Política

Dos millones de contagiados por ómicron deberán esperar un mes más para inyectarse la tercera dosis

La mayoría de autonomías han decidido espaciar la inyección de refuerzo como mínimo cuatro semanas más de lo establecido por Sanidad. Aprovecharán para adelantar vacunaciones más urgentes

Un grupo de jóvenes acuden al Hospital Zendal para recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer el día que comienza la vacunación a jóvenes madrileños a partir de 16 años, a 13 de julio de 2021, en Madrid (España).
photo_camera Un grupo de jóvenes acuden al Hospital Zendal para recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer el día que comienza la vacunación a jóvenes madrileños a partir de 16 años, a 13 de julio de 2021, en Madrid.

Los contagiados por la variante ómicron del coronavirus en el último mes y medio deberán esperar como mínimo cuatro semanas más de lo establecido por el Ministerio de Sanidad para inyectarse la tercera dosis de la vacuna. La mayoría de autonomías han decidido espaciar más tiempo del recogido en la estrategia para la inyección de refuerzo.

Hay que recordar que Sanidad ha establecido que las personas que se contagien de coronavirus tendrán que esperar al menos cuatro semanas tras el diagnóstico para recibir la dosis de refuerzo de la vacuna, si es que les corresponde.

Por el momento, la tercera dosis está recomendada para personas mayores de 40 años, que podrán recibirla (independientemente de si se han contagiado) a partir de los seis meses si la última dosis de Pfizer o Moderna y a partir de los tres meses si se trata de AstraZeneca o Janssen.

La estrategia priorizó la dosis de refuerzo en trabajadores sanitarios y sociosanitarios, personas inmunodeprimidas y mayores de 60 años, que son, estos últimos grupos, los que tienen más riesgo de sufrir complicaciones tras la infección y aquellas en las que se mostró que una tercera inyección era más útil.

Según el último informe de Sanidad, el 83% de esta población ya ha recibido la tercera dosis (o segunda, en caso de quienes se inocularon con Janssen).

Mayores de 40 no contagiados

Posteriormente, Sanidad abrió también la posibilidad de vacunarse con el refuerzo a todos los mayores de 40 años, además de los menores de esta edad que hubieran recibido la doble pauta de AstraZeneca, es decir, los trabajadores esenciales: bomberos, policías, profesores...

El Ministerio pidió a las comunidades que fueran priorizando a los que tenían más de 50, de los que un tercio ya han recibido su tercera dosis. El siguiente tramo, los mayores de 40 años, ya han comenzado en algunas autonomías y el 18% tiene ya el refuerzo.

Entre estas franjas de edad, no obstante, la administración de la pauta de refuerzo avanzará a medida que cumplan seis meses de la última dosis, que para la mayoría de los de más de 40 que no pertenecían a servicios esenciales llegó entre julio y agosto. Les tocaría, por tanto, entre este mes y el que viene.

Deberán esperar un mes más

La explosión de casos por la variante ómicron que se ha producido durante las fiestas navideñas ya iba a retrasar estas inmunizaciones para decenas de miles de personas, ya que todo el que se contagie tendría que esperar esas cuatro semanas que acaba de establecer la estrategia de vacunación.

 

Por si fuera poco, fuentes de varias autonomías, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, confirman que la mayoría de comunidades han decidido espaciar la inyección de refuerzo como mínimo cuatro semanas más de lo establecido por Sanidad.

Admiten que necesitan ganar tiempo y van a aprovechar para adelantar vacunaciones más urgentes. La prioridad va a ser completar la inmunización con la tercera dosis a los mayores de 40 años que no han pasado recientemente la enfermedad, el primer pinchazo a los niños y a los pacientes más rezagados.

Recuerdan que la estrategia del Ministerio de Sanidad reza que son “al menos” cuatro semanas, pero que se puede espaciar más. Las comunidades tienen potestad para alargar la pauta y muchas apuestan por administrarla como pronto a las ocho semanas tras la infección. Una decisión que se calcula que puede alcanzar a dos millones de personas desde principios de diciembre.

Con una sexta ola que va camino de contagiar a millones de personas, la actualización de la estrategia va a afectar a cientos de miles de españoles: sobre todo entre 40 y 60 años, que son los que tienen ahora turno para las dosis de refuerzo.

Hay que tener en cuenta que los mayores ya están mayoritariamente inoculados y para los menores de esa edad todavía no hay pautado pinchazo de recuerdo.

Critican la falta de aval científico

Algunas comunidades autónomas consultadas por ECD critican que Sanidad no ha esperado a contar con estudios que avalen la nueva estrategia de vacunación para recién contagiados, al contrario de lo que ha sucedido hasta ahora.

El Ministerio responde, sin embargo, que la pauta ha sido la recomendación de la Ponencia de vacunas, el grupo de técnicos que ha diseñado toda la estrategia.

Sin embargo, la Audiencia Nacional ha admitido a trámite el recurso interpuesto por el abogado valenciano Curro Nicolau contra la decisión del Ministerio de Sanidad de inocular una dosis de refuerzo a las cuatro semanas de haberse infectado de coronavirus. La Sala de lo Contencioso reclama al Ejecutivo que entregue los informes y expedientes que justifican esta nueva estrategia para que lo aporten en un plazo máximo de cinco días.

Así consta en una diligencia de ordenación de este órgano judicial a la que ha tenido acceso Vozpópuli en la que la Audiencia Nacional da luz verde a este nuevo recurso presentado por Nicolau contra las actuaciones del Ejecutivo para frenar el avance de la pandemia.

En su escrito el letrado expuso que esta nueva estrategia aprobada por el Ministerio de Sanidad vulnera el derecho fundamental de protección de la salud que se recoge en el artículo 43 de la Constitución relativo al derecho a la protección de la salud.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?