Política

Acuerdo entre los dos partidos del Govern

No habrá (de momento) declaración unilateral de independencia

Es el compromiso que ha transmitido el PDeCAT a ERC, que reclama una tregua para sacar a Junqueras de la cárcel

Pleno de investidura de Quim Torra en el Parlament.
photo_cameraPleno de investidura de Quim Torra en el Parlament.

Un día después de ser investido president, Quim Torra ha viajado a Berlín para reunirse con Carles Puigdemont y planear juntos la hoja de ruta para “consolidar la república”. Un plan que nada tiene que ver con lo que han negociado las direcciones del PDeCAT y de ERC durante las últimas semanas.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos de Esquerra Republicana, el partido dirigido por Oriol Junqueras ha querido dejar claro a Torra, y también a la dirección del PDeCAT, cuáles eran sus condiciones para desbloquear la situación política en Cataluña y poner en marcha un Govern que, en opinión de ERC, debe devolver la región a “la normalidad”.

Las fuentes consultadas explican que, en las conversaciones mantenidas por ambos partidos de cara a la formación del nuevo gobierno, “les pedimos no regresar al 2 de octubre porque no podemos permitirnos una nueva parálisis institucional como la que llevamos arrastrando desde entonces, sin autonomía, con retrasos en los pagos por la incertidumbre...”.

No habrá DUI... “a corto plazo”

Así las cosas, ERC ha transmitido que, al menos “a corto plazo”, el nuevo Govern no vuelva a realizar una nueva Declaración Unilateral de Independencia. Entre otras cosas, porque “no serviría de nada y volveríamos a tener el 155 en vigor”.

En ese sentido, los republicanos aseguran, en referencia a Puigdemont, que “es muy fácil exigir hacer caso a los resultados del 1-O desde Berlín y después de que él mismo desproclamara la república”.

Por todo ello, añaden, han pedido a Torra que, una vez formado el nuevo Govern, dedique los primeros meses a “recuperarnos de lo ocurrido desde entonces” para asentar la legislatura antes de dar cualquier nuevo paso. Una exigencia que el nuevo president ha aceptado: “Podemos asegurar que no va a aprobar una nueva DUI nada más llegar a la Generalitat”.

La nueva estrategia pasa por el “diálogo”

Las fuentes consultadas por ECD explican que la hoja de ruta de ERC, aceptada por el PDeCAT, es impulsar una nueva estrategia basada en el “diálogo” con el Estado, ya que “hay que evitar nuevos actos de violencia” como los ocurridos durante el referéndum del 1 de octubre y en las semanas posteriores.

El nuevo Govern es consciente de que “Madrid no quiere hablar de independencia”, pero “hay muchos más asuntos que tratar” en los próximos meses.

Entre otras cosas, tanto el PDeCAT como ERC ya planean pedir al Gobierno central la puesta en libertad de Oriol Junqueras y el resto de los llamados “presos políticos”. Una reivindicación que no depende del poder ejecutivo, pero que ambos partidos utilizarán para “demostrar la nula voluntad de negociación” del Gobierno de Rajoy.

Un Govern paritario

Por último, los republicanos de Esquerra exigieron a Torra y a la ejecutiva de la antigua Convergéncia la formación de un Govern paritario, con el mismo número de consejeros que de consejeras. Una reivindicación “necesaria” después de que Carles Puigdemont “propusiera a cuatro hombres como candidatos a la sucesión”.

ERC, además, ha garantizado su continuidad al frente de la Vicepresidencia y de la consejería de Economía, que ocupará Pere Aragonés. También ha exigido que algún representante del partido esté al frente del departamento de Exteriores, antes dirigido por Raül Romeva, y que no desaparecerá en la nueva legislatura.

El PDeCAT, por su parte, “aún tiene que decidir” dónde sitúa a Elsa Artadi. Las fuentes consultadas por ECD explican que la Portavocía del Govern y la consejería de Empresa son sus destinos más probables.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo