Política

Moncloa para los pies al ministro Garzón por montar manifestaciones en la calle contra Escrivá

El líder de IU estaba promoviendo una movilización para el sábado reclamando al titular de Seguridad Social “unas pensiones dignas”. Presidencia ha exigido a Yolanda Díaz que le frene

photo_camera El ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Moncloa ha frenado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, en su intento de montar manifestaciones en la calle contra uno de sus compañeros en el Consejo de Ministros: José Luis Escrivá. La intervención de la líder de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz, ha sido definitiva.

Tras desautorizar hace unas semanas las “reflexiones” de Escrivá sobre el futuro de las pensiones, en línea con la reforma que exige Bruselas a España, Izquierda Unida, uno de los dos partidos que integran Unidas Podemos y que forma parte del Gobierno, ha dado un paso más allá y ha alentado una protesta en la calle contra el ministro de Seguridad Social por la reforma de las pensiones, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la maniobra.

Así, la dirección del partido que lidera el ministro de Consumo, Alberto Garzón, trasladó su “total respaldo” a la movilización prevista en toda España el próximo sábado para defender las pensiones públicas.

Presidencia ha recibido información incluso de que la cúpula de IU, con Garzón a la cabeza, tenía previsto participar “ampliamente” en esta manifestación convocada por el conjunto de coordinadoras, plataformas y mareas del país.

Moncloa para los pies a Garzón

Sin embargo, las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Moncloa ha tomado cartas en el asunto tras interceptar algunas de las reivindicaciones que van a reclamarse en la protesta, en las que se pone en la diana y se arremete contra José Luis Escrivá. El equipo de Pedro Sánchez se ha movido hilos para “parar los pies a Garzón”.

Hay que recordar que Escrivá fue uno de los fichajes estrella de Sánchez y es uno de sus ministros de confianza a la hora de escuchar análisis ponderados, como también lo son para el presidente los de Nadia Calviño y Margarita Robles.

No hay que perder de vista que esta manifestación, en la que IU dará un paso atrás tras la reprimenda de Presidencia, va a reclamar que se mantengan las reivindicaciones frente a “aspectos negativos” como “el endurecimiento de las condiciones para la jubilación anticipada con la aplicación de coeficientes reductores para desincentivarlas, el mantenimiento de la jubilación a los 67 o la posible ampliación del periodo para el cálculo de la pensión”.

Generar desconfianza sobre Escrivá

Según las fuentes consultadas, la formación de Alberto Garzón (IU) también buscaba dejar patente la “desconfianza” que provocan ciertas declaraciones del ministro de Seguridad Social y lanzar sospechas sobre su plan para sustituir el llamado factor de sostenibilidad por el concepto de ‘mecanismo de solidaridad intergeneracional’. Una denominación que considera “muy llamativa e incluso ilusionante, pero de cuyo alcance exacto poco se conoce”.

De esta forma, pretendía movilizar a los futuros jubilados contra Escrivá con el argumento de que esa nueva fórmula de cálculo de la pensión podría utilizarse como “un instrumento que limite las pensiones públicas dependiendo de parámetros que no incluyan elementos sociales y de justicia con los mayores”.

 

Frente a estos aspectos “negativos”, la Red de Activistas por la Defensa del Sistema Público de Pensiones de Izquierda Unida exige “el cumplimiento de los acuerdos de gobierno en materia de pensiones” y advierte de que el grupo parlamentario de Unidas Podemos y sus ministros permanecerán “vigilantes e intransigentes” en el Ejecutivo con esas “líneas rojas” que no se han de traspasar en la tramitación legislativa.

Yolanda Díaz ha frenado a Garzón

Según fuentes de la parte socialista del Gobierno consultadas por ECD, la amenaza de Izquierda Unida ha sido completamente frenada por la líder del partido morado en el Gobierno, Yolanda Díaz, a petición de Moncloa.

No es la primera vez que la vicepresidenta segunda se ve obligada a aplacar los ánimos para “cuidar” la coalición de gobierno con el PSOE. Hace unas semanas, logró centrar la ofensiva contra los socialistas por la subida de la luz en la vía parlamentaria para desmarcarse de Vox.

El grupo parlamentario de Unidas Podemos presento su proposición de ley para crear la compañía Producción Eléctrica España y solo avisó a los socialistas minutos antes de acudir al registro de la Cámara, lo que enfadó una vez más al socio de Gobierno y le dio pie a lanzar acusaciones de “deslealtad”.

“No podemos salir a la calle junto a Vox”

En aquel momento, el anuncio de Vox y su sindicato Solidaridad, de que iban a convocar manifestaciones en distintas ciudades contra el Gobierno por su inacción y para que España recupere su capacidad de producción energética, resultó definitivo.

Yolanda Díaz consiguió, con ese anuncio del partido de Santiago Abascal, parar los pies a los dirigentes más beligerantes de Unidas Podemos, entre los que destacan el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, y frenar las manifestaciones contra el PSOE por la luz. “No podemos salir a la calle junto a Vox”, insistió.

Yolanda Díaz busca “cuidar” la coalición

Otra muestra del papel conciliador que ha adoptado la vicepresidenta segunda en los últimos días es que Unidas Podemos no ha secundado la petición de una comisión de investigación en el Congreso sobre la responsabilidad de las compañías eléctricas en la escalada de precios.

En cambio, ha suscrito junto al PSOE una petición para que se abra una comisión de estudio que analice las causas de la subida de la electricidad y los cambios que deberían acometerse en el sistema tarifario.

Una idea lanzada por la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y que en un primer momento fue calificada de “cortina de humo” por algunos dirigentes de la formación morada, pero que fue avalada por Yolanda Díaz, y posteriormente tomada por el grupo parlamentario de Unidas Podemos.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes