Política

El ministerio de Irene Montero prepara una campaña contra las agresiones al colectivo LGTBI

Incluirá mensajes contra la homofobia en Instagram y Tik Tok dirigidos principalmente a los jóvenes

Irene Montero, en el centro y de blanco, en la marcha del Orgullo LGTBI de 2021 (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).
photo_camera Irene Montero, en el centro y de blanco, en la marcha del Orgullo LGTBI de 2021 (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).

Pedro Sánchez convocó para este viernes una reunión de la Comisión de seguimiento del plan contra los delitos de odio, después de que las alarmas se encendieran por un suceso que tiene todas las trazas de tratarse de un ataque de carácter homófobo.

Un joven de 20 años fue asaltado en el barrio madrileño de Malasaña por un grupo de ocho encapuchados, que le insultaron con gritos de “maricón de mierda”. Con una navaja le hicieron cortes en los labios y en el glúteo le marcaron la palabra “maricón”.

Este ataque ha suscitado la convocatoria de manifestaciones contra el odio al colectivo LGTBI. Los convocantes denuncian la frecuencia de los casos, sobre todo después de que un grupo de jóvenes pegara hasta matar a un joven en La Coruña al grito, también, de “maricón”.

Confidencial Digital ha podido comprobar que poco después del asesinato de Samuel Luiz Muñiz en La Coruña, el Ministerio de Igualdad activó el proceso para encargar a una empresa un “proyecto estratégico que incluya la creatividad, diseño, realización y producción de una campaña de concienciación social para la promoción de los derechos de las personas LGTBI y para la puesta en valor de sociedades diversas 2021”.

Los detalles de la licitación los concretó la Subdirección General de Derechos LGTBI, dependiente de la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, y a su vez de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género.

“Discriminación estructural”

La justificación de este contrato no cita casos concretos de agresiones por motivos de odio contra homosexuales o transexuales, pero sí se basa en la discriminación y la violencia que, denuncia, sobren las personas con esas orientaciones sexuales.

“Los siguientes datos sobre la situación de las personas LGTBI en España, así como a nivel internacional, reflejan de manera nítida la realidad y las distintas formas de discriminación sobre la que queremos concienciar con esta campaña”, se puede leer en el pliego de prescripciones técnicas.

Cita los datos de la segunda encuesta LGTBI de la Unión Europea, elaborada en 2019 por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA). Ese estudio indicaba que “en España el 42 % de las personas LGTBI se han sentido discriminadas en el último año”.

Además, “el 8% de las personas LGTBI en España han sido atacadas en los últimos 5 años” y el 20% de las personas trans e intersexuales “han sufrido agresiones físicas o sexuales en los últimos 5 años”.

Especialmente significativo consideraba el Ministerio de Igualdad que “el 48% de las personas consultadas en España evita darse la mano con su pareja del mismo sexo por miedo a las consecuencias”, y que “un 32% evita frecuentar determinados lugares por miedo”.

Con esos y otros datos, según el ministerio de Irene Montero se constata “la existencia una discriminación estructural hacia las personas LGTBI, que justifica la puesta en marcha de una campaña de concienciación social para erradicar la discriminación por razón de orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales”.

 

Vídeos para Tik Tok e Instagram

Para ello, Igualdad va a contratar a una empresa que diseñe esa “campaña de concienciación social para la promoción de los derechos de las personas LGTBI”. El objetivo de la campaña es “concienciar a la ciudadanía en general sobre la necesidad de articular y desarrollar políticas públicas a favor de los derechos de las personas LGTBI, así como poner en valor la riqueza de una sociedad diversa e incluyente”.

En teoría la campaña “se dirige a la población general, con objeto de concienciar sobre la existencia de discriminaciones por razón de orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales que hacen necesario reforzar la garantía de los derechos de las personas LGTBI para la consecución de la igualdad real, y específicamente a las personas LGTBI para que se sientan identificadas y orgullosas de lo que son”.

Pero no hay que olvidar que, por ejemplo en el caso del homicidio de Samuel Luiz Muñiz en La Coruña, tanto la víctima (24 años) como los detenidos acusados de pegarle una paliza hasta matarlo (de entre 20 y 25 años) eran jóvenes.

Por eso destaca que el Ministerio de Igualdad incida especialmente en que la empresa que quiera encargarse de diseñar la campaña de publicidad presente una “estrategia de comunicación digital y para redes sociales incluyendo las propuestas de adaptabilidad a los distintos formatos de redes sociales”.

Se cita concretamente Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y TikTok. Esta última aplicación es especialmente popular entre adolescentes y jóvenes.

En estas redes sociales Igualdad pretende que se difunda al campaña, con imágenes y vídeos y con “contenidos descargables y de fácil viralización en formatos comunes y accesibles”. Además, señala que en la propuesta de quienes opten al contrato “se podrán incluir asimismo propuestas concretas de marketing con influencers respecto de los que se pueda garantizar su participación”.

“Si has sentido miedo por la calle”

Los mensajes deben trasladarse a la sociedad con esta campaña tendrán un tono positivo, e incidirán “en que las personas LGTBI, además de por su orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales, construyen su identidad, lo que son, desde muchos lugares distintos, invitando al público a reflexionar sobre la construcción de la identidad y lo que nos define como personas”. También se busca “la emotividad y trasmitir los mensajes con sentido del humor”.

Además, el departamento que dirige Irene Montero pretende conseguir “que las personas no LGTBI sientan empatía y sepan ponerse en el lugar de las personas LGTBI”.

El ministerio sugiere algunas propuestas “que podrían inspirar esa reflexión sobre la identidad”, siguiendo el ejemplo de varias campañas de referencia: “Qué te hace ser lo que eres, qué te gusta o no te gusta hacer, si tienes o quieres formar una familia, si has sentido alguna vez miedo por la calle, si te gusta vestirte de determinado color o manera, si has tenido alguna vez problemas para alquilar una vivienda, si te gusta la música, los animales o qué proyectos o sueños tienes, etc.”.

Igualdad especifica que “esta reflexión sobre la identidad debe hacerse desde una mirada interseccional, que fije la atención en lo especial y diferente que puede ser cualquiera, o en que todos podemos ser especiales o diferentes de alguna forma”.

Los mensajes de la campaña habrán de ser positivos y emocionantes, con un estilo diferente, “que rompa con la comunicación institucional tradicional, con capacidad de fijarse en el imaginario colectivo”. Tendrán que reflejar la “diversidad generacional, racial y social” y deben tratar de incentivar “la participación ciudadana, especialmente en redes sociales y con contenidos descargables y de fácil viralización”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?