolanda”, lamentan en la parte socialista del Gobierno, donde admiten que conocen esta operación de la ministra de Igualdad.

Irene Montero cree que Díaz va a por ella

Hay que recordar que, tal y cómo se ha contado en ECD, Montero tiene la convicción de que Yolanda Díaz pretende apartarla de su nuevo proyecto político. 

“Yolanda viene a por mí”, se ha quejado amargamente Irene Montero en alguna ocasión, a su círculo de máxima confianza en la cúpula de Unidas Podemos.

El silencio de Yolanda Díaz en medio de la polémica que ha salpicado a Irene Montero por la ley del “solo sí es sí”, según interpreta la propia ministra de Igualdad, ha desencadenado una nueva guerra entre las dos mujeres con más poder dentro del partido, y ha recrudecido el pulso iniciado hace meses.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable