Política

Pablo Casado se da prisa en convocar a los barones para que ninguno se escape del debate sobre el futuro del PP

Las direcciones regionales fueron informadas a principios de semana de que el Comité Ejecutivo Nacional se celebrará el lunes. Tras las generales, la ausencia de Feijóo se justificó alegando motivos de agenda

Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo.
photo_cameraPablo Casado y Alberto Núñez Feijóo.

Será una reunión con todo por decidir, y en la que los resultados cosechados apenas unas horas antes marcarán el futuro del partido. Pablo Casado decidió, a principios de semana, convocar para el próximo lunes el Comité Ejecutivo Nacional del PP e informar de inmediato a los barones, para que todos estén presentes y no haya ni una sola ausencia.

El presidente del partido ha pospuesto hasta ese cónclave la elección de los nuevos portavoces parlamentarios, así como la designación de los grupos. Ha querido esperar, reconocen en Génova, porque lo que pase el domingo va a ser decisivo para cerrar esas designaciones... y saber lo que pasa con el PP a corto plazo.

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital afirman que Casado es consciente de las dudas sobre su futuro al frente del partido, y los diferentes escenarios que se manejan, en diferentes ejecutivas regionales, en función de los resultados del domingo. Por eso, quiere escuchar, cara a cara, las opiniones de sus barones, y acordar con todos la mejor solución para el PP.

Muy diferente a la reunión post-generales

En ese sentido, desde Génova 13 se espera que el Comité Ejecutivo Nacional sea muy diferente al celebrado el martes 30 de abril, dos días después de las elecciones generales en las que el PP cosechó el peor resultado de su historia.

Ese día, afirman dirigentes del PP, “todo estaba condicionado a las elecciones que teníamos a un mes vista”. Una circunstancia que, unida a una composición de la ejecutiva “totalmente favorable” a Casado, evitó críticas gruesas a la gestión del presidente.

Solo la dirigente del PP de Asturias, Mercedes Fernández, elevó algo el tono, al destacar los errores cometidos durante la campaña y señalando directamente a Javier Maroto, al que pidió su dimisión. La reacción de Casado fue apartar a Maroto, y también a Teodoro García Egea, de la coordinación de la campaña para las municipales y autonómicas.

Otro de los aspectos destacados de ese día fue la ausencia de Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta alegó la convocatoria de un pleno en el parlamento gallego para no acudir, pero algunos interpretaron su no comparecencia como un desplante a Casado.

De cara al martes, afirman las fuentes consultadas, “vendrán todos los líderes regionales”, salvo sorpresa de última hora. Y, a diferencia de lo ocurrido el 30 de abril, “todos querrán hablar, y dejarán claro qué quieren para reconducir el rumbo del PP”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?