Política

Nueva concesión de Sánchez a Bildu: sólo los guardias civiles que hablen euskera pueden ingresar en la Policía de Navarra

Es una de las fórmulas que han acordado con el PSOE para reubicar a los agentes que deben abandonar la Agrupación de Tráfico tras el pacto de los Presupuestos

Archivo - Un agente de la Guardia Civil en Navarra
photo_camera Archivo - Un agente de la Guardia Civil en Navarra

El Gobierno acepta que sólo los guardias civiles que hablen euskera puedan quedarse en Navarra. Es otra de las cesiones del Ejecutivo de Pedro Sánchez a Bildu para reubicar a los agentes que deben abandonar la Agrupación de Tráfico tras el pacto de los Presupuestos.

Las fuerzas de la derecha han interpretado este acuerdo como una cesión a los partidos nacionalistas, en concreto en esta ocasión a Bildu, que quieren expulsar a la Guardia Civil de esta región.

De los aproximadamente 1.800 guardias civiles desplegados en esta comunidad, alrededor del 11% (unos 200) están asignados a la agrupación de tráfico. El Gobierno navarro ha tendido un puente a estos agentes para integrarse en la Policía Foral.

Los funcionarios afectados podrán elegir entre pasar a la Policía Foral o continuar en la Guardia Civil desempeñando otras funciones en Navarra. El Ejecutivo foral asegura que mantiene conversaciones con el Ministerio del Interior, la Dirección General de la Guardia Civil y con los colectivos profesionales para concretar las condiciones del trasvase del personal.

De guardias a ‘forales’ si se habla euskera

Navarra contará con su propia DGT (Dirección General de Tráfico), para lo cual reforzará la plantilla policial asignada a estas funciones en las carreteras, y ofrece una “pasarela” a los guardias civiles afectados que les permitirá integrarse en el cuerpo de los forales.

La Ley foral de Policías de Navarra, promulgada en 2018 con el apoyo de todos los grupos políticos salvo los nacionalistas (Geroa Bai y Bildu), contempla en una disposición adicional la opción de “habilitar un mecanismo para permitir en términos policiales el traspaso de personal funcionario del Estado a la Comunidad foral” cuando se transfiera la competencia de tráfico.

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las negociaciones, los guardias civiles podrán incorporarse, con carácter individual, a la Policía Foral, si hablan euskera.

La Policía navarra tiene en la actualidad unos 1.100 efectivos, de los que 280 están dedicados a labores relacionadas con el tráfico. El Gobierno foral calcula que necesitará otros 149 agentes para atender en exclusiva los servicios de tráfico y seguridad vial. Su incorporación será progresiva hasta completar el cupo en 2025 o 2026.

Ese cupo se nutrirá de los guardias civiles que acepten cruzar la pasarela y mediante convocatorias públicas de empleo que se ofertarán en los próximos años.

No podrá retirar el carnet de conducir

El traspaso de las competencias de tráfico a Navarra no incluye, sin embargo, la facultad de retirar el carné de conducir a los automovilistas. Otorgará a la comunidad foral la facultad de ejecución de la legislación del Estado en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial.

El Estado se reserva, por su parte, la expedición, revisión y revocación de la licencia de circulación y las cuestiones relacionadas con las matriculaciones de vehículos y los permisos de conducir.

Así, Navarra tendrá competencia en la regulación de las autoescuelas y en la gestión económica de las multas de tráfico, pero el Estado se reserva la facultad de suspensión temporal de los permisos. En el Gobierno justifican esta exclusión en la necesidad de que no se cree una inseguridad jurídica.

 

El Estado viene recaudando alrededor de nueve millones anuales por las multas de tráfico que la Guardia Civil y la Policía Foral tramitan en Navarra. Esos ingresos pasarán ahora a engrosar las arcas forales.

Francia 3-1 Polonia
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Mbappé con dos goles sitúa a la 'bleus' en cuartos
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable