Política

Las ONG de personas sin hogar reclaman que el espacio de IFEMA se divida para evitar contagios

Alertan de que sin esta medida el recinto se convertirá en un foco de infecciones. Estos obstáculos han retrasado la apertura del recinto

El recinto ferial de IFEMA ha sido habilitado por el Ejército para recibir a personas sin hogar. Lo mismo ha pedido Ada Colau.
photo_camera IFEMA

En IFEMA hay preparadas desde hace varios días 150 camas para acoger a personas sin hogar mientras dure el Estado de Alarma. Su apertura se ha retrasado unos días porque las ONG reclaman que el espacio se divida para evitar que se convierta en un foco de coronavirus. El dispositivo se espera que abra este jueves, según fuentes de la Comunidad de Madrid. 

“Hay que evitar a toda costa recursos masificados sin control. El contagio puede ser masivo”, explica Esperanza Vera, presidenta de la ONG Bokatas y una de las que está en contacto con las autoridades para la adecuación del espacio. 

“Estas personas son más vulnerables que nunca. Son personas en riesgo, su esperanza de vida está 30 años por debajo de la media”, explica. Por eso, profesionales sociales reclaman a la Comunidad de Madrid que divida el espacio en módulos para que no haya riesgos. 

Este miércoles tanto la Unidad Militar de Emergencia (UME), como los responsables de Ifema y el Sammur Social se reunieron en el espacio para ultimar los detalles y adaptar el dispositivo. 

Solo hombres y los menos vulnerables

A Ifema solo acudirán hombres y, además, los menos vulnerables: los más jóvenes y sin enfermedades ni patologías de riesgo. El dispositivo está pensado para los “perfiles más sanos” y el resto lo acogerán en albergues o recursos de la Campaña del Frío. 

La razón que dan las autoridades es que los profesionales de esos centros están más acostumbrados a tratar con personas sin hogar y las condiciones allí son idóneas. Además, en caso de contagio, podrían aislarse más fácilmente porque hay centros que disponen de habitaciones individuales. 

Desahogar la red pública

La idea del espacio habilitado es, por tanto, reestructurar la red pública de albergues y habitaciones. Unos irán a Ifema, donde actualmente hay 150 plazas pero se quiere ampliar a 300, otros a las 1.200 plazas que ofrece la comunidad, que en las últimas 24 horas ha sumado 70 plazas en pensiones o 110 en hoteles. 

También las asociaciones piden extremar las medidas de seguridad e higiene en estos centros.  

Acudir forzosamente 

Otro de los puntos más controvertidos es si las personas sin hogar deben acudir forzosamente. Fuentes de la Comunidad de Madrid apuntan a que será obligatorio para cualquier persona en situación de sinhogarismo, pero las ONG piden que no se haga de esta forma. 

 

“Muchos se van a esconder”, explica una voluntaria. Estos días los trabajadores de la ONG se han dedicado a repartir bolsas de comida para varios días a las personas que aún están en la calle. “Están muy nerviosos y asustados, les intentamos explicar qué es el coronavirus y por qué no hay personas en la calle”, cuenta Julián Amigó, un voluntario que trabaja con personas sin hogar. 

Se han repartido para poder llevarles, al menos dos veces en semana un kit de comida ya que comedores y centros sociales han cerrado. 

Actividades y salas de televisión 

La UME se ha encargado de la parte logística de IFEMA, ha montado duchas, mesas de comedor y la Comunidad de Madrid ha realizado un contrato de urgencia a la entidad que lleva el Samur Social para que se encarguen allí de la atención. 

Las personas alojadas tendrán un comedor, al que podrán acceder en turnos de cincuenta, un pimpón, una zona par salir a fumar, salas con televisiones, etc. 

Además, la Comunidad enviará a las asociaciones un correo para que colaboren con las actividades del lugar. 

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?