Política

Ángel Carromero ocupó el despacho de Pío García-Escudero en Génova para pilotar la operación anti-Ayuso

Dirigentes del PP cuentan que el asesor de Almeida “no aparecía por el Ayuntamiento de Madrid y se pasaba el día con Teodoro García Egea”

El director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid, Ángel Carromero.
photo_camera El ex director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid, Ángel Carromero.

Ángel Carromero ha quedado como el chivo expiatorio del espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso. Se trata de un personaje, cargo del partido, cercano tanto a Pablo Casado como al alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez Almeida, que ocupó el despacho de Pío García-Escudero en Génova para pilotar la operación.

Apenas horas después de que se revelase la implicación de Carromero en la trama, como cabeza visible de un grupo de fontaneros al servicio de la dirección nacional del PP, el hasta ese momento coordinador general de la Alcaldía de Madrid dimitió de su cargo.

La renuncia se decantó en poco más de ocho horas. Un tiempo en el que Martínez-Almeida, primero, y Teodoro García Egea, después, insistieron en la inexistencia de cualquier operativo de vigilancia o espionaje contra Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta madrileña.

Vicesecretario electoral

El alcalde aseguró a primera hora del jueves que el propio Carromero le había negado tajantemente su participación, con el añadido de que lo cesaría si se confirmaban las informaciones. Y así ocurrió.

Carromero ejercía, desde septiembre de 2019, como director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid. Es decir, trabajaba como un alto cargo y asesor directo de Martínez Almeida en el ayuntamiento.

Su sueldo era de alrededor de 90.000 euros anuales. Además, orgánicamente era vicesecretario electoral del PP de Madrid, cargo al que llegó también en aquellas fechas.

Asalto al despacho de García-Escudero

Según cuentan a Confidencial Digital fuentes municipales, “Carromero no ha aparecido en los últimos meses por el Ayuntamiento. Se pasaba el día en la calle Génova, conspirando contra Ayuso”.

Se recuerda ahora que Ángel Carromero fue decisivo en las primarias del PP, que ganó Pablo Casado frente a Soraya Sáenz de Santamaría, porque, entre otras cosas, consiguió que le votaran los miembros de Nuevas Generaciones.

Anti Díaz Ayuso

Fuentes del equipo de la presidenta de la Comunidad coinciden en señalar a Carromero como el responsable de los movimientos contra Díaz Ayuso.

 

Hasta tal punto es así, que en Génova confirman que el asesor de Almeida había tomado por asalto el despacho de Pío García-Escudero, en la planta primera de la sede nacional, desde donde ha dirigido la operación para vetar a Ayuso como presidenta del PP de Madrid.

García-Escudero, ex presidente del Senado, presidente de la gestora regional desde la salida de Cristina Cifuentes de la presidencia, en 2018, no utilizaba ese despacho.

El fiel escudero de Pablo Casado

“Carromero es el fiel escudero de Pablo Casado desde que éste presidió Nuevas Generaciones, y, si olisquea cualquier amenaza contra él, va a por todas. Siempre ha estado a su lado y no es la primera vez que da problemas”, señalan dirigentes del PP nacional y regional sobre el asesor municipal.

El relato que dibujan desde la Comunidad, pero que confirman también algunas fuentes en Génova, es que Ángel Carromero había convencido a Casado de que Ana Camins, hoy secretaria del PP madrileño, es la candidata perfecta para liderar la liderar la formación a nivel regional, frente a Díaz Ayuso.

Entre sus ventajas estarían: tener un perfil bajo, no ostentar poder institucional, y ofrecer facilidad de ser teledirigida a la hora de confeccionar las listas para las municipales.

“Operación Carromero”

Ese plan, que desde el entorno de Ayuso denominan “Operación Carromero”, llevaría ya tiempo trabajándose, incluso antes de la aplastante victoria de Isabel Díaz Ayuso el pasado 4 de mayo, con la que nadie en la dirección nacional del PP contaba.

La llamada “tercera vía” personalizada en Camins, para evitar un posible enfrentamiento con Almeida, efectivamente ya había salido a la luz en diferentes informaciones. Y durante los últimos meses se había vuelto a transmitir ese mensaje, especialmente tras la postulación de Isabel Díaz Ayuso y a la vista de su ansia por protagonizar cuanto antes la renovación del partido.

Enfrentar a Ayuso con Almeida

Un alto cargo de la Comunidad de Madrid del entorno de Ayuso lamenta que Génova, merced a las maniobras de Carromero, haya intentado enfrentar a la presidenta con el alcalde: “Se pasan todo el año lanzando la candidatura de Ana Camins y nadie dice nada, y ahora que la presidenta se postula, dicen que no toca y enredan a Almeida, sacan la corrupción a relucir... Una locura”.

A todo esto hay que sumar la más que evidente proyección como líder nacional de Díaz Ayuso, algo que genera inquietud a Casado y su entorno, entre los que destaca el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

García Egea en el punto de mira

El terremoto en el Partido Popular de Madrid, por el espionaje a la familia de Isabel Díaz Ayuso, ha colocado al presidente del PP, Pablo Casado, en la tesitura de decidir si une su destino político al de su número dos, y persona de máxima confianza, Teodoro García Egea.

Aparte de viejas quejas contra su gestión y contra su talante, ahora el secretario general se ha convertido en el centro de las sospechas, no solo a nivel nacional sino también en toda la estructura del partido, en los niveles autonómicos y locales.

Dentro del PP, y no solamente por fuera, las sospechas sobre el espionaje a la presidenta madrileña apuntan casi unánimemente a García Egea, a través del cesado Carromero.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?