Política

Moncloa gasta 99.000 euros en un mes en el servicio de catering

Incluye dos variedades de menú con verdura, pasta, arroz o legumbres como primer plato, y varias opciones de carne y pescado de segundo

Palacio de La Moncloa.
photo_cameraPalacio de La Moncloa.

El Palacio de La Moncloa se quedó sin camareros el pasado mes de diciembre. Y es que, tras cuatro meses sin cobrar, la treintena de empleados que daban servicio a la principal sede del Gobierno fueron despedidos.

Ante la dificultad de encontrar una empresa, el complejo presidencial -que acoge la residencia oficial de Pedro Sánchez- ha optado por contratar a un servicio de catering.

La Moncloa gastará más de 99.000 euros en un mes en estos servicios que incluyen servicios de limpieza, empleados y un menú específico. En concreto, habrá dos modalidades, con opciones de carne y pescado.

Cada menú constará de primer y segundo plato, postre, pan y bebida. Como entrante se podrá elegir entre verduras, legumbres, pasta, arroz, sopa o ensalada. El plato principal podrá ser carne -de ternera, ave o cerdo- o pescado (ambas opciones pesarán como mínimo 150 grs).

El postre será fruta o yogur. Además, toda este festín podrá acompañarse por una pieza de pan y por una bebida, pudiendo elegir entre agua, refresco, vino o cerveza.

Máxima calidad

El Ministerio de la Presidencia quiere asegurarse que la calidad de los alimentos servidos en La Moncloa sea excelente. Pide, por tanto, que la comida se sirva en un “grado óptimo de temperatura, frescura y conservación”.

¿El objetivo? Priorizar que todos los usuarios puedan tener una “dieta equilibrada y saludable”, por lo que los alimentos estarán preparados “minimizando el uso de grasas y de sal”.

En un mes, se servirán en La Moncloa un total de 3.660 menús. Y es que habrá 180 diarios de lunes a jueves, 60 tipos los viernes y tan solo 20 menús los sábados y domingos.

Los trabajadores despedidos

Los camareros que fueron despedidos el pasado mes de diciembre habían sido contratados por la empresa Dulcinea Nutrición. Desde el pasado mes de agosto, la empresa dejó de abonar las nóminas a sus empleados.

Según informa eldiario.es, Dulcinea Nutrición tenía deudas con la Seguridad Social. Ante esta situación, el Ministerio de la Presidencia optó por cancelar el contrato en septiembre y a buscar a otras compañías que pudieran hacerse cargo del negocio.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable