Política

La Ley de Memoria Democrática suprime los 36 títulos aún vigentes de la “nobleza de Franco”

Fueron concedidos para reconocer el trabajo de militares del Bando Nacional, políticos, empresarios e intelectuales

Concentración en conmemoración de la muerte de Franco y José Antonio
photo_camera Concentración en conmemoración de la muerte de Franco y José Antonio

Cuando se hizo con el poder, Francisco Franco no tenía competencia para intervenir en la nobleza española. El dictador se atribuyó la facultad de conceder, rehabilitar y transmitir los títulos nobiliarios a quien desease con la quinta de sus Leyes Fundamentales.

Sin embargo, la nueva Ley de Memoria Democrática aprobada por el Gobierno suprime los títulos nobiliarios concedidos entre 1948 y 1978 con el fin de “sanear” la aristocracia española.

Según el artículo 42. Supresión de títulos nobiliarios, “la persona titular del Ministerio competente en la gestión de los asuntos relativos a los títulos nobiliarios concedidos entre 1948 y 1978, que representan la exaltación de la Guerra y la Dictadura, y se procederá a su supresión”.

La "nobleza de Franco": 17 títulos para mandos del ‘bando nacional’

El dictador otorgó el 18 de julio de 1948 sus primeros títulos, creando hasta 1974 un total de 36 títulos nobiliarios para empresarios, políticos y militares. Aunque también hubo intelectuales y un religioso.

Como reconocimiento a las hazañas durante la guerra Franco concedió títulos a diecisiete altos mandos del ejército del ‘bando nacional’.

Entre estos se encuentran el Marqués de San Leonardo de Yagüe, ostentado por Juan Yagüe y Martínez del Campo, cuya hermana ha intervenido en varias tertulias. También el Marqués de Suanzes, ostentado por el director de publicidad de Prisa Revistas Juan Antonio Suanzes y de Abrisqueta. José Luis Moscadó y Morales-Vara del Rey, heredero el Condado de Alcázar de Toledo, ha tenido algún desencuentro con la ex alcaldesa de Madrid.

Otros aristócratas herederos del título concedido por el Franco a sus antepasados militares son el tercer Duque de Mola, Emilio Mola y Pérez de Laborda; el Duque de Carrero Blanco, heredado por Luis Varrero-Blanco y Pichot; el tercer Marqués de Vigón, Juan Ramón Vigón García y el tercer Marqués de Queipo Llano, Gonzalo Queipo Llano y Mancos.

El tercer Marqués de Somosierra, Francisco García-Escamez Pablos es otro de los destacados herederos de la aristocracia ‘de Franco’. Sin embargo, la lista de descendientes nobles militares se amplía, como señala El Español a: Ramón Ignacio Dávila Vasas (tercer Marqués de Dávila), María José García-Morato y Gálvez (segunda Condesa del Jarama), Francisco Moreno de Alborán y Vierna (tercer Marqués de Alborán), María Luisa Saliquet Balbás (segunda Marquesa de Saliquet), José Enrique Varela y Urquijo (tercer Marqués de Varela de San Fernando), Pascual Cervera y Burgos (cuarto Marqués de Casa Cervera), Alfredo Kindelán y Camp (tercer Marqués de Kindelán), Francisco José Martín-Moreno Carnero (tercer Conde de Martín-Moreno) e Isabel Jaraiz García-Pallasar (tercera Condesa de Pallasar).

Nueve políticos elevados a la categoría de nobles

Entre aquellos que fueron elegidos para formar la ‘nobleza de Franco’ aparecen 9 políticos cuyos títulos ostentan en la actualidad personalidades como la tercera Baronesa de Camporredondo, María Josefa de Larruca y Samaniego, viuda del que fue ministro de Trabajo de 1941 a 1957.

 

También continuó con la carrera de sus predecesores Joaquín Bau Miquel, tercer Conde de Bau, que ha trabajado en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte casi 20 años.

Entre los más sonados destacan Primo de Rivera y Calvo Sotelo, condecorados a título póstumo. La familia del dictador jerezano acumula dos distinciones, siendo la más importante la que ocupa el tercer Duque de Primo de Rivera y alcalde de Jerez de la Frontera en la etapa franquista, Miguel Primo de Rivera y Oriol, que es también el segundo Conde del Castillo de la Mota. El heredero del líder conservador ha sido su nieto, José Calvo Sotelo y Orly de Labry, tercer Duque de Calvo Sotelo.

El listado de herederos de políticos y aristócratas nombrados por el dictador son: María de las Mercedes Redondo y Sanz Bachiller (segunda Condesa de Labajos), Víctor Pradera Gómez (tercer Conde de Pradera), Joaquín Benjumea Alarcón (cuarto Conde de Benjumea) y Francisco Javier Bermejillo Jentoft (cuarto Marqués de Bilbao Eguía).

Los empresarios del Régimen

Por otra parte, Santiago Ybarra y Churruca, tercer Conde de El Abra, es presidente de honor del grupo Vocento. El banquero fue condenado por delito fiscal y aprobación indebida en la Operación Alico, pero en 2016 el Supremo anuló la sentencia de la Audiencia Nacional y se acordó libre absolución.

Otros herederos son María Victoria de Aznar y Arteche, cuarta Condesa de Arteche, y Patricio Echevarría y Ezcurdia, tercer Conde de Echevarría de Legazpia.

Un reconocimiento a los intelectuales

El dictador también usó los títulos nobiliarios para reconocer a los intelectuales de la época como el inventor Juan de la Cierva y Codorniú, primer Conde de la Cierva.

El área de Medicina fue la más valorada por el dictador que otorgó los títulos de Marqués de Ramón y Cajal, actualmente ostentado por la Marquesa María Ramón y Cajal Conejero; y el Condado de Arruga, concedido a Jorge Arruga Ginebreda.

Dos nobles siguieron el legado cultural de sus antecesores. El tercer Conde de Maeztu, Ramio de Maeztu y Manso de Zúñiga, es director de doblaje, traductor y adaptador de diálogos; además desempeña labores docentes en dos centros de formación artística. El segundo Marqués de Torroja, José Antonio Torroja Cabanilla fue Premio Nacional de Ingeniería Civil en 2007.

Además, Franco concedió el Marquesado de Santa María de la Almudena al representante de la Santa Sede en España entre 1921 y 1936, Juan Bautista Tedeschini y Danilelini. El título está vacante desde que el clérigo falleció.

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?