Política

Nuevo incidente con Marruecos: la prensa oficialista acusa a El Mundo de “inventarse” la entrevista con el líder rifeño Nasser Zafzafi

El padre del activista del Hirak encarcelado niega en varios medios que su hijo haya hablado con nadie desde prisión

Noticia en Le360 acusando a El Mundo de publicar una entrevista apócrifa.
photo_camera Noticia en Le360 acusando a El Mundo de publicar una entrevista apócrifa.

La hospitalización en España del líder del Frente Polisario ha enturbiado las relaciones con Marruecos, a lo que ahora se suma un nuevo incidente, las acusaciones de la prensa oficial marroquí a El Mundo por la entrevista a un líder rifeño encarcelado.

“El Mundo inventa una entrevista ficticia con Nasser Zafzafi”, titula el diario marroquí Le360, haciendo referencia a la conversación telefónica que asegura haber mantenido el periodista Antonio Sempere con el activista rifeño encarcelado en Tánger, Nasser Zafzafi. 

Para el periódico de Rabat, identificado por su relación con la Casa Real marroquí, la entrevista publicada en El Mundo el pasado 25 de abril jamás tuvo lugar. 

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

Y, para probarlo, ofrece el testimonio del padre del propio Nasser Zafzafi, Ahmed, que confirma (siempre, según el medio digital citado) que su hijo no ha hablado con El Mundo y que él (el padre) es la única persona que puede expresar fuera de prisión sus opiniones. 

Inventada, apócrifa

Idéntico testimonio arroja Ahmed Zafzafi en el digital regional El Mundo Amazigh: “Quizá la situación diplomática actual es lo que provocó la difusión de esta entrevista inventada”, responde a un redactor. 

El digital Le Desk habla de “entrevista apócrifa” y “Infotalqual” refiere que Ahmed Zefzafi afirma que “la última comunicación de Nasser fue la carta en la que anunciaba su renuncia al liderazgo de Hirak”.

En la cuestionada entrevista publicada en El Mundo, Zafzafi detalla las torturas y vejaciones sufridas en prisión desde que fue encarcelado, hace ya cuatro años, por perturbar el orden público en el interior de una mezquita de Alhucemas. 

Renuncia

Apenas tres días antes de la publicación de esa entrevista, Ahmed Zafzafi publicó en su muro de Facebook un comunicado de su hijo, firmado en su celda, en el que expresaba su renuncia a seguir liderando el Hirak. Medios marroquíes aseguraron, tras ese comunicado de renuncia, que Zafzafi había solicitado incluso ser separado del resto de los activistas rifeños que cumplen condena con él en Tánger II, y que no le interesaba ya nada de lo que tenía que ver con el Hirak.

Zafzafi, hasta hace poco líder del movimiento popular rifeño Hirak, condenado a 20 años de prisión, es uno de los 24 activistas que continúan presos de los más de 600 que han pasado por la cárcel en los últimos años desde que se iniciaron las manifestaciones y protestas callejeras. 

Represión policial

La muerte en Alhucemas del comerciante de pescado Mohucine Fikri, que resultó triturado en la tolva de un camión de basura durante una intervención policial, fue el detonante del nacimiento del Hirak. Desde entonces, y hasta la práctica disolución del movimiento popular rifeño como consecuencia de la represión policial, las concentraciones callejeras reclamando libertades, hospitales, colegios y empleo no han dejado de sucederse.

Según algunos activistas rifeños consultados, el inesperado desmentido del padre de Nasser Zafzafi se podría justificar como una condición exigida por el Gobierno de Marruecos a la familia del líder de cara a un previsible indulto real con motivo del final del Ramadán o la celebraciones previstas para el100 Aniversario de la Batalla de Annual.

Crisis con España

Para algunos analistas marroquíes, “la publicación de esta falsa entrevista es una forma de desviar la atención de la actual crisis entre los dos países, en un momento en el que se están levantando muchas voces en España para que Brahim Ghali responda de los cargos pendientes en los tribunales” marroquíes, dice Le360.

Por otra parte, algunos periodistas españoles interpretan que el ingreso masivo en Ceuta de 130 inmigrantes procedentes de Marruecos que consiguieron cruzar a nado las aguas fronterizas el pasado fin de semana estuvo orquestado por Marruecos como venganza por la acogida humanitaria de España a Ghali. 

Sin embargo, cabe destacarse, en contra de esta hipótesis que las autoridades marroquíes ya han comenzado a admitir por la frontera del Tarajal, cerrada por la pandemia, a la mayoría de los integrantes de ese grupo que se lanzó al agua y tuvo que ser rescatado por los servicios de salvamento españoles. Solo los menores de edad no serán devueltos al país vecino. Más de la mitad de los adultos ya han cruzado la frontera de vuelta a su país de origen.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable