Política

La lista de Casado a las europeas abre tres guerras internas en el PP

1) Vuelve la disputa entre aznaristas y marianistas. 2) Peligra la candidatura de González Pons a la presidencia del Grupo Popular. 3) Decepción absoluta de Juan Ignacio Zoido

Pablo Casado posa con los candidatos del PP al Parlamento Europeo.
photo_cameraPablo Casado posa con los candidatos del PP al Parlamento Europeo.

El pasado lunes Pablo Casado presentó a los candidatos del PP a las elecciones europeas del 26 de mayo. Tal y como adelantó once días antes Confidencial Digital, en la lista están incluidos los ex ministros Dolors Montserrat como cabeza de cartel; José Manuel García-Margallo en el séptimo puesto y Juan Ignacio Zoido en el duodécimo lugar.

La composición final de la candidatura, sin embargo, no ha dejado contentos a todos. De hecho, altos cargos del PP advierten que algunas decisiones tomadas por Pablo Casado en la lista para las europeas han provocado, y pueden provocar, varios frentes dentro del partido, que pueden pasar factura tanto a nivel interno como externo.

La “invasión” de los aznaristas

Una de las primeras conclusiones positivas que se extraen en el PP, después de conocer la lista, es que, en esta ocasión, Casado ha priorizado a gente del partido: “Al menos, para Bruselas, no hemos hecho ningún fichaje de la farándula”, comenta al Confidencial Digital un dirigente nacional del partido.

No obstante, en las filas populares llama la atención la cantidad de “reconocidos aznaristas” y “personal de FAES” que aparecen en los diez primeros puestos de la lista, por delante incluso de los ex ministros José Manuel García-Margallo y Juan Ignacio Zoido.

En ese sentido, las fuentes consultadas citan los nombres de Antonio López-Istúriz, Pilar del Castillo, Javier Zarzalejos, Isabel Benjumea y Pablo Arias, todos ellos muy afines a Aznar y colaboradores de FAES que, además, aparecen en los once primeros puestos de la lista, por delante del ex ministro del Interior.

Después, también aparecen otros “aznaristas” como Ana Collado, asesora del ex presidente, en el puesto 15; y Juan Corro, vinculado también a FAES, en el decimoctavo lugar.

De esta forma, algunas fuentes hablan de una “invasión de aznaristas” en las europeas, de tal forma que los ex ministros de Rajoy son “minoría”.

Las fuentes consultadas advierten que esta decisión recupera la guerra entre los defensores de Aznar y Rajoy que se abrió en el congreso extraordinario de julio y que se cerró en falso: “El partido está dividido en dos y eso vuelve a palparse”.

González Pons pierde opciones

Otro de los perjudicados por la composición final de la lista europea es Esteban González Pons, que repite como número dos cinco años después, aunque en esta ocasión aspiraba a ser cabeza de cartel.

Desde Génova 13, de hecho, le habían dejado caer que tenía opciones reales de encabezar la candidatura. A Pablo Casado le gustaba su implicación en la crisis de Venezuela y así se lo habían trasladado al eurodiputado. No obstante, finalmente deberá conformarse con el puesto que ocupó en 2014.

El principal inconveniente de eso, sin embargo, es que, partiendo como número dos del PP a Bruselas, pierde opciones para convertirse en el presidente del Grupo Parlamentario del Partido Popular Europeo, una de sus principales aspiraciones.

Las fuentes consultadas explican que, pese a tener opciones, “se va a encontrar con el hándicap de que el PP va a ser el tercer o cuarto partido en número de escaños dentro del Grupo”. Y eso, unido a que no encabeza la candidatura española, “le resta posibilidades”.

La decepción de Zoido

Pons, por tanto, tiene razones para estar algo decepcionado. No obstante, el integrante de la lista que ha encajado peor el puesto ocupado en la candidatura es Juan Ignacio Zoido.

El ex ministro del Interior se ha visto desplazado hasta el puesto número 12, superado por hasta cinco representantes del aznarismo. Una circunstancia que no ha gustado, ni mucho menos, al también ex alcalde de Sevilla.

De hecho, Zoido es consciente de que las encuestas del PP solo dan por seguros diez escaños, con posibilidades de llegar a los doce. Sin embargo, el hecho de que al menos por ahora España tenga los mismos eurodiputados que en 2014, al haberse congelado la ampliación de cinco más por el Brexit, disminuye todavía más las opciones del ex titular de Interior.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?