Política

El ministro Ábalos se convertirá en el vigilante de Pablo Iglesias en la implementación de la Agenda 2030

El PSOE ha incluido en el Ministerio de Transportes y Movilidad el área de ‘Agenda Urbana’ para que Podemos no se apropie de los logros en desarrollo sostenible

Fernando Grande-Marlaska y José Luis Ábalos.
photo_cameraFernando Grande-Marlaska y José Luis Ábalos.

La Agenda 2030 es un proyecto de la Organización de las Naciones Unidas iniciado en 2015 en el que 193 países, entre ellos España, se comprometieron a lograr 17 objetivos de cara a 2030. Entre las atribuciones que Pablo Iglesias manejará como vicepresidente de Derechos Sociales está la supervisión de esos retos.

Estos objetivos, según puede leerse en la web oficial de este proyecto, “persiguen la igualdad entre las personas, proteger el  planeta y asegurar la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible”. En otras palabras, se trata de “un nuevo contrato social global” que pretende “no dejar a nadie atrás”.

Los mencionados 17 objetivos de la agenda tienen que ver con el fin de la pobreza y el hambre, la mejora de la salud y el bienestar, el logro de una educación de calidad o avanzar hacia la igualdad de género.

El proyecto también pretende mejorar las condiciones de agua limpia, de saneamiento, de energía asequible y no contaminante, así como del “trabajo decente” y del crecimiento económico.

La ONU y los países firmantes del acuerdo se proponen con especial empeño las acciones ecológicas, como el desarrollo de ciudades y comunidades sostenibles, la producción y el consumo responsable o la protección de la vida submarina y de ecosistemas terrestres.

La Agenda 2030 está dirigida por un Alto Comisionado, creado expresamente con el objetivo de coordinar las actuaciones para el cumplimiento de la Agenda. Se encarga de realizar el seguimiento de los órganos de la Administración General del Estado para cumplir los 17 objetivos y de impulsar el desarrollo de planes y estrategias dirigidos a implementar la Agenda 2030.

Pues bien. Hay que recordar que uno de los principales cambios que ha introducido Pedro Sánchez en el nuevo organigrama del Gobierno es la transformación del Ministerio del Fomento.

La ‘Agenda Urbana’ de Ábalos

El organismo que mantiene José Luis Ábalos ha perdido su denominación actual, y ha pasado a llamarse Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Una modificación que se lleva preparando desde hace tiempo.

De hecho, el Consejo de Ministros aprobó precisamente hace un año la llamada ‘Agenda Urbana’, un documento estratégico que se alinea con los compromisos internacionales asumidos por España tanto en las Naciones Unidas como en la Unión Europea a través de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Por lo tanto, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes del Ejecutivo, Pablo Iglesias tendrá encima al ministro Ábalos en la supervisión de la Agenda 2030.

El Gobierno se comprometió ante la ONU y la UE a cumplir hasta 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Uno de ellos, concretamente el undécimo, reclama a la comunidad internacional conseguir unas ciudades “más sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes”.

Ese objetivo, incluido en el programa electoral presentado por el PSOE en las elecciones generales del 28 de abril, va a ser “prioritario” para el futuro Gobierno socialista, que de nuevo mira a Portugal para tomar ejemplo: “Fueron los primeros en aplicar esa agenda urbana, potenciando la interconexión entre ciudades y desarrollando áreas metropolitanas más sostenibles”.

El plan de Moncloa es que el nuevo Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana lleve a cabo estas diez grandes acciones, aprobadas en el Consejo de Ministros del 22 de febrero:

-- Ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservarlo y protegerlo.

-- Evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente.

-- Prevenir y reducir los impactos del cambio climático y mejorar la resiliencia.

-- Hacer una gestión sostenible de los recursos y favorecer la economía circular.

-- Favorecer la proximidad y la movilidad sostenible.

-- Fomentar la cohesión social y buscar la equidad.

-- Impulsar y favorecer la economía urbana.

-- Garantizar el acceso a la vivienda.

-- Liderar y fomentar la innovación digital.

-- Mejorar los instrumentos de intervención y la gobernanza.

Objetivos compartidos

Por si esto fuera poco, algunos de estos objetivos son compartidos con el Ministerio para la Transición Ecológica, que también tendrá un papel más relevante en el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, después de elevar esta cartera, liderada por Teresa Ribera, a la categoría de Vicepresidencia.

También implica al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, que coordina la participación de España en todos los foros internacionales e instituciones de la ONU donde se traten cuestiones relacionadas con la Agenda 2030. Así, el vicepresidente Iglesias tendrá un férreo marcaje por varios ministros socialistas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?