Política

Ni playas, ni esquí ni segundas residencias en Navidad

Las autonomías tienen prácticamente pactado un plan para restringir al máximo los desplazamientos salvo los retornos para reencontrarse con las familias

Pedro Sánchez y Salvador Illa
photo_camera Pedro Sánchez y Salvador Illa

El Gobierno y las comunidades autónomas avanzan hacia un acuerdo marco para celebrar una “Navidad contenida”, sin impedir que las familias se reúnan. El Consejo Interterritorial de Salud está a punto de alcanzar un acuerdo para levantar los cierres perimetrales solo para facilitar reencuentros familiares pero en ningún caso para turistas.

Por el momento, el equipo de trabajo de Sanidad y las autonomías acerca posturas con la base de un borrador que se filtró la semana pasada, y que establecía reuniones de un máximo de seis personas, y toques de queda el 24 y el 31 de diciembre a la una de la madrugada, como recomendaciones más importantes.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que para el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, convocado este miércoles, espera que haya un acuerdo de medidas comunes, que siempre podrán ser moduladas por los Gobiernos regionales en función de la incidencia en sus territorios. 

Un mensaje común a la población

Fuentes conocedoras del plan que se está acordando para Navidad anticipan a Confidencial Digital que Gobierno y comunidades autónomas están de acuerdo en prohibir cenas multitudinarias y una apertura de la hostelería sin restricciones.

El Consejo Interterritorial ha ido avanzando en los últimos días hacia una estrategia muy similar, que Moncloa y el Ministerio de Sanidad están tratando de consensuar con el resto de administraciones para lanzar un mensaje común a la ciudadanía.

Permitir reencuentros familiares

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que Gobierno y autonomías tienen prácticamente pactado un plan para restringir al máximo los desplazamientos durante las fiestas navideñas salvo aquellos estrictamente relacionados con los retornos a casa para reencontrarse con la familia.

Con este planteamiento general, el dispositivo contempla impedir viajes por España considerados “innecesarios” por tratarse de movimientos únicamente de ocio, como son el traslado a playas, segundas residencias o estaciones de aquí, muy típicos en estas fechas.

El error de querer salvar el verano

La mayoría de las autoridades nacionales y regionales presentes en el Consejo Interterritorial de Salud temen que suceda lo mismo que en el verano, cuando se incubó y comenzó la segunda ola que ahora se está rebajando. Comparten que el riesgo de un rebrote -incluso de una tercera ola tras las navidades- es elevado.

Se busca evitar una pronta apertura que obligue inevitablemente a un drástico cierre en enero con consecuencias mucho más perjudiciales sobre el consumo, la movilidad y la actividad.

Advertisement

El vídeo del día

ATA cree que prórroga de cese de actividad “mejora protección de autónomos”.

No se pasa por alto que se llega a Navidad en un escenario mucho más crítico que el del verano. La incidencia acumulada en los 14 días previos al 21 de junio (cuando se levantó el primer estado de alarma) era de ocho casos por cada 100.000 habitantes. En cambio, este lunes, era de 275,51.

Las autoridades sanitarias dan por hecho que, si la curva fue subiendo lentamente durante los meses de verano, una Navidad mal gestionada puede trasladarse en pocos días a una curva disparada.

Coinciden en que, por mucho que la incidencia caiga de aquí a la última semana de diciembre, es de prever que los niveles estén todavía en lo que Europa considera “riesgo alto”.

Destacan que el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha alertado de que no se deben relajar las restricciones. En un informe publicado la semana pasada concluye que, si las medidas vigentes actualmente se derogaran el 21 de diciembre, la tercera ola llegaría de nuevo al sistema sanitario con gran rapidez.

Ingleses y alemanes volverán a Canarias

Según las fuentes consultadas por ECD, Canarias es la excepción a esta situación por el bajo nivel de contagios en el archipiélago. Británicos y alemanes podrán regresar a las islas tras el levantamiento de las restricciones de sus países a principios de este mes de diciembre, sin necesidad de guardar una cuarentena de 14 días al volver a su residencia.

Como consecuencia de la decisión de Madrid y otras comunidades de mantener por ahora las restricciones perimetrales durante el puente de la Constitución, el 57% de las reservas que se habían registrado para estas fechas ya se han cancelado.

Los destinos más afectados son Benidorm, Albufeira, Madrid, Maspalomas y Granada. Canarias es la opción preferida acaparando el 72% de las reservas. Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote serán los lugares con mayor afluencia de turistas nacionales durante el puente del próximo fin de semana.

El sector turístico da por perdida la Navidad

El sector turístico hace ya varias semanas que da por perdida la campaña de Navidad tras un verano también complicado. El número de reservas para las jornadas navideñas para alojarse en hoteles de España se sitúa un 80% por debajo de las cifras registradas el año pasado en estas mismas fechas, según datos de la plataforma TravelgateX.

Los hoteles de Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía copan las reservas para las próximas vacaciones de Navidad, en la que se espera que las reservas sufran un importante descenso en las próximas semanas, una vez que se vayan confirmando las restricciones de movilidad entre regiones.

Si se tienen en cuenta las reservas que se han realizado hasta la fecha para el periodo de Navidad, por ahora se mantienen un 55% de las reservas activas.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes