Política

Moncloa maniobra en secreto para impulsar a Isabel Díaz Ayuso y también a Irene Montero y Ione Belarra

Persigue, a la vez, debilitar el liderazgo de Pablo Casado y rebajar las expectativas electorales de Yolanda Díaz

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, en la sede del gobierno de la Comunidad de Madrid.
photo_camera Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, en la sede del gobierno de la Comunidad de Madrid.

Maniobras secretas de Moncloa. Pedro Sánchez se ha propuesto utilizar a Isabel Díaz Ayuso en su estrategia contra Pablo Casado. Pero, al mismo tiempo, también busca impulsar a las ministras de Podemos, Irene Montero e Ione Belarra, para boicotear el ascenso de Yolanda Díaz.

Según las encuestas, Sánchez no remonta. Los sondeos siguen pronosticando una victoria electoral del Partido Popular, que podría formar Gobierno porque con Vox alcanzaría la mayoría absoluta en el Congreso. Los ‘tracking’ del PSOE también concluyen que el presidente ya no podría gobernar con sus actuales socios.

Por lo tanto, Moncloa asume que el líder socialista tiene problemas, de cara a unas próximas elecciones generales, por los dos lados: por la derecha y por la izquierda.

Por la derecha porque, si se cumplen las encuestas, Pablo Casado tiene opciones de formar Gobierno junto con Vox. Y por la izquierda porque, a las pesimistas previsiones de la encuestas, se suma la aparición de un nuevo rival, una rival, Yolanda Díaz, que le puede quitar muchos votos en los ámbitos más de izquierdas y populistas.

Potenciar a Isabel Díaz Ayuso

Para intentar poner freno a esos dos movimientos, fuentes del Gobierno revelan a Confidencial Digital que el equipo de Moncloa se ha movilizado, en la línea de articular estrategias políticas que debiliten a sus rivales en los dos terrenos.

Respecto al PP, la decisión es, aunque pueda parecer paradójico, dar cancha, potenciar todo lo posible, a Isabel Díaz Ayuso, la emergente política madrileña.

El motivo es claro: consideran que, cuánto más aire tenga Díaz Ayuso, y más espacio ocupe en el debate público, más débil será la figura de Casado, más margen para intentar recuperar voto en el centro y más espacio también para Vox, y, en consecuencia, para movilizar a la izquierda.

Elevar la confrontación con Madrid

Según las fuentes consultadas por ECD, Moncloa cuenta con que el debate sobre la presión fiscal en Madrid y la operación para sacar organismos del Estado de la capital victimizan a Ayuso, la encumbran como ‘líder de la oposición’, y debilitan a Casado -que será, salvo sorpresa, el candidato del PP en las generales-, como rival de Sánchez.

No pasan por alto que Díaz Ayuso se mueve muy bien en ese espacio de la confrontación con Pedro Sánchez. Recuerdan sus buenos resultados electorales, y destacan que, cuanto más espacio público ocupa, y más se consolida como un fenómeno popular y mediático, más incomoda a Génova, y más inquieta en el seno del PP la crisis abierta.

 

El PSOE renuncia a Madrid

La estrategia para impulsar a Díaz Ayuso puede parecer contradictoria. Pero el trasfondo es que la dirección del PSOE tira la toalla y da por perdida la batalla por Madrid, según fuentes socialistas, por considerar que va a ser imposible destronar a la actual presidenta. También renuncia a la Comunidad como palanca en las generales.

Eso significa asumir que el actual secretario general del PSM, Juan Lobato, diputado regional y ex alcalde de Soto del Real, que se postula como candidato socialista a las autonómicas de 2023, no tiene ninguna opción de poder sentarse en el despacho de la Puerta del Sol. 

No se olvida que Lobato ganó las primarias en Madrid en contra de los deseos del aparato, que en su día intentó colocar a Mercedes González, ex concejal del ayuntamiento de Madrid y actual delegada del Gobierno en la Comunidad.

Boicotear el ascenso de Yolanda Díaz

Esa estrategia, consistente en desgastar a los rivales por la línea de promocionar a terceros personajes, se va a aplicar también en el caso de Yolanda Díaz, convertida en una amenaza para Pedro Sánchez.

En Moncloa admiten a Confidencial Digital que “Sánchez no ha encajado nada bien” las últimas declaraciones de la vicepresidenta segunda, afirmando que ella ya conocía la gravedad del Covid días antes del 8-M, y que entonces sus compañeros del Consejo de Ministros la llamaron “alarmista”. 

Atribuyen esas palabras a una estrategia para marcar perfil propio, porque “necesita protagonismo para lanzar su nuevo proyecto político”.

Protagonismo a Irene Montero e Ione Belarra

Por ello, según las fuentes consultadas por ECD, la táctica va a ser dar toda la cancha posible a dos ministras de Podemos, Irene Montero y Ione Belarra, esta última secretaria general de Podemos. Y en este caso puede resulta mucho más fácil que en el caso de Isabel Díaz Ayuso.

La idea de Moncloa es que Montero y Belarra tengan más protagonismo mediático durante los próximos meses para contrarrestar la pujanza de quien va a ser la candidata de una plataforma política a la izquierda del PSOE.

Se va a proporcionar a las dos ministras ocasiones de protagonizar medidas aprobadas por el Gobierno, que ellas puedan ‘vender’, y de organizar eventos y celebraciones que les proporcionen notoriedad y visibilidad. Además de que comparezcan con frecuencia en las ruedas de prensa del Consejo de Ministros.

El perfil “técnico” de Calviño es insuficiente

El equipo del presidente ha llegado a la conclusión de que el perfil ‘técnico’ de Nadia Calviño es insuficiente para frenar el creciente protagonismo de Yolanda Díaz a lomos de la reforma laboral y otros conflictos en el seno de la coalición.

El objetivo es “neutralizar” a Yolanda Díaz rodeándola, e impedir que use la imagen de La Moncloa a modo de plataforma electoral.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?