Política

Moncloa maniobra para desbloquear el CGPJ alentando dimisiones y permitiendo ataques de Podemos a los jueces

Sánchez ha dado orden de que los ministros socialistas no desautoricen la ofensiva de la formación morada contra el Poder Judicial

Félix Bolaños, en un mitin del PSOE en Granada (Foto: Álex Cámara / Europa Press).
photo_camera Félix Bolaños, en un mitin del PSOE en Granada (Foto: Álex Cámara / Europa Press).

Pedro Sánchez ha redoblado la presión por el CGPJ y ha llegado a acusar a Pablo Casado de “insumisión constitucional”. Moncloa ha tomado la decisión de fiar el desbloqueo a que se produzcan dimisiones en el órgano de gobierno de los jueces y a una presión del mundo judicial que fuerce al PP a ceder para cerrar un acuerdo.

Por lo pronto, Sánchez ha vuelto a cargar este miércoles contra el PP por el bloqueo de la renovación del CGPJ y ha situado a los populares “fuera de la Constitución”.

Un bloqueo que ha calificado de “insostenible” y que ha querido sustraer del juego de poder para alertar sobre su impacto negativo “en la democracia y en el día a día de la ciudadanía”.

El Gobierno ha decidido no moverse ni atender a las condiciones de los populares para sentarse a negociar, que pasan por un compromiso de reforma de la ley para que sean los jueces quienes elijan a los vocales del órgano de poder de los jueces.

Así las cosas, el choque entre el Ejecutivo y el principal partido con el que debe acordar la renovación, al precisarse tres quintos de los votos del Congreso, no vislumbra un acuerdo a corto plazo.

Alentar dimisiones en el CGPJ

En este contexto, el debate sobre la posibilidad de una dimisión conjunta ha planeado sobre los vocales del CGPJ desde que se quedaron en funciones hace ya casi tres años, pero los miembros del órgano se han mantenido hasta ahora firmes en su postura.

Sin embargo, varios vocales consultados han admitido en los últimos días que la presión se ha redoblado en las últimas semanas, pero insisten en sus argumentos y rechazan que se cargue sobre ellos la responsabilidad de desbloquear el órgano.

El precedente de Pascual Sala

Sin embargo, fuentes políticas consultadas por Confidencial Digital aseguran que Moncloa maniobra para desbloquear el CGPJ alentando dimisiones en el órgano de gobierno de los jueces.

En el Gobierno recuerdan que el Consejo General de Poder Judicial se enfrentó a una situación de bloqueo a la renovación de los órganos judiciales parecida, en el año 1996, a la que se está viviendo en la Justicia española en los últimos tres años.

Y citan el precedente de Pascual Sala. De hecho, no se ha pasado por alto en el mundo judicial el mensaje lanzado este miércoles, a través de El País, por el ex presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ. Ha asegurado que, con la llegada de José María Aznar al Gobierno y el retraso en la renovación de los jueces, tomaron una drástica decisión.

“El retraso lo solucionamos con una dimisión colectiva, que desactivó el Consejo. Así logramos conseguir la renovación”, ha revelado Sala, durante una comparativa con la situación de bloqueo que viven los órganos judiciales desde hace casi tres años.

Seis vocales de la institución decidieron presentar una dimisión colectiva y sumarse a los tres puestos que estaban vacantes con anterioridad. Sin la mayoría necesaria para ejercer nombramientos, los partidos se vieron obligados a reaccionar.

Forzar el acuerdo para la renovación

Pascual Sala ha explicado también el poco interés de Aznar en renovar los órganos judiciales: “Una vez pasado el período electoral, me fui a ver a Aznar para decirle que ese asunto había que arreglarlo rápidamente”.

“Me dijo que él no se ocupaba de esas cosas, que en todo caso se iban a negociar en el Parlamento”, relata el ex presidente del CGPJ en su conversación con El País.

Tras una conversación con el entonces presidente del Congreso, Federico Trillo, y con el diputado del PP, José Ignacio Barrero, “se consiguió que los partidos se movieran, y hubo acuerdo”.

Después de la dimisión de seis vocales Consejo el 27 de marzo de 1996, el nuevo Gobierno de Aznar no alcanzó un acuerdo hasta julio del mismo año. El 25 de ese mes, Pascual Sala fue relevado por Javier Delgado.

Permitir los ataques de Podemos

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que otra de las patas de la estrategia de Moncloa pasa por ignorar los ataques de Podemos al Poder Judicial para aumentar la presión sobre Pablo Casado y forzar un acuerdo.

De hecho, los ataques contra el presidente del Supremo ya han sido asumidos en redes sociales por el partido morado. “Lesmes gana 11.770€ brutos al mes. Más de 10 veces el SMI. Fue elegido para un mandato de 5 años. Lleva más de 33 meses con el mandato caducado y sin legitimidad democrática. Haz la cuenta y vuelve a preguntarte por qué no dimite”. Así lo puso en su diana Pablo Echenique, portavoz parlamentario.

Otro dirigente destacado de Unidas Podemos, Jaume Asens, incidió en la reprobación. “Es una vergüenza escuchar un presidente de los jueces, con el mandato caducado y sin legitimidad democrática, cargar contra un gobierno salido de las urnas”.

“No hay nada que hablar con el PP”

Mientras, la prioridad del ala socialista del Gobierno es centrar el tiro en el PP, buscar su erosión, descartando la oferta lanzada por Pablo Casado de una reforma de la mano del sistema de elección de los jueces.

En Moncloa insisten en borrar toda posibilidad de contacto directo de Sánchez con Casado. “No vamos a aceptar condiciones. Los populares deben renovar”. Es el recado lanzado desde el equipo del presidente, aun cuando asumen carecer de margen de maniobra. Y es también la orden expresa recibida por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

Ayuso sobre el aborto: “Mi obligación es defender la vida”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?