Política

Cinco ministros del PSOE se niegan a defender que la coalición de Gobierno “goza de muy buena salud”

Calviño, Teresa Ribera, María Jesús Montero, Escrivá y Pilar Alegría rechazan sostener en público el mensaje de Moncloa: denuncian que Yolanda Díaz “va por libre” y que “así no acabamos la legislatura”

Ministros en el Palacio de la Moncloa (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).
photo_camera Ministros en el Palacio de la Moncloa (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).

La brecha entre el equipo de Pedro Sánchez en La Moncloa y el resto de los ministerios ha crecido en las últimas semanas. Algunos de los miembros del Gobierno, sobre todo de la parte socialista, están cada vez más descontentos con el protagonismo y la capacidad de influencia de Yolanda Díaz en las decisiones del presidente y su círculo de confianza.

En los últimos días, ha sido la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien ha alzado la voz en público abiertamente contra la decisión de la ministra de Trabajo de derogar la reforma laboral. Mientras tanto, el presidente del Gobierno ha avalado que Calviño tome protagonismo en las negociaciones para reformar el mercado laboral, porque fue él quien dio la “orden” de que la negociación traspasara las fronteras del Ministerio de Trabajo, que hasta ahora capitalizaba el proceso

Yolanda Díaz no ha quedado conforme y se ha revuelto ante lo que considera una “injerencia” y mantiene el desafío.

Malestar de ministros socialistas

Pero el choque ha trascendido ya las posiciones enfrentadas entre las vicepresidentas primera y segunda y afecta de lleno al resto del Gobierno

De hecho, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la situación, hay un grupo de ministros, de evidente peso político, que en las últimas semanas no ocultan en privado su malestar por no ser informados de importantes decisiones.

Ese círculo incluye a Nadia Calviño. Pero se citan también los casos de la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera; de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; del de Seguridad Social, José Luis Escrivá; y de la ministra de Educación, Pilar Alegría.

“Yolanda va totalmente por libre”

La desconexión entre el equipo de Moncloa y el resto de ministros ha acabado afectando al propio sistema de toma de decisiones

En varios departamentos señalan, por ejemplo, que algunos representantes de áreas importantes, como la económica, se han encontrado con un borrador de decreto o una medida que firmar, sin que la vicepresidenta Yolanda Díaz la hubiera debatido antes con ninguno de sus colegas.

“Así no acabamos la legislatura”

Critican que Moncloa ha permitido a la vicepresidenta segunda crear una especie de “Gobierno paralelo”, que se reúne aparte cada semana de forma bilateral con el presidente, y otro que se junta los martes en Consejo de Ministros para aprobar textos que, en algunos casos, no están cerrados y, otros, son modificados después. “Así no aguantamos la legislatura”, augura uno de ellos.

 

En cambio, el presidente y la vicepresidenta segunda comparten un convencimiento: no pueden romper el Ejecutivo de coalición porque no hay alternativa y necesitan que la legislatura dure lo más posible. Una situación que, a juicio de varios ministros del PSOE, está llevando a Sánchez a “entregarse demasiado” a Díaz.

“El Gobierno goza de muy buena salud”

Así las cosas, los ministros del PSOE han dicho basta y se han negado a difundir un argumentario de Moncloa en el que se asegura que “el Gobierno goza de muy buena salud”, según revelan a ECD desde el gabinete de varios de ellos.

Un mensaje transmitido por el equipo del presidente a todos los ministerios para rebajar la tensión y que se ha esforzado en repetir en los últimos días por ejemplo la ministra portavoz, Isabel Rodríguez.

Ha insistido en que esto se ha puesto de manifiesto al cerrar los Presupuestos Generales del Estado y la Ley de Vivienda con Unidas Podemos, y ha sugerido que se empiece a dar “normalidad” a las relaciones entre partidos diferentes.

Moncloa busca aglutinar a todo el Gobierno

Según las fuentes consultadas por ECD, la rebelión de ministros del PSOE ha movilizado a La Moncloa para tratar de calmar los ánimos.

Unos protestas que han llevado al equipo de Pedro Sánchez a lanzar en las últimas horas el mensaje de que la reforma laboral es un tema que “afecta a todo el Gobierno en su conjunto”.

En los ministerios socialistas no han pasado por alto que el propio Pedro Sánchez ha insistido públicamente en que es un compromiso de “todo el Gobierno” llevar a cabo una actualización de la legislación laboral en España en un momento en el que la coalición atraviesa una de sus mayores crisis por ese asunto.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?