Política

PDeCAT y ERC han reclamado su presencia

No habrá observadores internacionales en Cataluña el 21-D

El Gobierno descarta la presencia de representantes de otros países. Los invitados de los independentistas deberán obtener el visto bueno de la Junta Electoral

El eurodiputado de Bildu, Josu Juaristi, ejerció de “observador internacional” el 1-O.
photo_cameraEl eurodiputado de Bildu, Josu Juaristi, ejerció de “observador internacional” el 1-O.

El PDeCAT y Esquerra Republicana no se fían de la limpieza de las elecciones del 21-D en Cataluña. Lo han asegurado sus candidatos en reiteradas ocasiones durante las últimas semanas, llegando a informar incluso de la formación de equipos de interventores propios para garantizar que el recuento no es fraudulento. Además, han exigido la presencia de observadores internacionales.

Pues bien. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital de fuentes de Moncloa, el Gobierno no tiene intención alguna de solicitar la presencia de representantes políticos de otros países durante la jornada electoral del 21-D ni tampoco durante el recuento. Ni la Junta Electoral ni el Ejecutivo lo consideran necesario y, por tanto, no se va a hacer.

Los cargos gubernamentales con los que ha contactado este diario explican que la solicitud de observadores internacionales en unas elecciones es una práctica “obsoleta” que no se realiza en España desde hace muchísimos años. Esa dinámica, aseguran, no va a cambiarse en estos comicios, pese al “ruido” que las rodea.

En este sentido, desde el Gobierno dan ,ás importancia al riesgo de ataques informáticos en los sistemas de recuento que a las “sospechas infundadas” de los independentistas. No obstante, no se va a pedir la presencia de observadores de otros países porque “no existe ninguna circunstancia extraordinaria que lo justifique”.

Advertencia a los partidos independentistas

Las fuentes consultadas por ECD reconocen que, además del Gobierno, cualquiera de los partidos que concurren a estas elecciones puede pedir la comparecencia de observadores extranjeros. No obstante, avisan, “para ello tienen que informar primero a la Junta Electoral y después formular la solicitud”.

El PDeCAT y ERC, sin embargo, apuestan por “invitar” a políticos extranjeros considerados “aliados”, tal y como hicieron el pasado 1 de octubre. En aquella ocasión “cualquier cosa les valía porque el referéndum era ilegal”. No obstante, añaden, “estas elecciones se ajustan a la ley y hay unos procedimientos que se deben cumplir”.

Así las cosas, cualquier invitación de un representante político extranjero que sea etiquetado como “observador internacional” deberá ser aprobado previamente por la Junta Electoral, ya que de lo contrario “se estaría incumpliendo la ley”.

Por último, las fientes consultadas aseguran que “aún no se ha hecho nunguna oetución en este sentido”, por lo que si el PDeCAT y ERC, o cualquier otro partido, quieren observadores internacionales “deberán de darse prisa”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo