Política

Moncloa ha vuelto a puentear a Exteriores con la llamada de Pedro Sánchez a Putin

El contacto telefónico fue pactado entre los gabinetes de los dos mandatarios. Presidencia ya ha dejado fuera al Ministerio de otros dos grandes asuntos

Vladimir Putin.
photo_cameraVladimir Putin.

Fue una llamada que, por el receptor de la misma, y por las tensiones diplomáticas existentes entre Rusia y la Unión Europea, pudo haber tenido mucho más repercusión. No obstante, el contacto telefónico entre Pedro Sánchez y Vladimir Putin la semana pasada, que suponía la primera conversación entre ambos, pasó más que desapercibido.

Fue La Moncloa la que, el pasado jueves, informó, en una nota, que el jefe del Ejecutivo español había telefoneado a su homólogo ruso para abordar “las relaciones bilaterales entre los dos países y las relaciones de Rusia con la Unión Europea”.

Una breve información que el Kremlin amplió solo un poco más: “han expresado interés en seguir desarrollando la cooperación en asuntos políticos, económicos, culturales y humanitarios”.

Desde entonces, poco más se ha sabido de esa conversación telefónica, pero lo cierto es que ni tan siquiera el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene muchos más datos sobre lo que hablaron Sánchez y Putin.

“Fue cosa de Moncloa”

Así lo confirman al Confidencial Digital altos cargos de la cartera dirigida por Josep Borrell. Algunos de ellos, de hecho, reconocen que se enteraron por la prensa, ya que “desde Presidencia de Gobierno no nos avisaron de nada”.

En este sentido, las mismas fuentes afirman que la conversación entre ambos mandatarios fue “organizada” por los gabinetes de Sánchez y de Putin. Y que, por tanto, el Ministerio no participó en los preparativos.

Una circunstancia algo “sorprendente”, ya que, en otras ocasiones, Moncloa siempre ha contactado con Exteriores para consensuar el contenido de este tipo de conversaciones.

De hecho, en este caso concreto, y teniendo en cuenta que el receptor de la llamada iba a ser el presidente ruso, “lo lógico” hubiese sido que el Ministerio hubiese aportado documentación sobre las relaciones entre la UE y el Kremlin.

No es la primera vez que pasa

Moncloa, por tanto, asumió el control absoluto de la primera llamada de Pedro Sánchez a Vladimir Putin. Un modus operandi que ya se ha repetido en más ocasiones más desde que el nuevo presidente llegó al Gobierno. Así, tal y como se informó en estas páginas el pasado mes de agosto, Presidencia ha desplazado a Exteriores en este tipo de asuntos.

Concretamente, Moncloa tomó el mando en la organización de la gira iberoamericana por Chile, Costa Rica y Colombia del jefe del Ejecutivo y lidera las conversaciones con Marruecos para la futura visita de Sánchez a Rabat.

Ya entonces, las mismas fuentes reconocieron que se enteraron por la prensa de las gestiones de José Luis Rodríguez Zapatero con Mohamed VI para cerrar una visita, en las próximas semanas, de Sánchez a Rabat, así como de la gira iberoamericana del jefe del Ejecutivo a finales de mes.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo