Política

Margarita Robles complica a Pedro Sánchez la confección de las listas electorales

Su inicial renuncia a ser candidata ha llevado a Carmen Calvo de Córdoba a Madrid, ha provocado movimientos con otros ministros, y ahora tensiones con ella en León

Pedro Sánchez y Margarita Robles.
photo_cameraPedro Sánchez y Margarita Robles.

El PSOE tiene prácticamente cerradas las listas para las elecciones generales, que se darán a conocer definitivamente el próximo día 15. Un trabajo a contrarreloj que ha dado más de un quebradero de cabeza a Pedro Sánchez. Sobre todo, a la hora de situar a sus ministros como cabezas de cartel por toda España.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE, en los días posteriores al anuncio de Pedro Sánchez en Moncloa, convocando elecciones para el 28 de abril, el reparto de candidaturas para las generales por provincias parecía sencillo. No obstante, las dudas de algunos ministros, especialmente de Margarita Robles, y las prioridades de Presidencia y Ferraz, complicaron las cosas.

Calvo por Robles en Madrid

En ese sentido, en la ejecutiva federal del PSOE se daba por hecho, el lunes posterior al Consejo de Ministros en el que se oficializó la fecha del 28 de abril, que la número dos de Pedro Sánchez en Madrid iba a ser, como ya sucedió en junio de 2016, Margarita Robles.

La ministra de Defensa, sin embargo, era una de las integrantes del Ejecutivo que se había mostrado más contraria al adelanto electoral al 28-A. Y, quizás por ese motivo, “manifestó sus dudas” a la hora de volver a repetir como candidata a las generales.

Esa ambigüedad, por parte de Robles provocó que, desde Ferraz pero también dese La Moncloa, se empezaran a estudiar diferentes alternativas. De hecho, se barajó la opción de situar como número dos de Sánchez a alguien “muy mediático”, no necesariamente político, para dar un golpe de efecto.

De hecho, algunos dirigentes apuntaron a la posibilidad de situar ahí a la escritora Rosa Montero, siempre en las listas para ser ministra de Cultura, que después del anuncio de elecciones de Sánchez aseguró, en Twitter, que ella iba a votar al PSOE pese a no ser militante ni votante habitual de los socialistas.

Dicha opción, sin embargo, no tuvo recorrido y finalmente, y a pesar de las reservas por parte de importantes cargos del PSOE y de Moncloa, la elegida para ser número dos de Pedro Sánchez por Madrid fue Carmen Calvo.

La ministra de Defensa llegó tarde...

La designación de la vicepresidenta para ese puesto ha sido considerada como “inamovible”, pese a no existir consenso en la decisión y también a pesar de que, finalmente, Margarita Robles haya optado por concurrir a las elecciones.

El anuncio de la ministra de Defensa, afirman a ECD las fuentes consultadas, “llegó tarde”, y ya no había opciones de situarla en la lista por Madrid. Entre otras cosas, porque se estudia incluir a la también ministra Dolores Delgado en dicha circunscripción.

Así las cosas, Ferraz optó por situarla al frente de la lista del PSOE en León. Una designación que no está del todo clara, debido a la durísima oposición de los socialistas leoneses con la que se ha encontrado la ejecutiva federal.

… y provocó movimientos de los ministros

De hecho, en las últimas horas no se ha descartado que, finalmente, Margarita Robles no sea candidata del PSOE por León, sino cabeza de lista por Ávila. Un movimiento que afectaría directamente a otro ministro: Fernando Grande-Marlaska.

El titular de Interior, reconocen las fuentes consultadas, es uno de los ministros “a los que más se ha cambiado de lista” desde que se conoció el adelanto electoral. En los días posteriores al anuncio, muchos apostaban por situarle en Madrid; aunque, después, parecía el elegido para ser cabeza de lista por Málaga.

Finalmente, Grande-Marlaska fue ubicado como cabeza de cartel en Ávila, un puesto que ahora puede intercambiar con Margarita Robles para acabar como candidato en León.

Además, la elección de Carmen Calvo como número dos por Madrid ha provocado un cambio significativo en la candidatura por Córdoba, que seguirá estando encabezada por un ministro: Luis Planas, nacido en Valencia, es el favorito para ocupar la vacante dejada por la vicepresidenta del Gobierno.

Ya hubo lío con la confección del Gobierno

Este lío en la elección de las listas, provocado por las dudas de Margarita Robles, recuerda, en cierta medida, a la situación que ya vivió Pedro Sánchez con la confección de su Consejo de Ministros. Ya entonces, la que era su portavoz parlamentaria le provocó, con sus exigencias y recelos, más de un dolor de cabeza.

Tal y como se contó en estas páginas, Margarita Robles acabó en Defensa tras rechazar Interior al saber que Dolores Delgado iba a Justicia.

Margarita Robles ambicionaba, de inicio, la vicepresidencia, que finalmente recayó en Carmen Calvo, entre otras cosas porque el estratégico ministerio de Presidencia llevaba consigo el control del Centro Nacional de Inteligencia.

Tras conocer que Pedro Sánchez se decantaba por Carmen Calvo, aceptó el desembarco en Interior. Sin embargo, en el último momento dio marcha atrás, al enterarse de que la fiscal Dolores Delgado, una estrecha colaboradora de Baltasar Garzón y con la que se lleva muy mal, iba a asumir la cartera de Justicia.

Así las cosas, Sánchez situó en Interior a Fernando Grande-Marlaska, su apuesta para el Ayuntamiento de Madrid, y en Defensa a Margarita Robles, a la que también le ofreció el control del CNI. El gran damnificado fue Constantino Méndez, cuyo nombre se filtró para Defensa y, finalmente, se quedó sin cartera.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?