Política

La mano derecha de Susana Díaz se mueve para disputarle el liderazgo en el PSOE andaluz

Esta es la clave del cese de Mario Jiménez como portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento regional

Susana Díaz y Mario Jiménez.
photo_camera Susana Díaz y Mario Jiménez.

Mario Jiménez ha pasado, en apenas unos días, de ser uno de los principales escuderos de Susana Díaz, y de dar voz a todos los proyectos y consignas de la ex presidenta de la Junta, a convertirse en su enemigo. La estrategia pactista de la sevillana, integrando a los sanchistas en su equipo, ha dinamitado una alianza que parecía inquebrantable.

El “deterioro” en la relación entre Susana Díaz y Mario Jiménez era un secreto a voces desde hace tiempo, pero se oficializó el pasado lunes, cuando la ex presidenta de la Junta cesó al onubense como portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Andalucía.

Esa decisión, explican al Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Díaz, ha sido un “mensaje a navegantes” de la líder regional a toda la federación: “Ha querido dejar claro que empieza una nueva etapa, de alianzas con Madrid, y que prescindirá del que esté en contra”.

El pacto Díaz-Sánchez

Estas mismas fuentes reconocen que el “principio del fin” de la buena sintonía entre Díaz y Jiménez comenzó el pasado 29 de mayo, cuando apenas unas horas después de las elecciones municipales y autonómicas Pedro Sánchez citó en La Moncloa a la ex presidenta de la Junta.

Tal y como se informó en estas páginas, ambos dirigentes, enemigos hasta hace apenas un año, firmaron la paz. Sánchez, además, dio a Díaz una “amnistía” de dos años para mantenerse al frente del PSOE andaluz. A cambio, pidió situar a sus afines en las diputaciones y ejecutivas provinciales del partido.

El acuerdo fue considerado “más que generoso” por parte de Díaz, que además tuvo libertad para elegir a los presidentes de las diputaciones. No obstante, la presencia de sanchistas en las diputaciones andaluzas, y en las sedes del PSOE regional, se ha multiplicado en las últimas semanas.

Jiménez se reveló...

Los dirigentes más próximos a Susana Díaz reconocen que esa incorporación de afines a Sánchez en ejecutivas del PSOE andaluz, y también en diputaciones, no ha sido bien recibida por todo el mundo.

En ese sentido, y a pesar de que “estamos incluyendo a sanchistas de perfil bajo”, éstos están siendo recibidos con hostilidad por parte de sus compañeros de partido: “Algunos se ven amenazados y otros no entienden que se ha iniciado una nueva etapa”.

En este grupo de dirigentes críticos con la estrategia pactista de Susana Díaz con Pedro Sánchez está, de forma destacada, Mario Jiménez: “Llevaba semanas haciendo declaraciones en contra de esos acuerdos y rechazando la integración en su provincia, Huelva”.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

… y ahora se presenta como alternativa

Finalmente, “pasó lo que tenía que pasar” y Jiménez acaba de ser cesado como portavoz del PSOE en el Parlamento Andaluz. Una decisión, de Susana Díaz, que ha dado todavía más argumentos a Jiménez para ratificarse como “verso libre”.

El onubense, ex secretario general del PSOE de Huelva, “todavía tiene mucho poder en la privincia” y en toda la federación andaluza, por el “peso orgánico” que se ha ido trabajando durante los últimos años.

Con esos mimbres, Jiménez empieza a presentarse como una “alternativa” a Susana Díaz de cara a un congreso regional que muchos sitúan en 2021.

Su argumento, de cara a esa disputa que viene, es que él no ha “renunciado” a la autonomía del PSOE de Andalucía respecto a Ferraz, “como en su opinión ha hecho Susana”. Además, se reivindicará como el candidato “no oficialista”, ya que, en su opinión, “Sánchez y Díaz tienen pactada la sucesión en Andalucía”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable