Política

Los grandes empresarios le piden a Pablo Casado que pacifique el PP para no arruinar el cambio de Gobierno

Es el mensaje que le han trasladado en reuniones discretas altos ejecutivos de Repsol, Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP, Enagás, Viesgo…

El presidente del PP, Pablo Casado, durante la clausura del 16º Congreso del Partido Popular de Andalucía este domingo en Granada.
photo_camera El presidente del PP, Pablo Casado, durante la clausura del 16º Congreso del Partido Popular de Andalucía este domingo en Granada.

Los grandes empresarios toman posiciones hacia un cambio de ciclo. Han comenzado a acercarse a Pablo Casado al tiempo que dan por amortizado a Pedro Sánchez. Están enviando incluso mensajes al líder del PP para que la guerra interna que atraviesa el principal partido de la oposición no ponga en peligro un cambio de Gobierno.

Las tensiones entre las vicepresidentas Yolanda Díaz y Nadia Calviño a cuenta de la deriva de la política económica del Gobierno, la última por la derogación de la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy, han comenzado a tener sus réplicas en el mundo empresarial.

Tanto el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, como empresarios del Ibex han abierto desde hace unas semanas una vía de acercamiento al PP.

En las grandes empresas españolas, hay “desconfianza” hacia Pedro Sánchez y su gestión de las reformas que necesita España tras la pandemia, según ha podido constatar Confidencial Digital por fuentes de varias de las grandes compañías del país. El mayor hartazgo con el Gobierno procede en este momento del sector energético.

Reuniones con el ‘Ibex eléctrico’

Pablo Casado, que sigue liderando las encuestas de intención de voto, ha convertido la economía en el principal eje de su oposición contra Pedro Sánchez.

Y, en esa línea, se ha dedicado a trabajarse unas buenas relaciones con los empresarios. Representantes del Ibex eléctrico se reunieron hace unas semanas con Casado, a instancias del líder del PP, que quería conocer “de primera mano” el nivel de crisis al que se enfrenta España con el problema del suministro del gas.

A esta reunión acudieron Pedro Antonio Merino García (Economista Jefe y Director de Estudios de Repsol); Marina Serrano González (Presidente de AELEC); Juan Mª Moreno Mellado (Director General de Gestión de la Energía de Endesa); María Sicilia Salvadores (Directora de Estrategia de Enagás); Jordi García Tabernero (Director General Sostenibilidad, Reputación y Relaciones Institucionales Naturgy); Pedro Larrea (Director General de Gestión de Energía y Redes Naturgy); José Luis Gil (Director de Regulación de Naturgy); Santiago Bordiú (Director de Regulación EDP y Viesgo); Patxi Calleja Mediano (Director de Regulación de Iberdrola); Aitor Moso Raigoso (Director Global de Generación y Clientes Iberdrola) y Pedro Palencia de Sarriá (Responsable de Regulación Sedigás).

Frente común del PP con la CEOE

Por si fuera poco, según las fuentes consultadas por ECD, después de meses de desencuentros con el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, el líder del PP ha logrado cerrar un “frente común” con la patronal dirigido a desgastar al Gobierno.

Pablo Casado ha multiplicado sus encuentros con los empresarios en las últimas semanas, hasta el punto de que ha conseguido que la patronal se haya plantado ante el Gobierno frente a la subida de las cotizaciones sociales promovida por el ministro Escrivá.

 

Casado y Garamendi, que han incrementado considerablemente su interlocución en el último mes, han considerado que deben unirse ahora contra el enemigo común: las políticas económicas de Pedro Sánchez.

Hace sólo cuatro meses, Antonio Garamendi se derrumbó ante la presión de la derecha, que le atacaba duramente por haber apoyado los indultos del ‘procès’. Casi entre lágrimas, argumentaba con “el Estado de Derecho y el imperio de la ley”, mientras el líder del PP cargaba contra “los empresarios cómplices” con el perdón a los independentistas. Después llegó la Convención Nacional del PP, y Garamendi se la devolvió plantando a Casado en lo que era su primera gran apuesta de este curso político.

“No arruines el cambio de Gobierno”

Las fuentes a las que ha tenido acceso Confidencial Digital confirman que, en esos encuentros discretos con grandes empresarios, representantes todos ellos de destacados actores económicos, Casado ha recibido un mensaje con un importante trasfondo político.

“Piensa en España. No arruines el cambio de Gobierno”. Es la petición que le han hecho llegar algunos de estos ejecutivos, especialmente del sector eléctrico, para que pacifique al principal partido de la oposición y evite que la guerra interna con Isabel Díaz Ayuso desmovilice al electorado del PP y frustre el objetivo de que el bloque de la derecha llegue a La Moncloa para acabar con las políticas económicas de Unidas Podemos.

Prestarse a la “propaganda tóxica”

Fuentes empresariales recuerdan que lejos queda el buen entendimiento con Pedro Sánchez que llevó a Antonio Garamendi, en mayo pasado, a telefonearle personalmente para anunciarle que la CEOE aceptaba el acuerdo de los ERTE.

Y atrás queda también el posado sonriente por la firma del acuerdo para reforzar el sistema de pensiones, un mes después, en Moncloa. Es una escena que sentó muy mal a Casado, hasta el punto de haber reprochado a Garamendi, a la cara, que se prestara a la “propaganda tóxica” del Gobierno de coalición.

Pedro Sánchez, de salida

Pablo Casado y Antonio Garamendi han enterrado el hacha de guerra.  En el entorno de ambos líderes reconocen que la derogación de la reforma laboral, que también enfrenta a PSOE y Unidas Podemos; la subida de la luz que asfixia a autónomos y pymes y obliga a las industrias a reducir su producción; y la regulación de los alquileres, entre otros asuntos, les han llevado a recomponer relaciones.

Un dirigente de la patronal que tiene interlocución fluida con Génova, consultado por ECD, admite que los representantes económicos se están acercando más a Casado porque le ven ya como alternativa, mientras perciben a Sánchez ‘de salida’. Las encuestas encargadas por las grandes compañías apuntalan el desembarco del PP en Moncloa.

 “Cortesanos”

Los desencuentros entre Pablo Casado y Antonio Garamendi venían de lejos. En plena pandemia, el dirigente popular estalló contra los grandes empresarios del Ibex y les llamó “cortesanos”.

El presidente del PP se mostraba desconcertado porque no terminaba de despegar en las encuestas, y echaba la culpa en parte a la complacencia de la patronal con el Gobierno de Sánchez.

“Se creen que, por ser amigos de los del BOE, se van a librar de la que viene”, vaticinaba. Se abría así una brecha que ahora parece que empieza a cerrarse por un objetivo común.

Pedro Sánchez ya no podría gobernar

Además, no se pasa por alto ahora que, tal y cómo se ha contado este lunes en ECD, los últimos ‘tracking’ recibidos en la cúpula del PSOE son más negativos incluso que el CIS del mes de noviembre que se publicó la semana pasada. Arrojan un dato alarmante para Pedro Sánchez: con esos datos, ya no podría gobernar con sus actuales socios.

Destacan que los resultados son malos en términos generales para el PSOE, pero también para Unidas Podemos. La coalición alcanzaría los 126 escaños en el mejor de los escenarios, lo que le dejaría a 50 puntos de la mayoría absoluta.

La caída del PSOE impediría repetir la experiencia de la coalición. Ni siquiera el apoyo de Esquerra Republicana (13 escaños), el Partido Nacionalista Vasco (7), Más País (6) o EH Bildu (5) sería suficiente para contrarrestar el avance del bloque de la derecha y poder mantenerse en La Moncloa.

El cambio de escenario se produce después de semanas de mucha tensión en el seno del Gobierno por la negociación de la reforma laboral, pero también mientras se prolongan otros efectos colaterales como la escalada de la luz o la crisis de suministros a las puertas de la Navidad, además de las movilizaciones en el metal de Cádiz, las anunciadas movilizaciones de agricultores y ganaderos, y el paro convocado por los camioneros.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?