Política

Miembros del Govern: “Torra está fuera de control”

1) Permaneció desaparecido durante los disturbios. 2) El vicepresidente forzó una reunión de urgencia. 3) Se resistió a condenar la violencia. 4) Ha fichado un portavoz internacional para lanzar sus propios mensajes

Quim Torra.
photo_cameraQuim Torra.

El Tsunami Democratic ha incendiado las calles de Cataluña tras la sentencia del procés... pero también ha provocado una gran deflagración en el Govern de la Generalitat. Quim Torra se ha saltado la estrategia pactada con sus socios días antes de la sentencia del 1-O. Sus propios consejeros admiten alarmados que está “fuera de control”.

Así lo aseguran al Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo catalán, que reconocen una “fuerte división interna” dentro del Govern, con cada vez más consejeros, y no solo de ERC, en contra de la línea de actuación del president. Torra, añaden estas fuentes, ha decidido actuar por su cuenta y en estos momentos no escucha ni a los miembros del Govern más cercanos.

Un plan que duró dos días

El jefe del Ejecutivo autonómico comenzó la semana con otro cariz: dócil y siguiendo “el guión preestablecido”. JxCAT y Esquerra habían pactado cómo debía ser la respuesta institucional del gobierno a la sentencia del 1-O, con reproches a la justicia española, no exentos de frases gruesas, pero sin alentar ningún tipo de violencia.

Tal y como relata a este diario un miembro relevante del Govern, el mensaje a transmitir era el siguiente: “Había que condenar de forma enérgica la sentencia, recordando que no soluciona nada y que es una venganza. Además, había que exigir al Gobierno que reabra el diálogo con Cataluña”.

El pasado lunes, una vez confirmada la sentencia, Torra compareció con el vicepresidente Aragonés y el resto de integrantes de su ejecutivo para transmitir, precisamente, esa idea. Además, anunció el envío de una carta al rey y otra a Pedro Sánchez para solicitarles una reunión.

La declaración institucional, por tanto, salió según lo previsto. No obstante, afirman desde el Govern, las cosas se empezaron a torcer esa misma tarde, cuando los activistas de Tsunami Democratic trataron de colapsar el aeropuerto de El Prat... y los Mossos se vieron obligados a cargar.

Esa intervención policial ya fue afeada por Quim Torra y sus colaboradores más cercanos en la reunión del consejo de gobierno de la Generalitat del martes. En ese momento, algunos cargos del Govern empezaron a temer que el plan trazado antes de la sentencia del 1-O empezara a saltar por los aires.

Desaparecido durante los disturbios

Esos temores se confirmaron horas después, cuando los independentistas radicales empezaron a incendiar Barcelona y otras grandes ciudades de Cataluña. 

La noche avanzaba, y hasta Moncloa emitió un comunicado en el que se hablaba de “violencia generalizada”. Los Mossos, por su parte, también se pronunciaban en esos términos. Presidencia de la Generalitat, sin embargo, seguía sin reaccionar.

Quim Torra, explican desde el Govern, se mantuvo “agazapado” y “desaparecido” durante horas, cuando ya “desde Madrid” se exigía una condena a la violencia.

La reacción de Aragonés

Ante el vacío dejado por Torra, fue el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, el que decidió moverse. Según altos cargos de ERC, “fue el que forzó la reunión de urgencia” de este miércoles. Y, además, fue el primer integrante del Govern en marcar distancia con los graves disturbios ocasionados por los radicales en la noche del martes.

En concreto, el número dos del Govern aprovechó su cuenta de Twitter para condenar los actos violentos en las grandes ciudades de Cataluña:

-- “No les regalamos lo que buscan. No les regalamos un 155 encubierto. Debemos defender a nuestros ciudadanos y en nuestras instituciones. Alejémonos de todas las actitudes violentas y depuremos las acciones no justificadas”.

Torra apoyó primero a los violentos

El vicepresidente de la Generalitat no fue el único en condenar la violencia en las calles. Oriol Junqueras, y el resto de condenados en el juicio del 1-O, se pronunciaron en los mismos términos a través de las redes sociales. 

E, incluso, consejeros de la Generalitat fueron informados, antes de que se confirmara en un comunicado público en el día de ayer, que Tsunami Democrátic también quería marcar distancias con los actos vandálicos de la noche anterior. Quim Torra, por su parte, salió de su ostracismo pero para posar junto a un grupo de independentistas que cortaban la AP-7.

El president eludió entonces, ante las cámaras, condenar los actos violentos del martes. Pero lo más preocupante es que en la reunión de urgencia del Govern también se puso del lado de los radicales.

Las fuentes consultadas confirman que, en ese encuentro, solo había dos opciones: respaldar la actuación de los Mossos y del despliegue organizado por el consejero de Interior, Miquel Buch, o apoyar a los violentos. Y el president, afirman, optó por esto último.

El propio Buch, de hecho, tuvo que retrasar su comparecencia ante los medios hasta por la tarde. Y, en esa rueda de prensa, defendió a su policía y condenó la violencia, además de marcar distancias con Quim Torra. Del president llegó a afirmar, incluso, que es “pacífico interiormente”, dejando a las claras que se había negado a explicitar su rechazo a los actos del martes.

Ya pasada la medianoche, y ante las presiones internas y externas que le exigían una reacción ante la tercera noche de disturbios en Barcelona y otras ciudades catalanas, Torra realizó una declaración institucional.

El president, sin embargo, protagonizó una condena a la violencia muy 'sui géneris', limitándose a asegurar que "no podemos aceptar que unos pocos rompan el camino de tantos años" añadiendo, además, que los autores de los disturbios en las calles son "infiltrados y provocadores" que no representan al independentismo.

El president va por libre...

La actitud de Torra durante todo el día de ayer demostró, según los cargos de la Generalitat consultados, que “ya no cuenta con nadie” y ha decidido actuar por su cuenta, “aunque algunos no sepamos ni lo que quiere hacer”.

Desde el Ejecutivo autonómico, además, están preocupados por la imagen exterior que se está proyectando, y que se aleja del plan inicial pactado antes de la sentencia del procés: “Nuestra hoja de ruta era mandar cartas a gobiernos extranjeros expresando nuestros motivos para rechazar la condena, pero Torra también se ha interpuesto”.

El encargado de esa “comunicación internacional” debía ser el consejero de Exteriores de la Generalitat, el republicano Alfred Bosch. No obstante, desde Presidencia se están enviando otro tipo de mensajes a Europa.

El responsable de esa interlocución paralela está siendo Martí Anglada, fichado la semana pasada por Quim Torra como coordinador internacional de Presidencia.

Este protagonista sorpresa del president, recuerdan desde el Govern, estaba al frente de la delegación de la Generalitat en París en el momento de aplicarse el 155 hace dos años y era una persona de la máxima confianza de Puigdemont. Ahora, ha vuelto para guiar a Torra.

… y recuerda a Puigdemont

Esta referencia a Puigdemont no es inocente. Consejeros y otros cargos de la Generalitat reconocen a ECD que la actitud de Torra empieza a recordarles, y mucho, a la del ex president en los días previos a la declaración unilateral de independencia.

Hace dos años, recuerdan, Puigdemont se debatía entre convocar elecciones, para impedir la intervención de la autonomía de Cataluña, o hacer efectiva la DUI. Al final, como es sabido, optó por esto último, sin existir un consenso en el Govern y “empujado por todos los acontecimientos de las semanas pasadas, incluidas las agresiones policiales del 1-O”.

Ahora, Torra empieza a ver paralelismos entre lo ocurrido hace dos años con la situación actual, “cuando no tiene nada que ver”, concluyen. Por eso, algunos cargos reconocen su “temor” a lo que pueda decir este jueves en el Parlament: “Está fuera de control y es capaz de cualquier cosa”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?