Política

Irene Montero prepara una purga de cargos de IU y del PCE en el Gobierno

Dirige una operación con Ione Belarra para dinamitar la coalición Unidas Podemos y apartar a cuadros que han empezado a apoyar a Yolanda Díaz

Ione Belarra e Irene Montero.
photo_camera Ione Belarra e Irene Montero.

La coalición Unidas Podemos tiene los días contados. La dirección del partido morado, con Irene Montero e Ione Belarra al frente, se ha propuesto acelerar la ruptura de la fusión de IU y Podemos que Pablo Iglesias selló en 2016 con Alberto Garzón para concurrir desde entonces juntos a las distintas elecciones. 

Supone la demolición de lo que se vino a llamar el “pacto de los botellines”. Tal y cómo se contó en ECD hace dos meses, el acuerdo de la izquierda para las últimas elecciones andaluzas escondía un pacto de Garzón con Yolanda Díaz para excluir a Podemos de la plataforma ‘Sumar’ que la vicepresidenta liderará en las próximas elecciones generales.

Una operación en la que también está involucrado el líder de Más País, Íñigo Errejón, que apoya el movimiento de obligar a Podemos a supeditarse a la confluencia o ir por libre también a nivel nacional. En la dirección de Podemos no pasan por alto que la exclusión del partido morado del frente de izquierdas en Andalucía no fue casual.

Un ensayo de la plataforma nacional

De hecho, la coalición andaluza se considera en la cúpula de la formación morada una avanzadilla del “frente amplio” que trata de impulsar a nivel nacional la ahora líder de Unidas Podemos en el Gobierno.

La vicepresidenta carece de familia política organizada. Abandonó Izquierda Unida, formación que lideró en Galicia, y no entró en Podemos, donde Ione Belarra se hizo con la secretaría general tras la salida de Pablo Iglesias. Yolanda Díaz tiene a su equipo en el Ejecutivo, pero por ahora ningún peso orgánico fuera de él.

Se han propuesto ‘excluir’ a Podemos

Fuentes de Unidas Podemos explican a Confidencial Digital que la apuesta de Yolanda Díaz, que no milita en el partido morado, es encabezar una plataforma política que trascienda las siglas de Podemos y aglutine a todos los sectores a la izquierda del PSOE.

Una apuesta en la que cuenta con el apoyo del ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón. Ambos insisten en que varios estudios demoscópicos que manejan internamente concluyen que la marca Podemos ya no aporta.

Garzón ha constatado que los sondeos apuntan hacia el peor resultado histórico de Podemos y reflejan que la confluencia entre ambas formaciones se desinfla. Lo cierto es que ya en 2016 perdieron un millón de votos al decidir concurrir de la mano.

Montero y Belarra preparan una purga

Frente a esa estrategia del “frente amplio”, Irene Montero e Ione Belarra se resisten a que Podemos deje de ser la referencia de ese espacio y quede subsumido en una plataforma transversal cuando goza de un enorme poder institucional por su presencia en el Gobierno y en el Congreso de los Diputados.

 

Según revelan a ECD fuentes de la dirección de Unidas Podemos las dirigentes moradas se preparan por eso ahora para copar los puestos más relevantes en el Gobierno, dejando sin relevancia en la primera línea a IU y al PCE. El objetivo es tomar el control y que Podemos no quede como el “excluido” de la nueva plataforma de izquierdas.

Hace dos semanas, Belarra ya cesó como secretario de Estado para la Agenda 2030 a Enrique Santiago, líder del Partido Comunista. No se pasa por alto que fue el único dirigente de Unidas Podemos que acudió el pasado 8 de julio a la presentación de la plataforma ‘Sumar’ de Yolanda Díaz.

La dircom de Montero, en el punto de mira

Otro de los nombres que han puesto encima de la mesa las dos ministras de Podemos es el de Clara Alonso, también de IU (en la corriente del PCE), que ahora desempeña el cargo de directora de comunicación del Ministerio de Igualdad. 

Alonso fue responsable de comunicación de IU. También trabajó en campañas del partido a nivel europeo. Originaria de Córdoba, fue jefa de campaña de IU en las elecciones de 2016.

La ruptura de Unidas Podemos se acelera 

El escenario de ruptura entre Podemos e IU se expandirá a otros territorios. De ello no tienen dudas varias fuentes del partido morado que achacan esa separación a la estrategia de Pablo Iglesias para “reventar” a Díaz y al excesivo acercamiento de la vicepresidenta a los errejonistas. 

En el entorno de Montero y Belarra admiten a ECD que han recibido información de que el líder de IU trabaja también con discreción y delicadeza en la maniobra de ruptura con Podemos, ensayada con Yolanda Díaz en Andalucía. Pero se trata por ahora de no poner en peligro el Gobierno de coalición que preside Pedro Sánchez.

De ahí que la petición de Díaz haya sido que la desvinculación no se materialice hasta fechas cercanas a las generales porque se niega a que la oficialización de esa ruptura afecte al Consejo de Ministros.

Sin embargo, tras los movimientos puestos en marcha por Montero y Belarra, el resultado de todo eso se traducirá en una ruptura a escala nacional “más pronto que tarde”, según aventuran altos cargos del partido morado. 

Aseguran que los planes de las ministras pasan porque sea antes de las elecciones municipales y autonómicas de mayo del año que viene.

Montero y Belarra se distancian de Garzón

Hay que destacar que Alberto Garzón se ha distanciado enormemente de Irene Montero e Ione Belarra en asuntos clave. Por ejemplo, sobre la invasión de Ucrania, IU, el partido que lidera el ministro de Consumo, dejó claro que “el envío de armas no es parte de la solución, sino del problema”.

Hasta el punto de que la formación de Garzón llegó a apoyar una marcha contra la OTAN, y en un comunicado emitido apenas unas horas después del ataque ruso pedía su “disolución”, además de cuestionar los efectos de las sanciones económicas contra Rusia.

En el mismo sentido se ha expresado el secretario general del PCE, Enrique Santiago, para quien enviar armas “no sirve para nada y puede dificultar una salida diplomática urgente”.

El líder de IU se alinea con Yolanda Díaz

Sin embargo, la posición de Garzón dentro del Consejo de Ministros ha cambiado en los últimos meses. Fuentes de IU afirman a ECD que el ministro se ha alineado con Yolanda Díaz en el apoyo a Pedro Sánchez.

Y lo hace en este momento, aseguran personas próximas al titular del Consumo, porque trata de no propiciar tiranteces internas que, en cualquiera de los casos, sólo pueden contribuir al debilitamiento del espacio político de Yolanda Díaz y, por consiguiente, al fortalecimiento del PSOE.

Asume que Díaz está llamada a ser “la candidata de la izquierda”, y considera que “es probable que se encuentre en estos momentos sufriendo un momento de asfixia por parte de las fuerzas políticas que integran el espacio de Unidas Podemos y cuyas presiones reducen su margen de intervención”.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable