Política

Por qué Junqueras se ha negado a hacer huelga de hambre

El PDeCAT busca mártires mientras Puigdemont está en Bruselas. Jordi Sánchez y Turull le pidieron personalmente que se uniera a la campaña

Oriol Junqueras.
photo_cameraOriol Junqueras.

El pasado 1 de diciembre Jordi Sánchez y Jordi Turull iniciaron una huelga de hambre a la que se unieron, posteriormente, Joaquim Forn y Josep Rull. La medida ha sido muy aplaudida por Carles Puigdemont, Quim Torra y la cúpula del PDeCAT. No obstante, ningún representante de Esquerra Republicana ha salido a apoyar a los políticos presos que han decidido dejar de comer.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos de ERC, ese silencio republicano tiene que ver con el rechazo que el propio Oriol Junqueras expresó a esa iniciativa en la cárcel de Lledoners. Una opinión, la del ex vicepresidente de la Generalitat, que “no fue tomada en consideración” por parte de los presos del PDeCAT.

El líder de Esquerra, afirman las fuentes consultadas, fue informado por Sánchez y Turull de las intenciones de los convergentes. No obstante, se mostró inflexible desde el primer momento: “Tanto él como Raül Romeva dejaron a las claras que la huelga de hambre no era un instrumento útil para lograr la libertad condicional”.

Ruptura en el independentismo

Pese a esa postura de los presos republicanos, los convergentes decidieron seguir adelante con sus planes, lo que implica “una ruptura de la unidad de acción” entre PDeCAT y ERC. Una circunstancia que los republicanos achacan directamente a Puigdemont.

En este sentido, desde el entorno más próximo a Junqueras explican que “la huelga de hambre es una campaña para ensalzar a Jordi Sánchez y convertir a los convergentes en mártires, mientras el propio Carles Puigdemont sigue viviendo en Bruselas”.

Esa acusación al ex president también responde a la obsesión de éste por que Junqueras apoye la Crida Nacional: “Ya hemos dicho que no vamos a formar parte de ninguna lista unitaria con ellos. Están recurriendo al juego sucio. Y no lo vamos a permitir”.

Torrent marca distancias con Torra

La posición de ERC, admiten las fuentes consultadas, es cada vez más lejana a la del PDeCAT, tanto en la estrategia para excarcelar a los políticos presos como en la propia acción de gobierno.

Los republicanos, de hecho, han dejado claro que rechazan las palabras de Quim Torra, avalando la “vía eslovena” para lograr la independencia, pese a las víctimas mortales que hubo en Eslovenia tras la conocida como “guerra de los diez días”.

De hecho, el presidente del Parlament, Roger Torrent, aprovechó una visita ayer a la cárcel de Lledoners para marcar distancias con el jefe del ejecutivo catalán: “Nuestra apuesta es la vía escocesa, no la eslovena”, afirmó.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes